No paran. Nunca lo han hecho ni tiene pinta de que pretendan cambiar. The Wave Pictures ya tienen listo un nuevo disco: titulado “A Season In Hull”, se publicará el 12 de febrero y se trata de la primera referencia de su sello,Wymeswold Records.

The Wave Pictures

Solo estará disponible en vinilo. Podremos escuchar sus canciones en directo poco después, el 18 de marzo en Madrid (Siroco) y al día siguiente, el 19, en Barcelona (Antiga Fàbrica Estrella Damm).

Este álbum sucede al que han publicado en 2015, “Great Big Flamingo Burning Moon”, que vio la luz también en febrero, aunque en la discográfica Moshi Moshi. Lo produjo uno de sus ídolos, el polivalente Billy Childish, nombre clave del underground punk, folk, rock y pop británico.

Si miramos hacia atrás vemos que tras The Wave Pictures hay un trabajo de picar piedra y de insistencia, de constancia. Hace más de una década y media (en 1998) que plantaron su semilla. Desde entonces no han parado: redondeando, avanzan a razón de LP por año. Sin olvidar que también dan salida a gran cantidad de singles, EPs, rarezas y material oficioso. Por si fuera poco, su ritmo de directos es frenético. Sobre el escenario suenan curtidos, currados, adobados. Ratas de estudio y animales de carretera.

Con la guitarra y la voz de David Tattersall al frente, juegan a lo mismo que Modern Lovers en su día o, conjugando los verbos más en presente, a lo que luego han jugado Herman Düne yHefner, sus padrinos, a los que ya superan -aquí los descubrimos cuando nos visitaron en 2008 como banda de Darren Hayman, líder de Hefner-. No es casual que Hayman les produjese su álbum “Beer In The Breakers” (2011). Con la etiqueta del pop-rock lo-fi como afable sambenito, maduran sin perder lo mejor de sus tics amateurs. Vacunados contra la moda, siguen gamberros y socarrones, pero sonando más clásicos. Alejándose de Art Brut, acercándose a Ray Davies.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.