Sin previo aviso, sin un permiso, sin avisar. Así llegó Malú al Barclaycard Center de Madrid y nos cautivó.

La cantante madrileña llegaba a la capital para presentar el primero de los tres shows de su ‘Tour Caos‘ en Madrid y no defraudo. Sus fans esperaban desde horas antes en la calle y su espera, mereció la pena.

Un concierto con una iluminación y una puesta impecables que se conjuntaban con la impecable voz de Malú y hacían la delicia de miles de fans que llevaban esperando dos años para volver a verla en directo.

La noche empezó con ‘Cenizas’ con una Malú desgarradora enfundada en una capa dando la bienvenida a su público “¡Muy buenas noches Madrid! ¡No tengo palabras para daros las gracias por haber cumplido una vez más el sueño de esta servidora!”. “Ha sido un reto poner este show en pie, entregaros algo diferente y que esté a vuestra altura. Esta noche quiero que salgáis de aquí con fuerza, con ganas y que os deis cuenta que se puede. ¡Que los sueños se cumplen!”.

Con el público totalmente entregado continuó con ‘De vez en cuando’ para rescatar ‘Deshazte de mi’ o ‘Te conozco desde siempre’ de sus anteriores trabajos.

En su repertorio no faltaron las canciones de su nuevo álbum con sorpresas para todos. ‘Nos sobró la ropa’ fue una de ellas, cuando la cantante se entregó por completo a dos tambores derrochando talento.

‘Enamorada‘, ‘Diles‘, ‘Si Estoy Loca‘ y ‘Me Quedó Grande Tu Amor‘ dejaron claro que la jefa estaba de vuelta y dispuesta a quedarse por mucho tiempo más reinando su palacio.

Malú quiso hacerles un regalo a sus fans e invitó a Rozalén al escenario para compartir juntas ‘Ni un segundo’.

Después de una serie de canciones más acústicas, el público – ya entregado en su totalidad – se venía arriba con ‘Caos’. Del caos pasamos a la intimidad donde junto a su pianista, Malú nos regaló la mejor de sus versiones intimas de ‘Mi mundo en el aire’, ‘Ángel Caído’ y ‘Devuélveme la vida’.

El Barclaycard Center ya estaba rendido a los pies de la madrileña pero se encadenaron a ella con la presentación del siguiente tema -valga la redundancia- ‘Encadenada a ti’. “Hay canciones que desde el momento en el que las escuchas están dedicadas a vosotros y canciones que hacen que encuentre esa definición a lo que me pasa, que estoy encadenada a vosotros”, así, la presentaba.

El primero de sus tres shows había empezado fuerte y lleno de emociones, unas emociones que continuaron con sus éxitos hasta llegar a ‘Aprendiz’, una canción que lleva desnudando musicalmente durante un tiempo y que hace que tu vida cambie para siempre. Una canción en la que Malú brilla – más aún – y con ella, se reafirma el titular de “Malú es la voz indiscutible del panorama nacional”. Chapó.

Un vídeo publicado por nuriarevalo (@nuriarevalo) el

Tras presentar a su familia musical encima de los escenarios, llegaba el turno de ‘Toda’ y la lluvia de confeti y globos en ‘Blanco y negro’ para cerrar el show con el himno ‘malulero’: ‘Como una flor’ añadiendo las palabras de “Madrid, muchísimas gracias. Espero y deseo de todo corazón que lo hayáis pasado bien”. Nadie daba crédito que hubieran pasado dos horas de continuo espectáculo vocal. Todo el mundo quería parar el reloj y detenerse ahí.

Malú es esa artista que nunca se conforma con subirse al escenario, hacer el show e irse. Malú siempre quiere más y eso se nota. No quiere que la gente se lo pase bien a secas, quiere que disfrutes, que te entregues y recuerdes esa noche como la mejor. Dicen que las personas que cantan con los ojos cerrados tienen magia y te llevan a un paraíso donde compartir la pasión por la música y sus letras es el único objetivo. Malú, es de esas artistas, siente lo que canta y lo transmite. Sus letras y su voz, nos tocan por dentro, nos revuelven, por eso, con este show, Malú nos dejó con el corazón hecho cenizas. Larga vida a los directos de la madrileña.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.