Tom Chaplin lanza su primer álbum en solitario, “The Wave” que contiene once canciones increíblemente honestas e inspiradoras compuestas por Tom, producidas por Matt Hales (Aqualung, Lianne La Havas) y grabadas entre Pasadena, California y Londres.

Es la primera vez que Tom se desliga de Keane, la banda británica de ventas millonarias y autora de grandes himnos con cinco álbumes que fueron nº1 entre los años 2004 y 2013. Su inconfundible voz protagoniza los 11 temas y fluye entre un caudal de emociones nunca antes abordadas.

Partiendo de la evocadora “Still Waiting’, Tom nos lleva por un trayecto lleno de curvas, un viaje a través de los altibajos de la vida que resulta conmovedor a la vez que inspirador. La música, la destreza vocal y la calidez absoluta de esta canción representan la esencia de este maravilloso álbum.

“Si se estableciera una línea argumental que llevase de la oscuridad a la luz en mi disco, “Still Waiting” sería el punto de mayor opacidad,” dice Tom.

Otro momento álgido es “Hardened Heart” que habla con gran honestidad acerca de algunos de los demonios con los que ha tenido que lidiar Tom.

Aunque en el álbum se encaran lugares oscuros, la emoción que lo define es la felicidad y la asertividad. “Musicalmente queríamos que “Quicksand”pisase la delgada línea que hay entre la alegría y la desesperación, mientras que el estribillo resulta sensible y motivador.” “Quicksand es una carta a mi hija” admite Tom. “Quería compartir mi experiencia. Que la vida estará llena de altibajos y que yo siempre estaré ahí si me necesita”.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.