La partida llegó al teatro Fígaro  el pasado 17 de noviembre con el objetivo de hacer reír y, sobre todo, hacernos reflexionar sobre la vida misma. Una obra escrita y dirigida por Óscar Sanz Cabrera que narra la historia de tres amigos los cuales tienen que hacer frente a los problemas y desafíos de la cotidianidad contemporánea. Los actores que interpretan a estos personajes son Juan Lopez-Tagle, Alfonso Mendiguchía y Jorge Cabrera. Tras sus exitosas representaciones en el teatro Lara se proponen seguir conquistando al público madrileño a través del humor, la exageración y la ironía.

La vida es como una partida de póker. A veces hay que arriesgarse y hacer a la gente creer que tienes la jugada de tu vida… cuando en realidad no tengas ni una pareja.” Ese es uno de los mensajes que quieren trasmitir al espectador con este proyecto.  La historia se sitúa en una pequeña y austera casa en la cual se reúnen una vez al mes los protagonistas de la obra para jugar a las cartas. Sin embargo, este solo constituye el marco teatral sobre el cual transmitir un mensaje de mucha mayor profundidad. A través de escenas en la que el espectador es testigo de la vida cotidiana de los personajes se pretende poner sobre la mesa los defectos y manías, los intereses y, en definitiva, la incoherencia humana tan presente en nuestra realidad.

Cabe destacar el excelente trabajo en la elaboración de los personajes. Los que aparentemente parecen ser estereotipos de personas acaban convirtiéndose en seres mucho más complejos y difíciles de comprender, reflejo de la realidad en la que vivimos. Además, a través de una historia simple se consigue poner en cuestión y hacer pensar al espectador sobre distintos temas que solemos dar por sentados. Así, podemos percibir una clara crítica a aquellos que entienden la amistad como algo superficial y forzoso que mantienen por la necesidad de sentirse escuchados aunque ellos nunca prestaron atención a los demás.

En definitiva, La Partida es una comedia familiar fiel a su estilo que busca suscitar nuestro lado más humano a través de una historia con la que poder identificarnos. Se trata de una narración para todos los públicos dirigida a aquellos que deseen ser testigos de lo absurdo de la vida de unos personajes que se asemejan mucho más a nosotros de lo que en un principio puede parecer. Una obra crítica capaz de captar la atención tanto de aquellos que deseen pasar un buen rato como de los que les guste ir más allá y pensar en el verdadero mensaje que esconde.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.