CineDestacadosEn Profundidad (Cine)

Las películas de superhéroes más alternativas

0

Las películas de superhéroes que la mayoría conocemos tienen el mismo esquema y tono. Puede haber diferencias entre ellas. Por ejemplo, los largometrajes de DC son mucho más oscuros que los de Marvel, pero básicamente la esencia es la misma. Un héroe o heroína que a) es bondadoso y tiene unos principios morales muy correctos y arraigados o b) es egoísta, pero en el fondo es buena persona y evoluciona a un gran héroe durante la película. El filme también debe tener sí o sí un villano que tiene unos principios morales muy claros, pero son erróneos, malos (muchas veces son nazis), y se enfrentará a nuestro protagonista. Ah, y seguramente tenga un discurso preparado que soltará antes de llevar a cabo su plan malvado. No me malinterpretes, soy la primera que adora este género, pero tenemos que aceptar que suele tener unas características muy marcadas.

Pero siempre hay excepciones. Existen filmes de superhéroes que se saltan todas estas normas no escritas y nos ofrecen un producto nuevo y original. Y muchas veces están fuera de los dos famosos estudios (Marvel y DC). Este viernes 10 de julio se estrenará en Netflix la película ‘La vieja guardia’, basada en el cómic homónimo de Greg Rucka y Leandro Fernández. Sus protagonistas son un grupo de mercenarios mutantes que han estado ayudando a la humanidad durante toda su historia. Con Charlize Theron interpretando al personaje principal, esta película promete ser “diferente” a todas las películas de superhéroes. En este artículo recopilamos otros largometrajes de superhéroes que son especiales y se alejan de los clichés del género.

 ‘Sky High’

‘Sky High’ nos lleva un instituto de adolescentes totalmente normal. Si no fuera porque son todos superhéroes y están ahí para aprender a controlar y desarrollar sus poderes. Lo mejor de esta película es que los superpoderes están totalmente normalizados. Lo interesante es ver cómo realmente estos jóvenes héroes compaginan sus problemas de adolescentes normales con su faceta de superhéroes. Su protagonista es Will (Michael Angarano), el hijo de un matrimonio de famosos héroes que acaba de ingresar en el instituto. Allí convive con otros alumnos con superpoderes… o sin ellos. Porque otro de los puntos interesantes de la trama es cómo el instituto se encuentra dividido en dos grupos: los héroes y los héroes asistentes, aquellos chicos y chicas que todavía no han descubierto cuáles son sus dotes superheroicos. Esta división solo consigue que los chicos que todavía no tienen sus poderes sean objeto de burla del resto y se les margine totalmente.



Esta película del 2005, -hay que tener esto en cuenta a la hora de criticas sus efectos especiales-, es perfecta para ver en familia justo por el tono que se le da la realidad superheroica: familiar.

‘Birdman’

¿Es o no es una película de superhéroes? Esa es la gran pregunta que rodea a ‘Birdman’ y que, por lo tanto, no la convierte en una película del género al uso. Y se puede clasificar como un largometraje de superhéroes porque toda la trama gira alrededor de la figura de uno: “Birdman”. Además, se juega mucho con lo real y lo irreal, de manera que el espectador puede plantear perfectamente qué aspectos, como que el protagonista vuele de repente, son fruto de la naturaleza del protagonista o de su imaginación. Quizá es que no está muy bien mentalmente. O es simplemente una metáfora. Lo que hace a ‘Birdman’ una película de superhéroes diferente es exactamente esto, todas las lecturas, casi infinitas, que tiene. En este género no suele haber mucho lugar para las metáforas y suele estar todo muy masticado para que toda la audiencia lo entienda.



‘Birdman’ está dirigida por Alejandro González Iñárritu y cuenta la historia de Riggan Thomson (Michael Keaton), un actor que se hizo famoso dando vida a un superhéroe muy famoso de blockbuster. Ahora trata de recuperar algo de su éxito como actor con una obra teatral.

‘Thor: Ragnarok’

¿Qué tiene de diferente? Al fin y al cabo, es una película Marvel, de una trilogía de un héroe tan famoso como Thor. Pero su director, Taika Waititi, consigue darle un giro de tuerca total, presentando algo que no habíamos tenido antes en el UCM. Por eso hay gente que la adora y otros que la odian. No es una película que se quede a medio gas, en ningún sentido. Y esto es justo lo que la hace diferente, su excentricidad. ‘Thor: Ragnarok’ es un choque de color, algo a lo que no nos tienen acostumbrados las películas de superhéroes. Por ejemplo, en ‘Los Vengadores’ la paleta de colores está compuesta por negros, grises, azules oscuros, rojos… Tonalidades muy oscuras. Esta se repite en otras películas del UCM como ‘Capitán América: Civil War’. En cambio, en ‘Thor: Ragnarok’ los colores que destacan son los verdes, amarillos, morados y naranjas. Es una fiesta de color. Y toda ella está envuelta en un estilo ochentero que recuerda a películas como ‘Los Cazafantasmas’.



Y el tono de la película también es muy distinto a lo que Marvel nos tiene acostumbrados. Porque, sí, Marvel siempre incorpora algun que otro toque humorístico en sus películas, pero no llega al extremo de ‘Thor: Ragnarok’. La tercera entrega de Thor es una comedia muy loca, de principio a fin. Y eso la hace única.

‘Kick-Ass’

Es la parodia por excelencia de la figura del superhéroe modelo. Está basada en el cómic de mismo nombre creado por creado por Mark Millar y John Romita Jr. Este cómic se publicó en 2008 bajo la editorial Icon Comics, que pertenece a Marvel Comics. Dave Lizewski (Aaron Taylor-Johnson) es un adolescente corriente que decide cumplir su sueño de ser un héroe comprando un traje y modificándolo. Durante toda la trama, vemos cómo sus esfuerzos para ser un superhéroe de película se truncan. Mete mucho la pata y las cosas le acaban saliendo bien por pura suerte. ‘Kick-Ass’ es la representación de un “pringado” que se empeña en perseguir su sueño de salvar al mundo y que, a pesar de ser pésimo en lo suyo, lo acaba consiguiendo. Si no te gustan demasiado las películas de superhéroes por su heroicidad esta seguro que te encantará.



Paula Robaina
No puedo ser piloto así que intento ser periodista de motor. También escribo sobre cine, series, libros y cómics cuando me apetece escaparme de los circuitos. Lights out and hoist the colours

Stock este viernes presenta ‘La distancia’

Previous article

‘Little Voice’: porque las historias bonitas también importan

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up