El aroma a pan recién hecho, a café molido, a chocolate y mantequilla, dan la bienvenida a los nuevos establecimientos que levaduramadre ha inaugurado en Madrid. La tradicional panadería artesana ha evolucionado para convertirse en un cosmopolita y acogedor coffee bakery que conserva el gusto por los productos artesanos, preparados con mimo a partir de materias primas naturales, orgánicas y de la máxima calidad. Con dos coffees, dos tiendas, un obrador propio y varias aperturas próximas, levaduramadre se ha hecho mayor sin perder un ápice de su esencia.

“Hacer las cosas ordinarias extraordinariamente bien” es el leitmotiv que Moncho López, alma mater de levaduramadre convirtió en la seña de identidad de la cadena de panaderías madrileña que en sus apenas 10 años de vida, se ha convertido no sólo en un referente del sector, sino en una parada obligatoria para todos los amantes del pan.

Partiendo de estos conceptos, han creado unos acogedores, contemporáneos y sostenibles coffee bakery que ofrecen no sólo pan de calidad, sino aromáticos cafés e infusiones, dulces artesanos y productos salados que le dan una vuelta a la tradición para convertirlos en tentadores y sofisticados bocados, perfectos tanto para picar entre horas como para dejarnos satisfechos a mediodía.


levaduramadre quiches


Dulces y salados

Aunque el pan es el protagonista indiscutible en levaduramadre, podemos también encontrar tentadores dulces preparados a diario siguiendo su receta tradicional, para conseguir el sabor de siempre, con productos eco, orgánicos y naturales trabajados a mano, uno a uno, como crujientes croissants con un intenso sabor a mantequilla, cookies al más puro estilo americano o tiernos y gigantes muffins, perfectos para el desayuno de los más golosos, y generosas tartas ideales para una merienda entre confidencias…

Y para los que prefieren el salado, empanadas caseras elaboradas con una masa fina y crujiente y rellenos gourmet para todos los gustos, vegetales de baba ganoush o pisto, de pescado con brandada de bacalao o bonito con tomate o de carne/pollo. También quiches preparadas con una receta propia entre las que destacar la tradicional lorraine o la de manzana, zanahoria y cebolla roja, tan cremosas y ligeras que te harán preguntarte cómo demonios consiguen esa textura tan sutil. Además, cuentan con bocadillos preparados, como no podía ser de otra forma, con el increíble pan de su obrador y para acompañarlos, deliciosas cremas de verdura o ensaladas.

Junto a ellos, zumos naturales exprimidos al momento, el yogur con muesli, sus aromáticos cafés o la cuidada selección de infusiones que convertirán una visita a levaduramadre en el momento perfecto del día. Un oasis urbano en el que relajarse y disfrutar rodeados de aromas y sabores tan delicados como evocadores, un placer para los sentidos en el que deleitarse y olvidarnos del ajetreo del día a día.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.