¿Cómo acertar al elegir el restaurante en el que celebrar una cena con amigos? ¿Hay algún truco para quedar bien con todos? ¿Cuál es el número máximo de personas que debe haber sentadas a una mesa? David Monzón, de Bendita Locura Coffee & Dreams, nos responde a estas y otras dudas y nos explica por qué su restaurante es un clásico para este tipo de celebraciones.

Durante estas fechas se multiplican los compromisos y es fácil que descuidemos un poco las celebraciones con los amigos más cercanos. Es evidente que las cenas de empresa y las citas familiares son un must en nuestro calendario, pero no por ello debemos dejar pasar la oportunidad de reunirnos con aquellas amistades con las que nos sentimos más a gusto y hacerlo además, de una manera saludable, esquivando incluso aquellos platos más pesados que ya vendrán con la Nochebuena, Navidad y Año Nuevo.


Bendita Locura 1


Elegir siguiendo unas pautas…

 

  1. Ambiente cercano y acogedor, que invite a la conversación. Está claro que acudir a un restaurante no es igual que estar en casa, pero elegir un lugar cómodo y agradable, es el primer paso para que todos los invitados se sientan como si lo estuvieran. “Una luz tenue, una música agradable y no muy alta y espacio suficiente para que no nos molesten, son requisitos imprescindibles”, nos explica David, quien además añade que una temperatura adecuada es algo a lo que no se da importancia, pero es clave para que nadie quiera salir corriendo.
  2. Platos para todos los gustos. Cuando quedamos con mucha gente es imprescindible que la carta sea variada y pueda ajustarse a todos los gustos: desde platos ligeros como ensaladas o cremas, hasta algo más contundente a base de carne o hidratos. “Pero hay que ir un poco más allá. Hay que tener en cuenta que no a todo el mundo le gusta el picante, las especias, el queso o los frutos secos, por ello hay que hacer una selección de restaurantes que tengan una oferta variada capaz de adecuarse a todos los paladares”. En Bendita Locura, por ejemplo, “ofrecemos ensalada de manzana y otra de quinoa para los que prefieren algo ligero, una carrillera de ternera o unas hamburguesas para los que gustan de cenar más fuerte o una musaka y un tajine para los amigos de lo exótico”, añade David.
  3. Precio asequible. Hay que pensar que no todos disponemos del mismo presupuesto y ajustarnos a todos los bolsillos es uno de los puntos más importantes para acertar en nuestra elección.
  4. No más de ocho personas: “Muchos manuales de protocolo dicen que sentar a más de ocho comensales en una mesa hace que la conversación tenga varios focos y que sea muy difícil que todos participen de los mismos temas”, asegura David.

Siguiendo estos sencillos consejos es imposible no acertar en nuestra elección de restaurante y quedar como el organizador perfecto.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.