La historia de éxito de Calum Scott no es la habitual de otros talentos recién salidos de Talent Shows. A pesar de hacer llorar a todo Reino Unido con su audición para Britain’s Got Talent, y posteriormente terminar como finalista del programa en sexta posición, el cantante volvió al anonimato sin éxito aparente.

Los medios y el público se olvidaron de él, pero Calum insistió en seguir trabajando en su pasión; la música. Con pocos recursos, decidió grabar en su dormitorio una versión del Robyn ‘Dancing On My Own’ (canción que cantó en la audición) y lo subió a las plataformas digitales que tenía a su alcance (ver aquí). La viralidad que produjo este video jamás se lo esperaba Calum Scott, y actualmente tiene una canción de éxito en los países más importantes de habla inglesa, arranca este noviembre una gira por Estados Unidos, y las buenas noticias no paran de llegar!


Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.