Han pasado unos días desde el lanzamiento de ‘Amargo Amor’, primer single en solitario de María Escarmiento desde su salida de ‘OT 2018’, pero el debate sigue activo. Hay quien habla de la canción como de un absoluto timo, mientras que otros se inclinan por la fantasía y por la apuesta por un sonido nuevo, propio y original. Una división completa entre el fandom, que ha provocado que la canción de la madrileña sea analizada al más mínimo detalle. Y nosotros nos hemos sumado a ese análisis. 

Hay algo indudable: ‘Amargo Amor’ suena a María. No podemos pensar en otra artista cuando escuchamos este primer single, ni siquiera en Bad Gyal, con quien muchos han tratado de compararla. El sonido es completamente suyo, tiene su sello, y eso es algo de lo que pocos cantantes pueden presumir, especialmente en la actualidad, cuando la globalización nos ha empujado a que todos sigamos las mismas tendencias en busca de encajar, de formar parte de algo grande y, por supuesto, de triunfar. 

María Escarmiento se ha salido de ese torbellino y nos ha presentado una propuesta diferente, incluso extravagante, lo que ha provocado esas reacciones contradictorias en el público. En lo que sí parece estar todo el mundo de acuerdo es en que, pese a lo diferente y a lo bizarro, la base del tema es de las más pegadizas que hemos escuchado en estos últimos meses. Llega con la firma del productor Merca Bae, quien pensó que casaría con la artista y no se equivocó. 

La letra, sin embargo, ha salido del alma de la propia María. Este es probablemente el punto que más discrepancias ha generado. Hablamos de una letra explícita, de una letra sin metáforas y sin complicaciones, clara como el agua, y en la que no hay rimas demasiado rebuscadas. Pero también una letra que entra rápido y se queda, como la de ese estribillo que te encontrarás tarareando sin darte cuenta. Quizá haya quien esperase algo más profundo, pero este ‘Amargo amor’ es de lo más auténtico que hemos escuchado, una fantasía con sello propio. 

En cuanto al videoclip, la estética ochentera y casi esotérica encaja a la perfección con la oscuridad del tema, aportando un misterio casi hipnótico. La figura de Maria, seria y casi hierática en algunas ocasiones, contrasta con la inmensidad de paisajes que nos trasladan a otras épocas y a historias bastante negras y decadentes. El cierre perfecto para este circulo que es el lanzamiento de su primer single, en el que ha dejado claro que va a seguir sus propios pasos, que su sello va a estar siempre presente y que no busca gustar a costa de todo. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.