Shonda Rhimes es la reina del melodrama de los últimos años en televisión. Suyas son dos series de éxito como “Anatomía de Grey” y “Sin cita previa”, ambas en emisión en FOX, cuyo secreto está en la hábil mezcla de sentimientos y en la presencia de repartos corales que funcionan como un reloj emocional.

Siguiendo esta línea, Rhimes ha vuelto a FOX con su tercera serie: “Scandal”, un nuevo melodrama, ambientado en Washington DC y teñido de intriga política, en el que las historias personales se dan la mano con secretos de estado y asuntos turbios relacionados con la administración y los intereses políticos de la capital norteamericana.

La segunda temporada de “Scandal” llega en primicia a FOX en noviembre, donde seguirá fiel a su cita los martes, a las 22.20 horas, desde el día 6 de noviembre.

La protagonista de “Scandal” es Olivia Pope, personaje encarnado por la actriz afroamericana Kerry Washington (“Sr. Y Sra. Smith”, “Django desencadenado”, la nueva película de Tarantino), cuya presencia subraya el hecho de que la también afroamericana Rhimes se haya decantado por fin por darle el protagonismo absoluto de la serie a una mujer de color. Pope, antigua directora de comunicación de la Casa Blanca, trabaja ahora por su cuenta en su propia agencia “Pope & Associates”, especializada en resolver situaciones de crisis. Pero la agencia va más allá de la pura labor de comunicación. Lo que hacen en “Pope & Associates” es lavar la imagen y evitar los escándalos de personajes influyentes de Washington. Esto ha convertido a Olivia Pope en un personaje muy poderoso, dueña de muchos secretos, pero a la vez vulnerable ante ciertas situaciones.

En el último episodio de la primera temporada, Quinn se verá implicada en una situación trágica y comprometida, Olivia y el equipo se volcarán para ayudarla: mientras, Cyrus intentará recurrir a Olivia cuando Billy Chambers haga un anuncio que sacuda la presidencia de Fitz.

En los primeros capítulos de la segunda temporada, se revelará la identidad de Quinn y cuanta más información tengan sus compañeros de ella, más se darán cuenta que puede ser su mayor escándalo. Mientras, un senador le pide ayuda a Olivia cuando su vida personal está a punto de salir a la luz y el Presidente está atrapado cuando Mellie y Cyprus le ponen en una situación muy comprometida en durante una entrevista. Además, una figura pública será pillada en una situación comprometida y Olivia y su equipo tendrán que ayudarle.

// IMÁGENES //

Fuente | FOX International Channels

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.