Madrid,viernes 29 de abril. Miles de jóvenes rodean el Palacio de los Deportes a la espera de poder cumplir su sueño, el de ver a su ídolo.

Meses de espera llegaron a su final porque Shawn Mendes llegó a España con destino Barclaycard Center para ofrecer uno de los conciertos de su gira mundial. Cuando dieron las 19:30 ya se podía oír el correteo y las prisas de las fans para llegar a la entrada principal. Las puertas acababan de abrirse y los asistentes comenzaron a entrar en cuenta gotas. Primero uno. Después otro. Otro más. Y así hasta llegar a las más de 10.000 personas que agotaron la venta de entradas.

Su telonero, James TW, fue el encargado de calentar motores. Durante una hora deleitó a las fans, con su voz, interpretando canciones como ‘Sorry’ de Justin Bieber. Las agujas del reloj seguían avanzando hasta que marcaron las 20:30. Fue entonces cuando llegó el gran momento. El apagón de luces fue acompañado de un atronador grito lleno de ilusión. Ese instante en el que se empieza  a notar como los latidos de tu corazón van aumentando su velocidad progresivamente. Instante en el que no puedes parar de pensar: “Siento que va a suceder algo grande”. El show había comenzado.

Después de una breve introducción, Shawn Mendes salió al escenario para dar paso a 90 minutos de diversión y música. Empezó con ‘Something big’ y finalizó con ‘Stitches’. Pero de las cuerdas de su guitarra también se desprendieron las notas de otras canciones como ‘Never Be Alone’, ‘Air’ o ‘Work’ de Rihanna. Ya dispuestos a atreverse, el artista decidió cantar un trozo de ‘Aftertaste’, sin micrófono, demostrando de esta manera el potencial de su voz.

Sin duda alguna el de Shawn fue un concierto que ha dejado muy buenas sensaciones y hará que más de uno no pueda borrar su sonrisa.

Shawn Mendes y su armada hicieron suyo el Palacio de los Deportes.

Reportaje

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.