‘Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’ se estrena hoy como la sexta película de una saga que comenzara con mucho éxito en 2007. En esta entrega, que previsiblemente no será la última, Gregory Plotkin debuta como director.

La acción nos sitúa en el año 2013 cuando la familia Fleege acaba de mudarse de casa. Rápidamente empiezan a suceder cosas extrañas que un principio solo el padre parece percibir a través de la lente de una antigua cámara que olvidaron los anteriores inquilinos en la casa. Lejos de huir y asustarse, este padre decide investigar y tratar de contactar con el fantasma que le aterroriza, hasta que toda la familia empieza a sufrir sus consecuencias.

Capítulo a parte tiene la hija, que como ya es habitual será la única capaz de ver y hablar con este espíritu que acabará poseyéndola. Entre tanto, Kristi y Katie, las niñas de Actividad paranormal 3, aparecerán en unas aterradoras cintas de vídeo que también encuentra la familia por la casa.

Si ya el guion es del todo absurdo, más lo es el hecho de que toda la película se muestre como si los protagonistas la estuvieran grabando siempre con una cámara de vídeo (obviamente cuando te ataca un fantasma y tu hija está a punto de morir lo más importante es hacer una buena toma). Plotkin consigue con esto incomodarnos durante los 93 minutos que dura la película con constantes giros de cámara e incómodos planos que se acentúan aún más si la ves en un 3D que solo funciona en los “momentos susto”, el resto del tiempo prácticamente puedes quitarte las gafas.

Los actores, todos desconocidos, no están a la altura de las circunstancias y los sustos, que por supuesto no te producen ningún miedo, son bastante simplones. Así que si lo que buscas es una película de terror para este Halloween, te recomendamos eches la vista atrás y optes por el visionado de la primera entrega de Paranormal Activity.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.