La bella durmiente en su estilo más moderno llega al teatro Apolo para representar nueve  funciones con las que pretende dar un giro radical al tradicional cuento al que estamos más que habituados. A través de un acercamiento a la cultura y a la sociedad actual, y por medio de pequeñas modificaciones en la trama que en un comienzo parecen indiferentes, las compañías Barabú Producciones y ToyProducciones se proponen cambiar la moraleja de esta historia a la vez que conquistar al espectador usando como herramientas principales el color, la música y la imaginación.

Destaca una música de lo más actual, que abarca desde canciones pop hasta el góspel, sin perder el toque infantil que consigue llenar de inocencia a la obra. Lo acompaña una escenografía fantástica a la vez que sencilla que te hará sumergirte de lleno en  un reino mágico, muy lejano y muy cercano al mismo tiempo. A todo esto se suman las marionetas y el original vestuario que conseguirá que obra se convierta en una experiencia inolvidable desde el mismo comienzo. El responsable último de todo esto es el director de escenografía David Pizarro.

El guionista y director de la obra es Jesús Sanz Sebastián. Este dramaturgo y director artístico licenciado en Comunicación Audiovisual realiza giras tanto nacionales como internacionales en diferentes proyectos, como por ejemplo Forever. King of pop, un musical homenaje a Michael Jackson. Además trabaja, como en esta ocasión, en adaptaciones de diferentes películas y series Disney.

En cuanto a los actores, nos encontramos ante no muy conocidos pero auténticos profesionales del teatro musical. Seis intérpretes que conseguirán hacernos reír, bailar y emocionarnos con sus espectaculares voces. Sus nombres son Paula Moncada, Rafael Bueso, Natan Segado, Marina Agapito, Yolanda Altabert y Cristina Gallego.

¿Cuándo empezó todo?

La bella durmiente es un cuento de tradición popular transmitida de generación a generación de forma oral. La versión quizá más famosa es la del escritor francés Charles Perrault, en ocasiones influida por elementos característicos de la historia que narran los Hermanos Grimm. Quizá fue a partir de la versión cinematográfica, de manos de Walt Disney Pictures en 1959, cuando este cuento comenzó a ser conocido a nivel mundial. En la actualidad esta obra ha sido versionada en numerosas ocasiones, además de haber inspirado películas como Maléfica, del director Robert Stromberg y en la que destaca la presencia de Angelina Jolie, que fue estrenada en 2014 con el objetivo de dar otro enfoque al personaje protagonista, que se convierte no solo la villana sino también la heroína de la trama.

Suponemos que este musical ha bebido en gran medida de todas estas creaciones, ya que la trama se mantiene aparentemente fiel a la versión Disney, aunque este montaje acabará convirtiéndose en una obra verdaderamente crítica y rompedora con las versiones anteriores, poniendo como punto de mira el respeto a las diferencias y cuestionando los verdaderos antagonistas de la trama. Se trata, por tanto, de un musical familiar moderno y divertido muy recomendable para todos aquellos que estén cansados del cuento tradicional y deseen contemplar una nueva perspectiva. Podrás visitarlo del 12 de noviembre al 8 de diciembre los sábados a las 16 h. y los domingos o festivos a las 12 h.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.