DestacadosEnredaDOS (Series)Series

‘Vikings’: Lagertha, Rollo y lo que cada uno imaginamos

0
Vikings

‘Vikings’ es una serie de guerra, evidentemente. Una serie con base histórica, épica y que bucea en una cultura muy lejana pero muy admirada en la actualidad. Una ficción en la que la fotografía es inmejorable y en la que el diseño de localizaciones y de vestuario es una auténtica obra de arte. Pero además de todo esto, ‘Vikings’ es una serie de relaciones. Desde su primer episodio, se nos van presentando los diferentes lazos que unen a los protagonistas y a los personajes secundarios o recurrentes. Y no se nos muestran estos lazos como simples marcos argumentales, para comprender y dar sentido a la historia, sino que son tan protagonistas como los propios personajes. Las relaciones desencadenan guerras, enfrentamientos, alianzas, viajes, promesas… Todo gira en torno a ellas. 

Y curiosamente, en medio de esa vorágine de enamoramientos, hermandad y enemistad, una de las relaciones que más llama la atención de los espectadores es una que ni siquiera se nos muestra como tal. Sí, se nos dan pinceladas que en la quinta temporada de la serie han desembocado en una especie de confirmación, pero nunca llegamos a verla como tal. Hablo de Lagertha y Rollo

A la primera la conocemos completamente enamorada de Ragnar Lothbrok, algo que será una especie de constante en su vida, pese a las traiciones sufridas y a la distancia que termina separándola de su primera amor. Al segundo, le conocemos como el hermano de Ragnar que siempre estuvo en la sombra, contribuyendo en las causas del que acabaría siendo rey, pero sin recibir ningún tipo de gloria. Aparentemente todo lo que hay entre ellos es una relación de cuñados, de cariño familiar. Pero generalmente las cosas no son lo que parecen en un primer vistazo

Vikings

Lo que creímos ver

Prácticamente desde esa presentación, muchos -diría que la gran mayoría- vimos que el lazo existente entre Lagertha y Rollo no era un lazo familiar cualquiera. Por momentos, podía parecer que el hermano de Ragnar simplemente deseaba tener la vida de éste, no sólo a nivel de poder y de liderazgo, sino también en un aspecto más humano como es la familia. De hecho, aunque en el campo de batalla es el más rudo, se nos muestra también una parte más tierna del personaje a través de su unión con sus sobrinos, en especial con Björn. 

Sin embargo, no tardamos demasiado en comprender que las miradas de Rollo hacia Lagertha y algunos gestos que habrán captado los más observadores no responden a un simple y retorcido deseo de convertirse en su hermano. Aunque no lo muestre o no sepa cómo hacerlo o directamente no quiera, Rollo quiere a Lagertha. Está enamorado de ella y estoy convencida de que es precisamente de ese amor verdadero que siente hacia ella de donde surge su ‘enemistad’ con Ragnar. 

Rollo quiere gloria, está claro. Diría que todos los seres humanos la anhelamos, aunque ni siquiera seamos conscientes de ello. Pero vivir a la sombra de su hermano es algo medianamente soportable, al menos al principio. Lo que duele, lo que rasga la coraza de este personaje es el amor que siente hacia Lagertha, una mujer guerrera, fuerte y con una sensibilidad especial. Y lo que es quizá más importante, una mujer que ha conectado con él, tarea compleja cuando hablamos de este personaje. 

Vikings

Lo que sabemos

Todo esto es algo que la mayoría hemos tenido claro casi desde el comienzo de la serie. En mi caso, además de tenerlo claro, deseaba en secreto que ese amor teorizado o incluso imaginado por mí llegara a hacerse realidad. Pero los acontecimientos separaron a Rollo y a Lagertha y cada uno continuó con su vida. Hasta que en la temporada pasada pudimos volver a verles juntos, más envejecidos y castigados por el tiempo y por los golpes de la propia vida, pero volviendo a mirarse como siempre habían hecho. 

Y ahí surgió la declaración que también había esperado e imaginado en secreto. Rollo es el padre de Björn. Una teoría fan que había circulado casi desde la primera temporada de ‘Vikings’ y que quedó confirmada en una de las escenas más deseadas de la serie. Porque sí, Lagertha y Ragnar hacían muy buena pareja y siempre la harán. Pero la química que se podía apreciar cuando Rollo y la guerrera se juntaban y se miraban atrapó a muchos espectadores, entre los que me encuentro. 

A Björn no pareció hacerle demasiada gracia escuchar las palabras de su tío o de su padre, y no llegó ni siquiera a creerlo. Yo no me planteo que sea mentira. La forma en la que siempre cuidó Rollo de él es una prueba más de que el lazo entre ambos fue y es fuerte. Y esta paternidad explicaría las miradas, la química ya mencionada y esa sensación de secretismo que invadía todas las escenas protagonizadas por Lagertha y por él. 

Vikings

Lo que imaginamos

La imaginación del espectador siempre ha jugado un importante papel cuando hablamos de la relación de Rollo y Lagertha. En la serie, como ya he señalado, tan solo se nos dan unas pocas pinceladas de lo que pudo haber ocurrido y de los sentimientos que aún pueden quedar. Y, a partir de ahí, cada uno genera su propia historia. Una manera diferente de involucrar al público que también puede ser dolorosa. Quizá sólo sea en mi caso, porque Rollo es mi personaje favorito de ‘Vikings’ y Lagertha también está en el Top 3, pero la imaginación ya ha dado paso a la necesidad

En un principio, opté por crear mi propia historia. Un romance secreto entre ambos, que surgió por la soledad que en ocasiones se apoderaba de Lagertha, y que ella misma decidió cortar al comprender que estaba enamorada de Ragnar (y al ser consciente de que se había quedado embarazada). Un Rollo completamente roto que trató de recuperarla de todas las maneras posibles, especialmente después de comprender que el bebé que esperaba era suyo, y que terminó por rendirse y rendir parte de su humanidad en el camino. Un amor que, finalmente, acabaría regresando años más tarde, cuando los delirios de grandeza de Ragnar les hubieran alejado por completo. 

No está mal, ¿no? El reencuentro se produjo, pero en otros términos. El amor acabó diluyéndose en cariño. Y yo me quedé con esa necesidad imperiosa de conocer su pasado, de ver la inocencia de dos personas que se enamoran cuando no tienen que hacerlo y de comprender cómo llegaron a estar en el punto en el que se encontraban cuando todos les conocimos. Una necesidad que va a quedar ahí, y que provoca que mi imaginación siga volando, construyendo una relación que cada espectador ha creado a su medida

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

El director Marc Vigil da el salto a la gran pantalla con la dirección de su primer largometraje

Previous article

Crítica: ‘Estafadoras de Wall Street’ es todo lo que has escuchado de ella

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up