Parecía imposible que, después de ‘Beerbongs and Bentleys’, Post Malone volviera a firmar un álbum perfecto que superase todas las expectativas -que no eran pocas-. Pero la sorpresa se ha confirmado como el hábitat natural de este músico estadounidense, al que nunca me atrevería a poner etiquetas. Con ‘Hollywood’s Bleeding’, su tercer álbum de estudio, ha subido aún más el listón y ha vuelto a demostrar que le gusta bailar entre géneros, que no cree en los prejuicios ni en los juicios y que entiende de música mucho más de lo que podríamos llegar a imaginar. 

Como ya se podía deducir del propio título del disco, el eje principal del mismo, hablando temáticamente, es la suciedad que envuelve Hollywood, la industria musical y, en general, la fama. Ya en temas anteriores, Post Malone se había lanzado a hablar de la soledad que acompaña al éxito, de cómo los intereses mueven a las personas y del miedo a la traición, pero ahora ha llevado esto a su máxima expresión, con una reflexión que no se va de la cabeza una vez se finaliza la escucha. 

Además, entroncado también con esa paranoia y ese miedo a la traición, el desamor funciona como segundo pilar temático de ‘Hollywood’s Bleeding’. Un tema recurrente para Posty, en cuya discografía encontramos no pocas canciones dedicadas a rupturas, fracasos amorosos y el dolor que estos provocan. 

Pero más allá de la temática, lo que vuelve a atraparme de este músico es su capacidad para moverse entre géneros con total naturalidad, sin complejos y sin prejuicios. Una vez más, Post Malone se atreve a unir realidades musicales que creíamos irreconciliables, en ocasiones con ayuda -como en sus muchas colaboraciones- y en ocasiones en solitario. 

Post Malone - 'Hollywood's Bleeding'

‘Hollywood’s Bleeding’ es todo un mar de géneros y toda una muestra de sensibilidad y gusto musical. Como dice en su tema ‘I’m Gonna Be’, hace lo que quiere y cuando quiere. No se encasilla y no se pone etiquetas, por eso yo sólo me atrevo a ponerle una, la de músico, que es sin duda la que mejor casa con él. 

Acaba de estrenarse, pero ya tengo la certeza de que su tercer trabajo va a ser considerado como uno de los mejores discos del año. La mejor manera de entender por qué es escuchándolo y dejándote llevar de la mano por él, en un viaje musical enriquecedor y que no deja indiferente. 

Canción a canción

‘Hollywood’s Bleeding’

Es el tema que da nombre al álbum, el primero y el que mejor resume la esencia del mensaje principal que ha querido mandar Post Malone con su tercer trabajo. Estamos ante una durísima reflexión de lo que es Hollywood, la fama, la soledad que acompaña al éxito… Comienza fuerte, empujándonos también a la reflexión, con un tono onírico que nos introduce de lleno en el disco. 

‘Saint-Tropez’

En esta ocasión, Post Malone se mete de lleno en el trap y nos habla de la fama, el dinero y el éxito. Es un tema muy recurrente en este género musical y también en la discografía del estadounidense, que igual que no tiene miedo a mostrar sus fantasmas tampoco lo tiene a presumir de sus lujos. 

‘Enemies’ (feat. DaBaby)

Primera colaboración de muchas. Continúa con esa reflexión en torno a la fama y conecta en cierta manera con temas anteriores como ‘Paranoid’. Aquí, Post Malone baila entre el trap, el rap y el East Coast, creando una unión perfecta de géneros. Además, como ya va siendo costumbre en él, da una importante oportunidad a un artista emergente como es DaBaby. 

‘Allergic’

Entra en acción el segundo pilar temático de ‘Hollywood’s Bleeding’, el amor en todos sus estados y formas. Post Malone se centra aquí en el amor tóxico y explora nuevas formas de hacer rap, con una base que mezcla partes muy energéticas de batería y melodías más suaves con la guitarra. Por momentos, siento que nos está acercando al pop-rock. Más tarde descubriré que no estaba tan equivocada. 

‘A Thousand Bad Times’

Más amor tóxico (y falso), que de nuevo nos lleva a pensar en esa enorme desconfianza de la que siempre habla el estadounidense en sus canciones. ‘Allergic’ es un rap con nuevos sonidos, unido a un ritmo más típico de otros géneros como el pop.

‘Circles’

Esta es una de las canciones que ya habíamos podido escuchar con anterioridad. Más cercana a la balada, más instrumental, muy cercana a ‘Stay’ y bastante pop, con toques de R&B. De nuevo, Post Malone nos habla de amor, de una dolorosa ruptura. 

‘Die For Me’ (feat. Future & Halsey)

Una de las colaboraciones más esperadas del álbum, en la que no sólo se unen artistas, sino también géneros: trap, rap y pop. Seguimos con el amor, la desconfianza y el desamor, pero ahora también con el punto de vista femenino, que no suele aparecer en los temas del estadounidense. 

‘On The Road’ (feat. Meek Mill & Lil Baby)

Regresamos al tema principal del disco: la desconfianza y la vida del ‘famoso’. Post Malone, Meek Mill y Lil Baby se mueven entre el trap y el rap, los dos géneros predominantes en este ‘Hollywood’s Bleeding’. 

‘Take What You Want’ (feat. Ozzy Osbourne & Travis Scott)

Sin duda, el tema más comentado del disco, por lo diferente que es a todo lo que habíamos escuchado del estadounidense y, por supuesto, por su colaboración con Travis Scott y con el mítico Ozzy Osbourne. Estamos ante una unión brutal de géneros: rock, pop, trap, electro-pop… Casi tenemos un momento cercano al heavy metal, un genero que le encanta a Post Malone, pero que no se había atrevido a explorar. Hasta ahora. 

‘I’m Gonna Be’

Este ‘I’m Gonna Be’ es, desde mi punto de vista, uno de los temas más profundos e interesantes del álbum. Habla de la industria musical, de los juicios constantes que existen en ella y que él mismo ha sufrido. Unos juicios que no le importan, que no van a frenarle. Reflexión a ritmo de trap que se ha quedado en mí. 

‘Staring At The Sun’ (feat. SZA)

Amor (pasado) y pop. Sorprendentemente, este tema presenta una melodía mucho más animada a lo que estamos acostumbrados cuando hablamos de Post Malone. 

‘Sunflower’ (feat. Swae Lee)

Otra de las canciones que ya conocíamos con anterioridad, también con un tono más positivo y también acerca del amor. En este caso, se mueve entre el pop y el R&B. 

‘Internet’

Si hay algo que Post Malone conoce bien es el ciber-bullying. No sólo ha sido objeto de todo tipo de críticas acerca de su físico, sino que en su día, cuando el avión en el que viajaba sufrió una avería, fue testigo de cómo gran parte de internet deseaba su muerte. Por eso y por otras muchas cosas, está cansado de las redes sociales, y sobre ello reflexiona en esta unión de rap, pop y R&B. 

‘Goodbyes’ (feat. Young Thug)

Uno de los singles lanzados antes del estreno del álbum. Se centra en el segundo eje del álbum y, moviéndose de nuevo entre el trap, el rap y el R&B, reflexiona acerca de lo difícil que es decir adiós en una relación tóxica

‘Myself’

Su vida en una canción, su camino hacia el éxito. Rap (con toques R&B) con un tema clásico en él y en el género, al que se acerca de una manera diferente a como lo ha hecho en otra ocasiones. Y, de nuevo, nos invita a la reflexión. 

‘I Know’

Ruptura, desamor, decepción… Todo ello en un rap con una base muy pegadiza. 

‘WOW’

‘Hollywood’s Bleeding’ se cierra con ‘WOW’, el primer single del disco que pudimos escuchar. Una muestra de su éxito, de su fama y de su riqueza, una temática que Post Malone ha explotado hasta la saciedad, pero de la que es difícil cansarse. 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.