Louis Malle fue coetáneo de la Nouvelle Vague y de directores como François TruffautJean-Luc Godard o Claude Chabrol, pero estrictamente nunca formó parte de ese movimiento que comenzó a renovar los cimientos del cine francés a finales de la década de los cincuenta del siglo XX. Transitó por un camino periférico, más personal e independiente, reflexionando a menudo sobre el peso que ejerce el pasado, sobre todo el que vivimos durante la adolescencia y la infancia. En definitiva, la muerte de la inocencia.

El 30 de octubre se cumplen ochenta años del nacimiento de este gran director y TCM Autor quiere recordarle emitiendo, durantetodos los sábados del mes a partir de las 22:30h, un ciclo con seis de sus películas más famosas y reconocidas: Adiós, muchachos,Ascensor para el cadalsoLacombe LucienUn soplo en el corazónMi cena con André y Zazie en el metro.

Louis Malle nació en 1932 en Thumeries, una ciudad del norte de Francia. Descendía de una familia noble y acomodada que hizo una gran fortuna con el comercio de azúcar de remolacha. Estudió en buenos colegios y se matriculó en Ciencias Políticas en La Sorbona, pero desde los catorce años tenía decidido dedicarse al mundo del cine. Su familia trató de disuadirlo pero finalmente, en 1950, permitieron que ingresara en el Instituto de Altos Estudios Cinematográficos de París.

Comenzó trabajando como asistente de Robert Bresson, uno de los grandes cineastas franceses de los años 40 y 50, pero en 1955 entró a formar parte del equipo de Jacques Cousteau, con el que filmó El mundo del silencio, un documental sobre las profundidades marinas que ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes. Cousteau siempre dijo que Louis Malle fue el mejor camarógrafo submarino que había tenido.

Su carrera como director de ficción se inició con Ascensor para el cadalso, un thriller policíaco protagonizado por Jeanne Moreau.Una actriz que también encabezaría el reparto de su siguiente filme, Los amantes, película que rompería muchos de los tabúes que existían sobre cómo mostrar el erotismo en pantalla.

En 1971, con Un soplo en el corazónLouis Malle fue más allá. Trató, de una forma natural y sin maniqueísmos morales, el tema del incesto entre una madre y su hijo, lo que desató una gran polémica en todo el país. Discusiones que se repitieron cuando, tres años después, estrenó Lacombe Lucien, un filme que abordaba la espinosa historia del colaboracionismo francés con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Louis Malle lo hizo sin juzgar abiertamente a sus personajes, sin emitir ningún veredicto de culpabilidad, lo que le acarreó nuevamente numerosas críticas en Francia.

En Hollywood rodó dos de sus títulos más conocidos: La pequeña, protagonizada por Brooke Shields, Atlantic City, con Susan Sarandon Burt Lancaster, pero regresó a Francia para saldar cuentas nuevamente con el pasado y filmar una de sus películas más bellas e intensas: Adiós, muchachos, una historia basada en un hecho que él mismo vivió siendo niño cuando uno de sus compañeros de internado, un chico judío, fue entregado a los alemanes durante la ocupación, delatado por otro joven.

Louis Malle murió en 1995 víctima de un linfoma. Su última película fue Vania en la calle 42, una experimental y personal adaptación cinematográfica de la obra de Antón Chéjov. En ella reflexionaba una vez más sobre el deterioro de la vida; de cómo la inocencia de la existencia se va poco a poco perdiendo y cómo la creación artística, de alguna manera, puede ayudar a mantenerla.

LOUIS MALLE

 

Sábado, 6 de octubre:

22:30h Adiós, muchachos (Au revoir les enfants, 1987) ESTRENO

00:15h Ascensor para el cadalso (Ascenseur pour l’echafaud, 1957) ESTRENO

 

Sábado, 13 de octubre:

22:30h Lacombe Lucien (Lacombe Lucien, 1974) ESTRENO

00:55h Un soplo en el corazón (Le souffle au coueur, 1971) ESTRENO

 

Sábado, 20 de octubre:

22:30h Mi cena con André (My Dinner with André, 1981) ESTRENO

00:20h Zazie en el metro (Zazie dans le métro, 1960)

 

Sábado, 27 de octubre:

16:20h Mi cena con André (My Dinner with André, 1981)

18:10h Un soplo en el corazón (Le souffle au coueur, 1971)

20:05h Lacombe Lucien (Lacombe Lucien, 1974)

22:30h Ascensor para el cadalso (Ascenseur pour l’echafaud, 1957)

00:05h Adiós, muchachos (Au revoir les enfants, 1987)

Fuente | Imago – MC

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.