ActualidadDestacadosMúsicaTelevisión

Crónica de la Gala 10 de ‘Operación Triunfo’: ¿qué estamos viendo?

0

Casi parecía increíble volver a ver a los chicos de ‘Operación Triunfo‘ sobre ese escenario (rodeado de plantas) después de tanto tiempo de ausencia. Quizá, en realidad, no ha sido tanto, pero se nos ha hecho eterno, y complicado. Sobre todo complicado. La verdad: yo ya me había olvidado de esta edición. No sé si la daba por perdida, o si simplemente la había relegado a un décimo plano en la lista de mis intereses, por lo evidente. Porque no estamos a esto. Pero también, supongo, viene bien encontrar una cierta normalidad, un cierto entretenimiento, un cierto “el mundo tiene que seguir”. Eso fue anoche ‘Operación Triunfo’. Pero, claro, no estamos en una situación corriente, ni tampoco fácil, así que en mi cabeza no dejaba de repetirse, constantemente, un: pero ¿qué estoy viendo?

Estaba viendo ‘Operación Triunfo’, que arranca la segunda parte de esta edición con Anaju, Bruno, Eva, Flavio, Gèrard, Hugo, Maialen, Nia y Samantha cantando ‘Sonrisa‘. Al principio desde casa, y después en el escenario. Sin público, lo que fue muy raro, y un poco sin fuerza, pero quién puede culparlos. Así sonó:

Después Roberto Leal, que sigue siendo el que era (afortunadamente), nos explicaba el millón de cosas que había que explicar y nos resolvía el millón de dudas que podíamos seguir teniendo. “Volvemos con ganas”, nos decía, y nos hablaba del poder de la música demostrado estas semanas y también de que esta edición de ‘Operación Triunfo’ tenía que terminar a la altura de los concursantes que la han protagonizado. Y tiraba de humor, hablando de las plantas: “la naturaleza ha vuelto a recuperar su sitio”. Ya no tenemos gente, ahora tenemos plataneros. Gente también, porque la gala 10 de ‘Operación Triunfo’ contó con 400 personas siguiéndola desde su casa y proyectadas en pequeñas pantallas en todo el plató; personas aplaudiendo, gritando y emocionándose. Más tarde, Nina lanzaría la propuesta de mantener ese público virtual para siempre.

Quedan cuatro galas, y no habrá más favoritos. La última fue Samantha. Sí había nominados: Hugo y Gérard. Y fue Hugo el primero que se subió al escenario a defender su permanencia en la Academia de ‘Operación Triunfo’. Lo hizo con ‘Mmm Yeah‘, de Austin Mahone y Pitbull, con bailarines rodeándolo con mascarillas puestas (uno de mis primeros “pero ¿qué estoy viendo?”). Portu, miembro del jurado, le felicitó después por su actuación.

Gèrard fue el siguiente, después de explicar que tenían muchas ganas de volver. Vimos su semana, y comprendimos el reto que tenía por delante: eligió ‘Pillowtalk’, de Zayn Malik, una canción que destaca por los giros vocales del artista y por su sensualidad. Gèrard tenía que hacer suyo todo esto, y quizá empezó regular, pero se asentó a medida que fue cantando. Javier Llano, jurado, le dijo que había quedado súper contento con él y con su evolución. Así fue:

Antes de la actuación de Nia, vimos la cena entre Samantha y Flavio, y Roberto Leal confirmaba que ‘Operación Triunfo’ era ya Trending Topic en Twitter a nivel mundial. Quizá estábamos viendo una gala rara, porque había distancia y no había público sino plantas, pero comprobado quedó que seguíamos viéndolo. Los aplausos que escuchábamos, por cierto, habían sido grabados por fans.

Nia, que entró a la Academia con ganas, también seguía siendo la Nia de siempre. Cantó ‘Quimbara’, y contó con un invitado especial. Nia sigue siendo Nia: tiene presencia, tiene fuerza y tiene un vozarrón. Y no necesitamos que cada día haga un Beyoncé (aunque sería genial, claro) para disfrutar con ella.

Y después tuvo una sorpresa, poema incluido. Jesús Rendón, con quien había estado muy unida, como todos sabemos, acudió a la gala a presentar su single, ‘Me Sabe a Sal’, y también a recitar delante de toda España que Nia era la novena maravilla del mundo. Que lo es, por cierto.

Después de descubrir que también Bruno tenía un regalo para Maialen, para cuando gane “concursos de hacer canciones”, que lo hará, vimos su actuación. Bruno cantaba ‘A las nueve’, del grupo uruguayo No Te Va a Gustar. Y lo hacía acompañado de sus compañeras en lugar de bailarines con mascarillas. A mí la voz de Bruno me parece de las mejorcitas de la Academia, súper especial, la pena es que no tenga momentos para lucirla bien. En cualquier caso, su actuación fue esta, y fue una buena actuación.

Y volvemos a Jesús, uno de los invitados de la noche, que cantaba por primera vez en un escenario ‘Me Sabe a Sal’:

Samantha, que también por fortuna sigue siendo la de siempre, tenía uno de los retos de la noche, porque le tocaba defender una canción repleta de retos vocales como es ‘Sueños Rotos’, de La Quinta Estación. Doble reto, porque no debe ser fácil cantar una canción que no es tuya con la persona a la que le pertenece mirándote. Lo mejor de Samantha, a parte de esos colores que tiene su voz, es que emociona como pocos. Con ‘Sueños Rotos’ lo hizo así:

Y después de ver a los profesores durante sus días de cuarentena, en los que tuvieron momentazos, después de conectar con la Academia, llegaba el turno de Anaju. Nos hablaba de la auto-exigencia, y nos dejaba claro que no tiene nada que envidiar a Nia, porque también ella sabe cantar, bailar y respirar. Cantaba ‘Man Down’, de Rihanna:

También Anne Lukin volvía a su casa, con su Gèrard a la guitarra, para presentar ‘Salté’, su primer single. Nos confirmaba que está trabajando en un proyecto musical, y volvía a dejarnos claro que tiene un estilo propio, auténtico y único.

Y después de la actuación volví a pensar ese qué estamos viendo, porque Roberto parecía estar oficiando una boda entre Anne y Gèrard que, claro, no podían acercarse el uno al otro. Muy raro, de verdad. Pero es lo que hay.

Eva, antes de cantar ‘Part Time Lover’, de Stevie Wonder, recibió un mensaje de su hijo. Kailand Morris le deseaba suerte para su actuación, que creo que es ya un premio. Eva me gustó. Quizá empezó regular, pero después se creció. Hizo cosas muy bonitas con su voz, que es una de las mejores.

Maialen, que es la delegada oficial de esta edición de ‘Operación Triunfo’ pero un poco bajo los mandos de Anaju, nos habló de cómo la naturaleza ha podido respirar y nos emocionó a todos con ‘Sargento de hierro’. Cuando terminó de cantar, Gèrard seguía llorando, y me parece una buena representación de lo que la futura ganadora de concursos de canciones hizo sobre el escenario. Me pareció la mejor de la noche. La canción, por cierto, es de Morgan.

El último en cantar de nuestros chicos fue Flavio. La canción encajaba con él, pues se trataba de ‘Human’, que tanto hemos escuchado con la potente voz de Rag’n’Bone Man. Flavio estuvo correcto. Un poco sin más. Pero me pasa lo que también le pasa a Samantha: me gusta escucharle. Podría escuchar esa voz toda mi vida. Así fue ‘Human’:

Los veredictos

España decidió que era Gèrard quien tenía que abandonar la Academia. Aunque con un porcentaje ajustadísimo, Hugo le ganó la batalla. Solo nos queda desear que Gèrard se marcha habiendo aprendido a valorarse y quererse más; habiendo aprendido a abrazar como debe el talento y la voz tan bonita que ha demostrado tener.

Sobre las nominaciones. Samantha, Eva, Flavio y Bruno fueron los propuestos por el jurado; con ellos hablaron sobre las exigencias vocales que requerían sus temas y sobre las buenas actuaciones que, en general, habían hecho. Pero necesitan un 10, y ellos no llegaron al 10. Yo pensaba, mientras, que es un poco extraño valorar actuaciones tan diferentes de una misma manera, y que también es un poco extraño que algunos concursantes tengan que defender espectáculos mientras otros tienen que defender canciones pop, pero supongo que, como las plantas y las distancias, es lo que hay.

Los profesores, desde la Academia, salvaron a Eva. Todos los compañeros, con la excepción de Maialen, votaron por Samantha. Flavio y Bruno son los nuevos nominados. La semana que viene se irá uno de ellos, y también conoceremos a los tres primeros finalistas. Aquí seguiremos.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Dani Blanco (‘Divans’): “Nuestra música es llena, elaborada y con buen rollo”

Previous article

‘Pongamos que hablo de Sabina’ el documental

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up