Vértigo films y Telecinco cinema producen “Kiki, el amor se hace” la tercera película de Paco León como director, de quien ya pudimos disfrutar su peculiar estilo de creación por primera vez en 2012 con “Carmina o revienta”.

Esta nueva película es una comedia que trata el sexo de una manera original, divertida y sin tapujos. El propio director declaraba creer que “el sexo sigue siendo la mejor manera de hacer el amor”. Y aunque la idea original no es del propio Paco León, ha podido trabajar la película a su manera, con total libertad, y asumiendo que su motivación principal es divertirse trabajando con actores a los que admira y seguir aprendiendo de la aventura cinematográfica.

“Kiki’, u otra forma de llamar a una relación sexual rápida (el conocido como aquí te pillo…”) que suele suceder de manera improvisada. Dónde y cuándo sea.

Cinco divertidas historias de amor y curiosas filias sexuales coinciden en un calenturiento verano madrileño. Dacrifilia, Elifilia, Somnofilia y Harpaxofilia son algunas de las particulares formas de obtener placer que descubren los protagonistas, pero para disfrutarlas tendrán que decidir cómo integrarlas en sus vidas. Sus sentimientos, sus miedos y sobre todo su sexualidad se transforman rompiendo tabúes, adentrándose en una etapa nueva, emocionante y libre donde no se reniega ni del placer ni del amor.

Amor, sexo y filias en un combinado perfecto de diversión durante 90 minutos de distracción absoluta de todo lo que te rodea. Y es que si algo caracteriza al cine de Paco León es  la carcajada.

Con un reparto más divertido que el argumento, si cabe, compuesto por Álex García, Natalia de Molina, Paco León, Ana Katz, Belén Cuesta, Candela Peña, Luis Callejo, Maripaz Sayago, Luis Bermejo y Alexandra Jiménez, descubrirás que cada uno tiene…bueno… “su propia forma de encontrar el placer”.
Argumento: Una pareja en busca de nuevas maneras de avivar la llama de la pasión, se encuentra con que una amiga de él desatará en ambos sorprendentes deseos ocultos con los que tendrán lidiar.

Mientras tanto, una chica tremendamente neurótica, que además de sordera padece “elifilia”, encuentra el amor de su vida gracias a una llamada de teléfono erótico.

Por otro lado, una pareja de novios “ideal” entra en conflicto cuando ella le desvela que tuvo un orgasmo involuntario mientras sufría un atraco en una gasolinera.

Paralelamente, una pareja de feriantes buscan tener un hijo, mientras ella se da cuenta de que sólo alcanza el placer máximo cuando él llora. Y para colmo, un cirujano plástico descubre por casualidad que lo que más le gusta del mundo es sedar a su mujer y rememorar todo lo que hacían antes del accidente donde ella quedó lisiada.

Alexandra Jiménez, en una entrevista concedida a “Vavel” decía: “Yo creo que lo que hace la película es colocar todas estas historias y llevarlas a la normalidad, a algo cotidiano que podría pasarle a cualquiera”. Así que, deshagámonos de los prejuicios y vayamos a disfrutar de “Kiki, el amor se hace”, a partir del 1 de Abril en cines.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.