Si unimos las palabras Pablo López y firma, el éxito parece prácticamente garantizado. Algo que pudimos comprobar este mismo miércoles 10 de junio en Madrid. La capital, concretamente el espacio Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao, se llenó de música, de emoción y de ese aura mágica que siempre rodea al malagueño. Todo ello para recibirle con los brazos abiertos en una firma muy especial en la que, además, los asistentes pudieron disfrutar de su arte y de su voz. 

Con motivo de la presentación de su nuevo CD DVD, ‘Camino fuego y libertad’, el cantante está recorriendo la geografía española, reuniéndose con sus seguidores más incondicionales y acercándoles su último trabajo. En él, todos podemos disfrutar de su concierto en Barcelona dentro del marco del Tour Santa Libertad, el cual fue grabado y se incluye en este novedoso lanzamiento. 

Fotografía: Ana Markez

El directo es uno de los puntos fuertes de Pablo López, y sus seguidores lo saben. Por eso, han sido muchos los que no han dudado a la hora de hacerse con este ‘Camino fuego y libertad’, como tampoco lo hicieron a la hora de desplazarse hasta la céntrica plaza de Callao este miércoles. Como ya hemos mencionado, el espacio Ámbito Cultural de El Corte Inglés se convirtió en un ir y venir de fans que no sólo tuvieron la oportunidad de llevarse su ejemplar firmado y de compartir algunas palabras con el cantante, siempre atento con ellos, sino que también pudieron escucharle en directo

Antes de comenzar con la firma en sí, el malagueño se sentó al piano y, en riguroso directo, interpretó el que quizá sea ya su tema más icónico: ‘El Patio’. Junto a él, las voces de todos aquellos que acudieron a su llamada también corearon sus versos en una actuación emocionante y con el sello inconfundible de Pablo López, que dejó con ganas de más a todos los presentes. Fueron ellos mismos los que pidieron que continuara, que se dejara llevar un poco más por su música y les brindara una segunda actuación, pero él, consciente de la enorme cantidad de asistentes que se había acercado a la firma, pidió disculpas, le robó tiempo a su arte y se lo regaló a los fans, a los que empezó a recibir uno a uno. 

Fotografía: Ana Markez
Fotografía: Ana Markez

A partir de ese momento, todo fueron abrazos, palabras de cariño recíproco, dedicatorias, fotos y muchas sonrisas. Lo que en un inicio era una interminable fila de nervios y tensión se convirtió en un desfilar de rostros de felicidad y gratitud, los cuales dejaban en evidencia la importancia de un pequeño gesto como una firma o una sonrisa cómplice, así como el efecto de Pablo López, su música y su cercanía en todos sus seguidores.

Con la firma de Madrid, el malagueño cierra, por el momento, su recorrido por la geografía española presentando ‘Camino fuego y libertad’. Y comienza un nuevo verano de música y magia. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.