Si nos hemos pasado con el roscón y comido en exceso estas navidades, es el momento de recuperar hábitos saludables. Tales como ampliar el tiempo dedicado al deporte o volver a esa dieta que tanto nos cuesta seguir. Entre cuyos alimentos no debería faltar nunca la berenjena, una verdura con gran cantidad de agua que ayuda a saciarnos. Mejora nuestra circulación sanguínea y reduce el tan temido colesterol, entre muchas otras propiedades.

Por su gran contenido en agua (93%) y su prácticamente nulo aporte de proteínas y calorías, las berenjenas son muy usadas para adelgazar. Buenas para la piel y excelente fuente de antioxidantes, comer berenjenas con frecuencia es además sumamente positivo para nuestra digestión. Aumentan la producción de bilis.

Si no nos gustan, hagamos como que no están

Esto es un clásico y solemos hacerlo a menudo con los niños, disfrazar la comida cuando hay verduras o algo que no suele gustarles. La berenjena no es ninguna excepción tampoco entre los adultos, con seguidores y detractores casi por igual. Por ello, una buena musaka es siempre una atractiva manera de presentar berenjenas en el plato. Así como rebozadas en huevo y pan rallado.

Este mes de enero, la cadena de hamburgueserías Timesburg ha lanzado su nueva hamburguesa disponible en sus establecimientos hasta el día 31: La Melanzane. Se mezclan la berenjena con el parmesano, la olivada negra y deliciosos tomates cherry confitados, junto a mayonesa de albahaca, rúcula y por supuesto, carne 100% ecológica.

Plato típico de Sicilia

Su nombre italiano viene de un plato típico de la región de Sicilia donde se hace acompañar de salsa de tomate y otros quesos como el pecorino o la mozzarella. La berenjena también puede degustarse en empanadas. Caso de las que elaboran artesanalmente en el obrador de Levadura Madre, siendo las de baba ganoush las más demandadas, contrastando el crujiente de la masa con la ligera crema de berenjenas de su interior.

15 beneficios que convierten a la berenjena en un “superalimento”

  1. Alto contenido en minerales como el fósforo, el potasio o el hierro y en vitaminas A, B1, B2 y C
  2. Combate el insomnio
  3. Previene la aterosclerosis
  4. Nos aporta gran cantidad de fibra soluble (2,5 gr de fibra por 100 gr de berenjenas)
  5. Se recomienda en personas con problemas de hipertensión por su bajo contenido en sodio
  6. Protege el hígado, es digestiva y diurética
  7. Su piel y semillas contienen sustancias químicas que contribuyen a mantener el colesterol en niveles óptimos, inhibiendo su síntesis en el hígado y evitando que se oxide y adhiera a las paredes arteriales.  
  8. Ayuda a controlar el azúcar
  9. Es apropiada para diabéticos porque contiene muy pocos hidratos de carbono y mucha fibra, lo que reduce la velocidad de absorción de los azúcares de otros alimentos, así como sustancias que ayudan a mantenerlo bajo control, como la trigonelina.  
  10. Reduce la presión arterial, ya que facilita el trabajo del corazón y apoya la función eliminadora de los riñones.  
  11. Es buena para el sistema nervioso gracias a la presencia de vitamina B6, B1 y magnesio en cantidades significativas, reforzando y mejorando el estado de ánimo. Además protege al cerebro al contener nausina, un ácido fenólico que ayuda a las membranas de las neuronas, combatiendo diversos trastornos de tipo nervioso.
  12. No es contraproducente en embarazadas, pues su alto aporte en vitamina B6 previene la diabetes gestacional y alivia las náuseas.

Fotografías de platos con Berenjenas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.