DestacadosLibro PerfectoLiteraturaNo Ficción

‘Los secretos del pan casero’, de Esbieta: el libro perfecto para los aficionados a la panadería

0

Uno de los grandes protagonistas de este 2020 ha sido el pan. No porque haya subido, sino porque se convirtió en uno de nuestros refugios durante los meses de confinamiento. Miles de personas decidieron meterse en la cocina para olvidarse del encierro y quemar las horas muertas. Y, junto a todo tipo de repostería, el pan fue una de las opciones predilectas de los españoles. Agotamos la levadura de los supermercados y engordamos como resultado de nuestros experimentos, pero también disfrutamos entre amasados y horneados. Esbieta fue una de las youtubers que nos acompañaron en esta aventura culinaria, convirtiéndose en una aliada que no nos ha abandonado tras el establecimiento de la nueva normalidad. Ahora, la ucraniana se pasa al papel con el libro ‘Los secretos del pan casero’.

Una especie de guía en la que recoge recetas de panes tradicionales o, como ella los denomina, ‘de cada día’, panes especiales, masas enriquecidas y panes planos. Un repaso completo por el mundo de la panadería, en el que también hay un especial espacio para las recetas internacionales. Así, además de clásicos nuestros como el pan gallego o pan de tetilla, podemos aprender a hacer babá, jalá o lángos (pizza húngara). Además, en sus casi 200 páginas, Esbieta nos explica el proceso estándar a seguir a la hora de hacer pan y nos enseña las nociones básicas que tenemos que tener siempre presentes.

En un vistazo general, he encontrado una enorme variedad dentro de ‘Los secretos del pan casero’. Con recetas para todos los gustos, para todas las ocasiones y también para todos los niveles. Así, hay panes aptos para principiantes y también recetas en las que los procesos son más elaborados y complejos. Pero al tratarse de un recetario, su lectura sólo nos puede hablar de lo completo que llega a ser a nivel de variedad. O de lo bien o mal ilustrado que está. Por eso, he optado por poner en práctica cuatro de sus recetas, una de cada tipo de masa. Y el resultado ha sido sabroso, aunque el proceso, en algunos casos, más complejo de lo que esperaba.

Lo que dice la práctica

En la lectura de ‘Los secretos del pan casero’ encontré un libro completo, rico en variedad y muy atractivo. Y tras realizar las ya mencionadas cuatro recetas (pan sin amasar ‘stirato’, pan amarillo, caracola de canela y pizza madura) el veredicto es el mismo. Pero con algún que otro matiz.

El resultado de las cuatro recetas ha sido satisfactorio. Si bien es cierto que, a nivel estético, no es idéntico a lo que vemos en el libro, esto entra dentro de lo esperado. Y lo que verdaderamente importa, el sabor y la consistencia, son más que óptimos. Las cuatro recetas realizadas me han resultado bastante sencillas, aunque elaboradas. Al tratarse de panes y masas enriquecidas, hay algo con lo que tenemos que contar y que Esbieta nos señala en numerosas ocasiones: hay muchos tiempos de espera.


Los secretos del pan casero

La autora hace bien en especificar algunos de ellos, pero en otros el tiempo de reposo es algo más ambiguo. Para quien, como es mi caso, ya haya trabajado con panes y masas enriquecidas, esto no termina de suponer un problema. Pero quien se estrene ahora quizá se topé con alguna que otra duda, que tendrá que ir resolviendo sobre la marcha y a partir de la práctica.

La variedad de recetas y esa explicación inicial de la que hablaba son lo mejor de ‘Los secretos del pan casero’. Pero, en el proceso de elaboración de estas cuatro recetas, he encontrado un pequeño fallo que no aprecié en la lectura. Algunas de las recetas se quedan algo cortas, tanto a nivel explicativo como fotográfico. Quizá el libro sería más redondo si contáramos con imágenes de los primeros pasos, para apreciar la consistencia ideal de las diferentes masas. Así como si se incluyeran algunos trucos básicos que muchos principiantes no tienen por qué conocer.

¿Qué ocurre cuando la masa me queda demasiado cuarteada? ¿Y si, por el contrario, no se me despega de las manos? Son algunas de las preguntas que pueden ir surgiendo a lo largo de las diferentes elaboraciones y que no encuentran su respuesta en las propias recetas. Aunque Esbieta nos detalla bien los procesos en las primeras páginas y nos redirige a su canal de YouTube para una experiencia más completa.

Así pues, no es un fallo propiamente dicho. Pero sí quizá un aspecto que podría haberse mejorado, sobre todo porque cuando estamos con las manos en la masa, nunca mejor dicho, es necesario encontrar una respuesta rápida. Ya sea a través de una pequeña coletilla o a través de alguna imagen más del proceso. Personalmente, no he encontrado demasiados obstáculos a la hora de llevar a cabo las diferentes recetas, en las que alguna vez sí he tenido que tirar de conocimientos propios. Pero, y es esto lo que más he echado en falta, sí me hubiera gustado toparme con alguna fotografía más de los pasos iniciales. Más allá de este pequeño detalle, ‘Los secretos del pan casero’ me ha resultado, efectivamente, un libro completo y, además, retador.

Una primera lectura y muchas horas de amasado y de reposo me han conducido a una clara conclusión. El libro de Esbieta es una guía que tiene su hueco reservado en cualquier estantería, en las de los cocinitas y en las de aquellos que empiezan a bucear por este maravilloso mundo. Y también me ha dejado con ganas de cocinar otras muchas de sus propuestas, sobre todo las desconocidas. Siempre es un buen momento, con confinamiento o no, para enriquecer nuestro mundo.

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Crítica de ‘Roadkill’: clásica, entretenida y con Hugh Laurie

Previous article

‘Nasdrovia’: hablamos con Leonor Watling y Hugo Silva

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up