Moonstruck ha supuesto la carta de presentación de un nuevo talento musical. Tras explorar el territorio con sucesivos adelantos en forma de vídeos acústicos, Enric Verdaguer lanzó el pasado viernes su álbum de debut, una colección de canciones que exploran un espacio intermedio entre el folk y el indie, y que confirman a este catalán de apenas 20 años como una de las más gratas propuestas musicales de este 2015. El disco ha sido muy bien recibido por crítica y público que le han llevado a situarse en el número 21 en la lista de ventas nacionales en la semana del lanzamiento y el número 4 en iTunes el día del lanzamiento.



La guitarra acústica es el santo y seña de este joven nacido en Igualada (Barcelona) en 1995, aunque fue con una eléctrica con la que empezó a practicar. Pero de aquel chaval que repetía acordes de Green Day o AC/DC al que ahora debuta con Moonstruck media un universo de seis años y toda una explosión de madurez. Gracias a sus canciones y a su talento, en 2012, con solo 17 años, Enric firmó su primer contrato discográfico con Música Global, para un disco que finalmente edita Sony Music y en el que brota la cálida inspiración de sus canciones. En ese tiempo, Enric reescribió sus temas, los regrabó y centró su repertorio en el inglés. Y se curtió como músico.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.