El hotel donde Stephen King, el maestro del suspense, se hospedó durante una noche, The Stanley Hotel (Colorado, Estados Unidos), se convertirá en museo del horror. Así es como los propietarios pretenden realzar el interés del edificio.

THE STANLEY HOTEL

Este fue el hotel que sirvió de inspiración para King ya que se hospedó durante una noche en la habitación 217 y cuyas experiencias vividas (además de todas las leyendas que acompañan al edificio) le inspiraron para elaborar la historia que, en 1980, Stanley Kubrick adaptaría. El film estuvo protagonizada por Jack Nicholson y Shelley Duvall y, aunque las críticas fueron muy duras, ha conseguido convertirse en uno de los clásicos del cine de terror.



Aunque The Stanley Hotel contaba con una tienda de souvenirs y ha servido como punto de interés para celebración de eventos especiales, no le sacaban todo el partido que podían. Así que los responsables han decidido crear un espacio de auditorio, una sala de exposiciones y un lugar donde poder realizar producciones. Pero lo que realmente le dará un gran empuje publicitario será el museo dedicado al terror. Tan ambicioso es este proyecto que necesitarán más de 20 millones de dólares para llevarlo a cabo. Importantes nombres de Hollywood como los actores Simon Pegg y Elijah Wood ya se han sumado a la iniciativa y han confirmado que estarán entre los primeros directores del lugar.

ESCENA 2

Pero realmente The Stanley Hotel no fue la localización que finalmente escogió Kubrick para rodar El Resplandor. Él prefirió que los exteriores se rodaran en Ahwahnee Hotel, en California, y que los interiores fueran decorados realizados en estudios. Otras notables diferencias de la película con la novela es que Stephen King prefirió centrarse en el punto de vista del niño, mientras que en la cinta es el padre el protagonista principal. Otra diferencia argumental es que la Wendy de King es una mujer fuerte e independiente, pero para Kubrick esto era algo incoherente ya que una mujer así consideraba que era imposible que hubiera aguantado a Jack Torrance.

escena

Otras diferencias que podemos encontrar son los setos con formas de animales que cobraban vida que describe King en su novela y la idea del laberinto que finalmente recreó Kubrick debido a las limitaciones técnicas. Las famosas gemelas que aparecen en El Resplandor de Kubrick en realidad en el libro se llevan dos años. El número de habitación en el que King se hospedó realmente era el 217 pero decidió cambiarla por la inexistente 237 para no ahuyentar a los clientes del hotel.

gemelas

Aunque El Resplandor de Kubrick no se rodara allí, la novela y el filme guarden diferencias y todavía no se sepa el tiempo en el que estará lista la nueva zona de The Stanley Hotel estamos seguros que se convertirá en un hotel de culto para los fans del terror.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.