Miguel Ángel Silvestre aceptó la difícil tarea de ponerse en la piel de Pablo Ibar para ‘En el corredor de la muerte’. Es difícil porque, como él mismo ha explicado durante la presentación de la ficción en el FesTVal, el papel traía consigo una enorme responsabilidad. En primer lugar, la responsabilidad de formarse una opinión firme sobre un asunto complicado como es la condena a Pablo Ibar y todo lo que conlleva: la pena de muerte, la fiabilidad del sistema judicial o la situación de las personas de habla hispana en Estados Unidos.

Ha sido satisfactorio escuchar a Miguel Ángel reflexionar sobre estos asuntos, y comprender el proceso que siguió hasta llegar a esa opinión firme que necesitaba antes de lanzarse a construir el personaje. Apoyándose en el libro escrito por Nacho Carretero, en conversaciones con el periodista y con el equipo que rodea a la ficción, Miguel Ángel puede hablar con seguridad de la inocencia de Pablo Ibar y de su rechazo a la pena de muerte.

Al tener oportunidad de hablar con el actor, nos interesaba mucho conocer qué lecciones se ha llevado de un papel que ha afectado, de manera evidente, a su vida. Y ese papel tiene un nombre: Pablo Ibar. ¿Qué ha aprendido de la persona y qué se lleva del personaje? Su respuesta sigue el camino ya tomado en esa rueda de prensa anterior.

De Pablo Ibar se queda con la serenidad desde la que siempre habla, aunque es difícil responder con plena conciencia, pues todavía no ha tenido oportunidad de conocerle en persona. Sí ha podido reflexionar, gracias a este papel, sobre cuestiones tan importantes como la libertad y el privilegio que tenemos algunos de vivirla. De esto ha querido hablarnos:

Miguel Ángel Silvestre da vida a Pablo Ibar en ‘En el corredor de la muerte’, una ficción original de Movistar+ que repasa, basándose en el libro de Nacho Carretero, el caso del español, que permanece en prisión desde hace dos décadas por un crimen en el que no han podido demostrar su culpabilidad. Miguel Ángel, todo el equipo, han tenido que enfrentarse a la responsabilidad de contar los hechos desde el respeto, adecuándose además a la emoción correcta para repasar y transmitir al público el efecto que ha tenido en la vida de las personas cercanas a Pablo, y también en su propia existencia. Se estrena el próximo 13 de septiembre en Movistar+.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.