Que el suspense e innovación han sido compañeros de trabajo en la obra de Hitchcok no es ningún secreto. Desde una edad temprana se despertó la pasión del cineasta por el séptimo arte. Pero no fue hasta la década de los años 40 – 50 cuando su nombre empezó a sonar con fuerza.

Psicosis, PájarosCrimen perfecto, son solo algunos de los títulos que le encumbraron. De argumentos muy diversos, en todos estos filmes se encuentran algunos factores en común. Por un lado, en todas estas  películas queda patente la ambición del director británico por subrayar la relevancia del elemento visual y dejar en un segundo plano la representación del mundo real.

También era papable su especial interés en los personajes protagonistas femeninos tratándolos de convertir en seres divinos. Aunque el enfoque que se les daba a dichas figuras era bastante variado pues frente a la fascinación de los papeles de Grace Kelly nos encontramos las duras pruebas que tenían que superar otros personajes como los de Tippi Heddren.

La relación entre hombres y mujeres es otro de los ejes sobre el que el director ejecutó su trabajo. Así quedó plasmado en cintas como la ventana indiscreta o Vértigo. Del mismo modo,  era muy evidente su influencia del arte expresionista alemán debido a los años que vivió en Berlín. La vanguardia, la modernidad plástica y arquitectónica así como la utilización de técnicas cinematográficas novedosas para la época son otras de las características con las que nos topamos si analizamos la vida profesional de Hitchcock.

Entre estas técnicas  podemos destacar el efecto Schüfftan, que consiste en la interposición de un espejo entre la cámara y el actor de tal manera que cuando se proyecta una imagen se consigue recrear con fidelidad la localización real. Otra manera que tuvo Hitchcok de crear decorados fueron las maquetas como las que aparecían de manera recurrente en Atormentada.

Pero estas son solo algunas de las curiosidades que definen a este maestro del suspense. Si quieres conocer más de cerca a uno de los mitos del cine lo podrás hacer en la exposición “Más allá del suspense” que estará hasta el 5 de febrero en la Fundación Telefónica.


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.