Elton John no decepcionó, como era de esperar, en su primera visita a Starlite, en la que colgó el cartel de “sold out”. Un abarrotadísimo auditorio arropó a la leyenda viva de la música y disfrutó de la magia que desprende el artista en la octava jornada del Festival. El británico deleitó al público con temas de su último disco “Wonderful Crazy Night”, el 33º de su carrera, e interpretó las canciones más míticas de su discografía como “Candle in the wind”.

El auditorio de Starlite acogió con verdadero entusiasmo a Sir Elton John. Tan pronto pisó el escenario, una sonora ovación lo acompañó hasta que se sentó en su piano y arrancó los primeros acordes de “The bitch is back”. Después le sucedieron temas como “Bennie and the Jets” y “I gess that’s why they call it blues”, entre otras.

Elton John, demostrando por qué es uno de los solistas más vendidos del mundo (250 millones de discos lo avalan) no cesó de interactuar con su entregado público, al que dedicó guiños de complicidad animándolo a bailar y a corear sus canciones, como “Rocket man” y “Your song”.

El artista británico tenía reservada su vertiente más rockera para el final del show, con las interpretaciones de éxitos atemporales como “I’m still Standing”, “Crocodile Rock”, “Your sister can’t twist (but she can rock ‘n roll)” o “Saturday night’s alright for fighting”.

Elton John quiso homenajear en Starlite a su amigo George Michael, recientemente fallecido, con la canción “Don’t let the sun go down on me”, lo que emocionó a todo el auditorio.

La de anoche fue sin duda una de las citas estelares que siempre brillarán en el firmamento de este Starlite 2017.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.