Recomendación Del DíaViernes

5 discos perfectos para desconectar en septiembre

0

Para mí, septiembre siempre ha significado vuelta a la rutina. Incluso cuando he pasado todo el verano trabajando o cuando no me he marchado de vacaciones. Supongo que siento que es un mes de nuevos comienzos o de capítulos especialmente emocionantes. Pero también de presión y de tensión mental. Por eso, más que nunca, tiendo a refugiarme en la música.

Generalmente, me resulta fácil viajar con el cine. Pero, también de manera general, cada historia viene acompañada de una carga emocional que suele ser incompatible con la necesidad de desconectar que se apodera de mí en meses tan movidos como septiembre. Por eso, recurro a la música. A ese otro tipo de historias, que vienen acompañadas de matices diferentes y a las que, muchas veces, nosotros mismos dotamos de un significado diferente. Propio. Esa es la magia de la universalidad de la música. Y lo que la convierte en una aliada inmejorable para todo tipo de batallas.

Esta semana, como recomendación personal, quiero compartir los cinco álbumes que me ayudan a desconectar entre las emociones, los nervios y la tensión de septiembre. Cinco discos que se mueven entre diferentes géneros. Aunque predomina el R&B, estilo musical que, sobre todo si hablamos de su vertiente más onírica, es casi un sinónimo de viajar. Pero con la ventaja de poder hacerlo desde nuestra cama, desde el sofá, desde el coche o incluso en medio de una multitud.

‘beerbongs & bentleys’, de Post Malone



Este fue el primer disco con el que pensé que realmente había desconectado. No fue el primero con el que viajé, evidentemente, pero sí el que me hizo llegar a esa conclusión. Y se convirtió en uno de mis más fieles compañeros, sobre todo durante una época bastante oscura, en la que dormir era un privilegio que no me correspondía. En un primer contacto, sobre todo si no estás muy familiarizado con el Hip Hop, puede parecer algo duro. Pero Post Malone tiene algo hipnótico, que se puede extender al resto de su música. Algo que hace que la escucha de este álbum se pase en un suspiro, y que no te importe repetir.

Quizá lo que más atrapa de este disco es el baile que hacemos entre intensidades. Un baile que nos lleva a pasar de un tema como ‘Better Now’ a ese ‘Otherside’ que tan desapercibido ha pasado para el público general. Y que, sin embargo, es una de las maravillas del álbum. Puede parecer imposible, pero durante más de un año, la voz de Post Malone y su peculiar unión de sonidos se convirtieron en mis nanas favoritas.

‘American Teen’, de Khalid



Aquí está ese R&B onírico del que hablaba. Khalid lo ha recuperado y lo ha hecho suyo, convirtiéndose en el mayor exponente de esta vertiente. Y en una voz para los jóvenes de todo el mundo, que han encontrado en él un espejo inmejorable. Yo, por mi parte, encontré en él un avión sin destino concreto. Un alivio para esa ansiedad que muchas veces ni siquiera comprendemos, pero que nos atrapa el pecho. El carácter onírico de su música invita a tumbarse en una cama, cerrar los ojos e imaginar diferentes escenarios. Desde una fiesta en una casa apartada hasta un viaje en carretera por la zona más vasta y árida de Estados Unidos. Pasando por un beso clandestino en el porche y un paseo nocturno cargado de confidencias.

La voz de Khalid tiene una capacidad sanadora de la que, probablemente, no es consciente. Y no sé si en todo el que le escucha surte el mismo efecto, pero para mí es como un abrazo gigante, del que no quiero salir. La mejor acompañante cuando la incertidumbre llama a la puerta o el agotamiento comienza a hacer acto de presencia.

‘COSMIC’, de Bazzi



El tercer cajón del podio. Descubrí a Bazzi tirando de mis dos bálsamos anteriores. Seguramente en un viaje en autobús. Porque en esa época en la que el sueño era un privilegio al que no tenía acceso, los autobuses eran mi segunda casa. O mi primera. El caso es que descubrí a Bazzi de casualidad y este ‘COSMIC’, su primer álbum de estudio, se convirtió en mi obsesión. Su música paso de ser una auténtica desconocida a ser mi inseparable compañera. La obsesión llegó a tal punto que sólo con escuchar un segundo o dos de cada tema, sabía ubicarlo. En fin… Supongo que necesitaba volar, y su concepción del R&B me llevó muy lejos.

En este caso, sigo más la senda de Khalid que la de Post Malone. Toques oníricos, viajes a ninguna parte y mucho, pero que mucho amor. La de Bazzi también es una música que tiene todo para ejercer de bálsamo cuando nos duele ese músculo que bombea nuestra sangre. Por lo que canta y por lo cómo lo canta. Pero, te lo advierto, además de ser adictiva, puede arañarte un poquito el corazón.

‘Polaroid 2.0’, de Carl Brave x Franco126



No te asustes y dale una oportunidad a la música italiana. También, ten claro que no todo son grandes baladas sacadas de otra época. Desde hace unos años, existe un interesante grupo de jóvenes que están explorando el R&B, el Trap y el pop indie de manera muy personal, y que están encontrando un sonido que funciona. En Italia y fuera de sus fronteras. Carl Brave y Franco126 son dos de ellos.

Aunque ahora mismo están desarrollando sus carreras en solitario, hace tiempo lanzaron un álbum conjunto que les sirvió para darse a conocer entre el público general. Y este álbum es sencillamente una auténtica maravilla. Sobre todo para aquellos que, aunque no sean demasiado románticos en su día a día, amen la música que se inspira en el amor y que inspira amor. En este disco podemos encontrar desde canciones divertidas y algo gamberras, como ‘Noccioline’, hasta verdaderas declaraciones de amor como mi absoluta favorita: ‘Alla Tua’. Escuchándolas, viajo a Italia, concretamente a Roma, al Trastevere, a las calles que parecen sacadas de otro momento en el tiempo, de la imaginación de un pintor. Y también a mis propias historias, no tan bellas como las palabras de estos dos italianos, pero que arañan de la misma manera. Llevo escuchándolo en bucle desde que lo descubrí. Y no tengo intención de parar.

‘how i’m feeling’, de Lauv



Con esto me salgo un poco del molde. Dejo a un lado los ritmos urbanos, que son los que generalmente me acompañan cuando necesito alejarme de la realidad, y me sumerjo en el mundo de color de Lauv. Si ya has escuchado su disco, sabrás por qué forma parte de esta peculiar lista. Por sus ritmos juguetones y animados, por las irrefrenables ganas de bailar y de saltar que nos inundan en temas como ‘fuck, i’m lonely’ y también por su capacidad para captar el sentir de las generaciones más jóvenes. Es tan facil encontrarse en la música de Lauv que llega incluso a sorprender. Hasta a abrumar. Al menos, así me ocurrió a mí cuando escuché ‘Billy’ por primera vez. O ‘Sad Forever’.

Es un mago, un músico diferente, que ha sabido encontrar su sonido y unirlo a su mensaje. Para mí, su música es perfecta para una tarde gris, en la que necesito algo a lo que agarrarme para no ir hacia abajo y para no hacerme chiquitita. Eso sí, si quieres que haga efecto, tienes que cantar y que bailar como te salga. Tienes que dejar que la música entre en ti.

Sí, suena bastante… Bohemio. Pero hazme caso. Empezarás esta nueva etapa cargado de energía de mil colores.

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Crítica de ‘Salir del ropero’: el triunfo del amor en una agradable comedia

Previous article

Iron Man: ¿tendremos su reaparición en el MCU?

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up