Carrie Mathison, agente de la C.I.A., lleva a cabo una investigación poco ortodoxa sobre las amenazas de la seguridad de Estados Unidos en Irak, hecho que provoca una grave crisis diplomática y que la inquisitiva joven sea apartada de la labor de campo. Cuando, su fuente, un iraquí condenado, le informa que un prisionero de guerra estadounidense ha cambiado de bando, Carrie está convencida de que esta alarmante información guarda relación con el regreso del sargento Nicholas Brody, desaparecido durante una misión hace ocho años. Una alerta de Inteligencia sobre la existencia de un piso franco de Al Quaeda en Afganistán lleva al alto mando a enviar a una unidad especial de los Navy Seals al lugar, donde tras matar a 13 terroristas hallan a Brody encerrado en una celda.


A pesar de que la C.I.A. aborda la situación del sargento como el regreso de un héroe de guerra, Mathison recela de la extraña sucesión de acontecimientos que propiciaron la liberación del militar y se ve obligada a saltarse el protocolo para demostrar su teoría de que Brody trabaja para Al Qaeda y que es una grava amenaza para su propio país.

| Imágenes |

Fuente | Mediset España

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.