Llega una nueva entrega de Comedias Románticas Que Merecen La Pena; así, en mayúsculas. Después de repasar mis títulos favoritos, aquellos en los que me apoyaré siempre, algunos que recomendaré hasta la saciedad, me he adentrado en el amplio, fascinante y complejo mundo de las comedias románticas. El resultado: otros 10 títulos que pueden unirse a la lista.

En esta segunda fase de mi investigación, he descubierto tres cosas: un elemento absurdo en cada película, que no me suele gustar el final de éstas y que mi impresión de un intérprete en concreto puede cambiar si le dan el papel adecuado (véase película nº2). Con estas notas preliminares, empezamos el repaso.

10 razones para odiarte (1999)

Las hermanas Stratford son muy distintas. La guapa y popular Bianca (Larisa Oleynik) nunca ha salido con un chico, pero lo está deseando, y Kat (Julia Stiles), su hermana mayor, es arisca y con mal genio. El problema es que el padre de ambas no deja que Bianca tenga novio hasta que Kat no decida darle también una oportunidad al amor.

El recuerdo que tenía de ’10 razones para odiarte’ era muy bueno, y puedo confirmar esas buenas primeras sensaciones. Es un gustazo ver a intérpretes como Heath Ledger o Joseph Gordon-Levitt, y solo por el buen rato que pasas viéndola merece la pena. Es una interpretación de ‘La fierecilla domada’, de William Shakespeare’, y tiene un encanto especial que ha conseguido que se conserve en la memoria de todos de esta manera: con buenas sensaciones.

50 primeras citas (2004)

Henry Roth (Adam Sandler) es un biólogo marino de Hawaii que se pasa la vida inventando excusas para no comprometerse con las chicas, todas turistas, con las que sale. Todo cambia cuando conoce a Lucy Whitmore, por quien siente una atracción real e irrefrenable de inmediato. Su primera cita va a la perfección, ¿el problema? Cuando Lucy se levanta por las mañanas, no recuerda absolutamente nada de lo ocurrido el día anterior, por lo que se olvida de Henry esa misma noche. Él se enfrenta entonces a un conflicto: tiene que reconquistarla cada día.

Con ’50 primeras citas’ descubrí dos de los puntos principales que menciono arriba: no me suelen gustar los finales de las comedias románticas, y es increíble lo mucho que ha cambiado mi visión de Adam Sandler al ver esta película. Al margen de esto, ’50 primeras citas’ es una de las mejores que he visto, trata un tema importante nada reflejado en el cine, tiene mucho de comedia y los dos protagonistas, Sandler y Drew Barrymore, están tan naturales que lo vuelven todo más sencillo. Recomendada.

Serendipity (2001)

Jonathan Tragar (John Cusack) y Sara Thomas (Kate Beckinsale) se conocen una Navidad de compras en Nueva York, cuando chocan por querer llevarse el mismo par de guantes. Ambos tienen pareja, pero la conexión es tan real que no pueden evitar pasar el día juntos. Jonathan siente algo muy fuerte y quiere seguir adelante, pero Sara cree que no es el momento y le insiste en que tenga fe en el destino. Si son la persona del otro, sabrán cómo volver a encontrarse. Unos años después…

Si eres de los que creen en la fuerza del destino, como ya cantó Mecano, mejor que no veas ‘Serendipity’ o correrás el peligro de obsesionarte con las señales (de momento, yo lo estoy llevando bien, pero no prometo nada). Esta tierna película gira en torno a los accidentes y la existencia o no de las casualidades, tiene unos diálogos interesantes y plantea la acción de tal manera que es inevitable estar atento de manera constante, porque nunca sabes qué puede suceder.

Algo para recordar (1993)

Tras la muerte de su esposa, Sam Baldwin (Tom Hanks) se encuentra muy abatido. Su hijo Jonah, convencido de que su padre necesita una mujer que le devuelva la alegría, llama a un programa de radio para contar su historia, el día de Navidad, y buscar una pretendiente. Miles de mujeres escuchan sus palabras y una de ellas, Annie Reed (Meg Ryan), se queda prendada de la figura de Sam Baldwin, que le hace plantearse su inminente matrimonio.

Recordaba muy difusamente esta película, así que la he disfrutado mientras desbloqueaba recuerdos que consideraba olvidados. ‘Algo para recordar’ es agradable y sentimental, y la pareja protagonista está de fábula. Con Tom Hanks me ha pasado algo: siempre le he considerado buen actor, de qué otra manera se puede entender el momento cinematográfico actual, y resulta que también es un buen actor de comedia romántica, si se me puede entender. Meg Ryan es perfecta, qué otra cosa puedo decir. Me ha gustado.

Kiki, el amor se hace (2016)

Cinco historias de amor y sexualidad se abren paso en un caluroso verano en Madrid.

Ya había visto esta deliciosa propuesta de Paco León, una comedia fresca, atrevida, con personalidad y mucha vida, y qué bien sienta volverla a ver. Es una comedia, pero no deja de ser un relato del amor contado desde una perspectiva diferente, y también del sexo, cuyo papel en las historias relatadas es fundamental. Perfecta para cualquier tarde, verano o no.

Cómo perder a un chico en 10 días (1989)

Andie Anderson (Kate Hudson) es una periodista que debe escribir un reportaje sobre las cosas que las mujeres hacen sin querer y que provocan la ruptura con sus parejas. Cuenta con tan solo diez días para ello, y ni siquiera le interesa el tema; ella quiere escribir de política. Como su jefa le reclama el artículo, decide basarse en un experimento personal para escribirlo, para lo cual elige a un susodicho al que enamorar para después tener comportamientos y actitudes que le alejen de ella. El elegido es Benjamin Barry (Matthew McConaughey), un empresario que espera un ascenso y que, sin que ella lo sepa, también necesita de Andie: acaba de apostar que es capaz de enamorar a una chica en solo diez días.

No estaba nada, nada, convencida de esta película. El título no me llamaba la atención ni tampoco la premisa; basarse en apuestas y derivados varios no me parece la mejor manera de empezar una relación, y no me gusta verlo en pantalla porque jamás podré llegarme a sentir identificada de algún modo. Sin embargo, en fin: como comedia romántica, funciona. Me he reído en varias ocasiones y me ha dejado esa sonrisilla típica que se te queda cuando ves una película de este estilo. Además: qué pareja tan bonita estos dos.

La cita perfecta (2019)

Brooks (Noah Centineo) es un joven estudiante cuyo máximo deseo es ir a la universidad de Yale. Para conseguir dinero para pagarse sus estudios y otros caprichos, crea una aplicación en la que él es el principal producto: se ofrece como acompañante de mujeres para toda clase de eventos, en los que va interpretando los papeles que le van reclamando. Brooks está muy satisfecho con sus ingresos, pero tal vez su nuevo puesto le haga perder su verdadera identidad y a la única chica con la que tendría una cita sin aplicaciones de por medio.

Voy a ser completamente sincera: he visto esta película única y exclusivamente por Noah Centineo. Este muchacho, que Netflix ha tomado entre sus filas para no soltarle, tiene algo en la mirada y en la sonrisa que me lleva a pensar que podría protagonizar todas las comedias románticas de los próximos treinta años. Por el camino, me he encontrado una película simpática que constituye un buen entretenimiento y que además te puede hacer pensar en el valor de ser uno mismo, y de dar importancia solo a lo que de verdad es importante.

Tenías que ser tú (2010)

Anna Brady (Amy Adams) es una exitosa joven que lleva una vida rutinaria, pero de éxito, junto a su pareja. Siempre esperando que le pida matrimonio, decide ser ella quien finalmente se lance. Para ello, viaja a Irlanda, con el objetivo de estar en Dublín el 29 de febrero, pues según una antigua tradición es el día en que las mujeres pueden pedir matrimonio a los hombres. Su novio, un cirujano de gran valor, se encuentra en una conferencia. Todo parece perfecto, pero el viaje de Anna se complica desde el primer momento y tendrá que compartir camino con Declan (Matthew Goode), un irlandés antipático con el que tal vez aprenda algunas cosas sobre la vida.

Tres razones para ver esta película. En primer lugar: Irlanda, porque todo lo que esté ambientado en este bello país y nos ofrezca algunas imágenes del mismo merece la pena ser visto. En segundo lugar: Amy Adams, y no creo que se necesiten más explicaciones en este punto. En tercer lugar: Matthew Goode, que puede enamorar a cualquiera con esos ojos incluso aunque este no sea, ni de largo, su mejor papel. ‘Tenías que ser tú’ es una comedia romántica al uso, con puntos absurdos y escenas imposibles, que sin embargo te saca esa sonrisilla.

Novia a la fuga (1999)

Ike Graham (Richard Gere), redactor de un periódico de Nueva York, decide tomarse una temporada de desconexión en su rincón favorito. Sin embargo, las vacaciones no duran demasiado: allí se entera de la historia de Maggie (Julia Roberts), una joven que no deja de comprometerse con hombres con los que luego no puede casarse. Ike decide escribir sobre el caso, sin imaginar todo lo que vendrá después.

No podía continuar con mi investigación sin ver esta película. Insisto: no podía. Julia Roberts y Richard Gere son dos nombres obligatorios en este género cinematográfico, de alguna manera inventaron muchas cosas y hay que ser fiel a los primeros maestros. ‘Novia a la fuga’, sin ser la mejor comedia romántica del mundo, es necesaria. Y no está nada mal.

Pretty Woman (1990)

No quería, pero también tenía que. No puedo compartir el argumento de ‘Pretty Woman’, pero negar su influencia en el género es negar el género mismo. Esta película es un cuento que sin duda tenemos que empezar a rechazar por todo lo que supone, pero como comedia romántica no tiene comparación. Comparte director, Garry Marshall, y protagonistas con ‘Novia la fuga’; la anterior, de hecho, fue una especie de reclamo del público tras el éxito de ‘Pretty Woman’. Es un clásico. Si hace unos días hablaba de ‘Notting Hill’ como una película que ha envejecido muy bien, no puedo decir lo mismo de esta propuesta, pero es un clásico. Eso sí: no volvamos a romantizar algo así, porfa.

Más Comedias Románticas Que Merecen La Pena

Sobre El Autor

Periodista. Escritora. Feminista. Se me da bien enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Marvel, Tolkien, ASOIAF y más. Libros, cine, viajes.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.