La escena con la conmovedora canción de cuna ‘Baby Mine’ fue quizás el momento más memorable en la clásica película de Disney “Dumbo”. En medio de momentos conmovedores entre madre e hijo, la canción contó con música del compositor Frank Churchill y letras de Ned Washington. ‘Baby Mine’ fue nominada a un Oscar® a la mejor canción original.

Según Mitchell Leib, presidente, música y bandas sonoras de Walt Disney Studios, él y los cineastas querían crear una versión de ‘Baby Mine’ para el final de la versión en vivo de Burton que era tan artística e interesante como la propia película. “No es una ambición fácil de lograr”, dice Leib. “Arcade Fire era una banda que había perseguido a lo largo de los años, pero esta vez tuve a Tim Burton. Le presenté la idea a Tim y a su productor Derek Frey, y resultó que Arcade Fire es uno de los artistas favoritos de Tim. El resto es historia.”

Leib dice que el resultado final fue perfecto. “Una versión brillante, nueva, interesante, artística y muy original de ‘Baby Mine’ ahora reside al final de nuestra nueva acción en vivo ‘Dumbo'”.

Una conexión muy personal con la película

Win Butler de Arcade Fire tiene una conexión muy personal con la película animada. “Hay una escena con una locomotora en el ‘Dumbo’ original que usa un instrumento llamado Sonovox que mi abuelo Alvino Rey hizo famoso en la década de 1930”, dice Butler. “Cada vez que veía la película pensaba que era él. Cuando nos pidieron que hiciéramos el [final de la versión de ‘Baby Mine’], inmediatamente conseguí todas las guitarras antiguas de mi abuelo y quise tocarlas en la canción. Mi madre toca el arpa en la pista, mi hermano el theremin, mi esposa [Régine Chassagne] canta y toca la batería, e incluso tocan el triángulo, al igual que el resto de nuestra “familia” en Arcade Fire. Siempre pensaré en personas que tanto aprecio y que son ‘tan valiosas para mí’ al escuchar esta canción. Escuchad el cameo del famoso Sonovox de mi abuelo Alvino al final”.

Régine Chassagne de Arcade Fire dice que la canción y la película son tan relevantes hoy como lo fueron hace unas dos décadas. “Es una historia que necesitamos contar de nuevo”, dice ella. “Mucho ha cambiado desde 1941, y todavía estamos en esa búsqueda para permitir que todas las personas acepten y celebren quiénes son en este planeta”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.