DestacadosEn Profundidad (Series)Series

‘Hunters’ y su conexión con la actualidad que muchos no quieren ver

0

Hace ya mucho tiempo que Al Pacino demostró ser capaz de dar vida a todo tipo de personajes. Pero sus casi 80 años de edad no le impiden seguir probando y divirtiéndose delante de una cámara. Ahora lo ha hecho en ‘Hunters’, la nueva serie de Amazon Prime Video, en la que se convierte en un superviviente de los campos de concentración nazis con sed de venganza y comparte protagonismo con Logan Lerman. Una ficción que se ha estrenado este mismo viernes 21 de febrero en la plataforma y que, aunque nos habla de un grupo de antihéroes que caza nazis en los Estados Unidos de los años 70, está muy conectada con nuestra realidad. 

Pese a que estamos ante una de las propuestas más locas que han llegado a la televisión en los últimos años, que une el humor negro con el más crudo drama, a los superhéroes y a los nazis y utiliza una narrativa cercana al cómic, lo que vemos en la pantalla no nos es ajeno. Ni siquiera para aquellos que nacimos 20 años después de la línea temporal principal en la que se centra ‘Hunters’ y conocimos el Holocausto en los libros de texto, y no en los periódicos o en los informativos radiofónicos. Incluso los más jóvenes, sin buscar la comparación, encontrarán rápidamente los paralelismos de la historia y nuestra realidad, que tiene demasiado en común con lo que nos presenta la serie. 

Detrás de esa caza de nazis que ha centrado toda la atención de los medios antes del estreno de la ficción hay una trama real de la que no se habla todo lo que se debería. ‘Hunters’ nos muestra cómo Estados Unidos permitió la entrada en el país -y protegió- a numerosos nazis tras el fin de la II Guerra Mundial, con la excusa de la atracción del talento. Por todos es sabido que entre las filas de los hombres de Hitler destacaba una importante cantidad de nombres de brillantes científicos. Muchos de ellos acabaron viviendo una vida tranquila y exitosa en la otra punta del planeta, protegidos por sus conocimientos y su talento. La serie introduce ahí un elemento ficticio: la construcción del IV Reich. Estos nazis, con nuevas identidades y sin levantar ningún tipo de sospechas, comienzan a dar vida a este nuevo imperio, acabando de nuevo con toda la diversidad que encuentran en su camino e imponiendo la supremacía de la raza aria. 

'Hunters'

Suena todo demasiado de película, ¿no? Pero, de la misma manera que ocurría el pasado año con ‘Infiltrado en el KKKlan’ (en este caso, basada en una historia real), esta historia está demasiado cerca de nosotros. Pese a que de los nazis originales no debe quedar demasiado rastro, por su edad, ya han sido sustituidos por nuevas generaciones que encuentran en el odio su forma de vida. Lejos de aprender del error, como también vemos en ‘Hunters’, parece que estamos deseando repetir la historia, continuar con ese odio a lo diferente y con la obsesión de que lo blanco es lo bueno, lo superior, lo que tiene poder. Una vez más, estamos siendo testigos del ascenso de la ultraderecha y de diferentes movimientos supremacistas blancos, que poco a poco van volviendo a ocupar titulares de medios de todo el planeta. 

En España tenemos un ejemplo muy claro, pero esto no es algo que sólo esté ocurriendo aquí. El Ku Klux Klan, que suena demasiado a siglo pasado, está volviendo a ganar fuerza y Estados Unidos tiene como líder a Donald Trump. Europa está abrazando a los partidos que se sitúan más a la derecha en la franja ideológica. Hay continuas agresiones racistas y homófobas. La islamofobia es global. Y el odio, una vez mas, se está apoderando de todo. 

Viendo ‘Hunters’, entre exclamaciones de sorpresa, nudos en la garganta y carcajadas sinceras, la reflexión no tarda en colarse dentro del espectador. No sólo esa reflexión acerca del bien y del mal como conceptos totalmente puros, sino sobre la poca distancia que en realidad existe entre esa sociedad podrida que nos presenta la serie y aquella que nosotros mismos componemos. Queda claro que el paso del tiempo no implica que haya evolución. 

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Crítica de ‘Queen & Slim’: una carrera contra el odio

Previous article

Nil Moliner invade con su esencia Barcelona

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up