En este 2016 el cantante norteamericano se ha propuesto hacernos bailar. Ya nos sacó a bailar con sus anteriores éxitos como Want To Want Me, Try Me o Get Ugly y ahora, el culpable de volver a hacernos bailar es: If it ain’t love.

Jason ha estrenado el videoclip que acompaña a la canción y en él, interpreta a un ejecutivo explosivo que hace subir la temperatura cuando acaba la jornada laboral.

No te lo pienses mas y disfruta del nuevo temazo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.