DestacadosLiteraturaReseñas

Reseña de ‘La novena casa’, de Leigh Bardugo

0

· FICHA ·
Título: ‘La novena casa’
Saga: Alex Stern I
Autora: Leigh Bardugo
Traducción: Carlos Loscertales
Editorial: Editorial Hidra
Fecha de publicación: diciembre de 2020
Sinopsis: Galaxy “Alex” Stern es sin duda alguien a quien muchos no esperarían ver en Yale. Criada en Los Ángeles por una madre hippie, Alex abandonó la escuela temprano y se perdió en un mundo de novios sombríos, traficantes de drogas, trabajos sin salida y cosas mucho, mucho peores. De hecho, a los veinte años, es la única superviviente de un horrible homicidio múltiple sin resolver. Quizá ha tirado su vida a la basura. Pero en su cama del hospital, a Alex se le ofrece una segunda oportunidad: asistir a una de las universidades más prestigiosas del mundo. Pero ¿cuál es el truco y por qué ella?

En este libro encontrarás: un libro muy completo, un círculo perfecto, unos personajes con personalidad, un ambiente universitario mágico que te conquistará, una magia muy viva, un misterio que encierra otros muchos, una historia que no querrás que acabe.


Creo que Leigh Bardugo es una de las mejores escritoras del momento actual, a nivel mundial. No solo tiene una imaginación muy poderosa: además sabe bien cómo ejecutar esas ideas. Por eso todos sus libros son fenómenos mundiales, porque contienen buenas historias que nos interesan, nos emocionan y nos afectan, y además esas historias siempre están muy bien escritas. Ya lo disfrutamos en ‘Sombra y hueso‘, ya lo disfrutamos en ‘Seis de cuervos‘, ya lo hemos disfrutado en todo lo que ha escrito hasta el momento.

Quizá sea, lo digo como lo siento, mi escritora de fantasía predilecta, ese nombre que seguiré y perseguiré por las estanterías, ese nombre cuyas novedades me apuntaré en la agenda. Abro sus libros siempre con expectación positiva y con una cierta seguridad. No creo que, en estos momentos, Leigh Bardugo pueda escribir algo que me sorprenda en malos términos. De hecho, con ‘La novena casa’ ha vuelto a sorprenderme… Para bien, claro.


La novena casa, Leigh Bardugo

Algunas consideraciones generales

‘La novena casa’ se publicó el pasado mes de diciembre en nuestro país, de la mano de Editorial Hidra, habitual editora de las novedades de Bardugo. Esta obra inicia la saga literaria Alex Stern, que es también el nombre de nuestra protagonista y que, ya ha sido anunciado, será adaptada a televisión de la mano de Amazon Prime Video. Es, además, la primera novela de fantasía adulta de Bardugo. A mí me ha parecido igual que las anteriores en un sentido: igual de buena. Igual de interesante, de emocionante, de completa, de sensacional.

Aunque debo empezar diciendo que me costó entrar en la historia. Quizá porque estoy acostumbrada a leerla en un contexto de mundos imaginarios, y mi subconsciente no podía separarse de esa idea. Tal vez porque, sencillamente, no es un inicio lo suficientemente potente como para que te enganche desde la primera página. También puede resultar confuso. Muchos nombres, muchos conceptos nuevos.

A modo personal, también tengo que decir que, si bien entiendo la fascinación por los personajes rotos como Alex Stern, y también la necesidad de escribir sobre ellos y las segundas oportunidades, no son mi tipo de personaje. Tampoco me gustan los fantasmas. Ni siquiera literariamente hablando. Con un poco de todo esto, me costó entrar, pero antes de alcanzar el ecuador del libro me sentía como siempre que tengo un libro de Bardugo en las manos: incapaz de soltarlo. Puede que esta historia tarde en explotar, pero una vez que explota es un ascenso continuo.

Con una narración en tercera persona, divide la acción situándola en diferentes contextos temporales a los que se refiere únicamente como “otoño anterior” o “invierno”. Eso nos da una idea aproximada de dónde nos encontramos, y algo me dice que, a la larga, tendrá un significado emocional grande. El punto de vista principal de los hechos nos lo ofrece Alex Stern, pero también tenemos oportunidad de ver a través de los ojos de otros personajes fantásticos como Darlington (que cumple una de mis máximas literarias: lo emocionante que es conocer a un personaje sobre todo a través de los ojos del resto) o Dawes.

‘La novena casa’ es un libro de magia, de misterio y de acción. No es emocional, o más bien no es lacrimógeno. Sus personajes viven y actúan en base a las emociones que arrastran, y esas emociones siempre están claras, pero no se hurga en ellas. Más bien, está escrito desde cierta distancia, desde cierta serenidad. Puedes empatizar con todos ellos, pero están a otra cosa así que tú también. Es, creo, un poco el día a día. Tenemos muchas emociones que podrían llevarnos por delante, pero estamos a otra cosa, a la vida práctica. Eso es un poco ‘La novena casa’: la vida práctica. Hay muchas cosas que hacer y muchas cosas que resolver, así que los personajes están a ello.

Sobre la historia

La historia de ‘La novena casa’ es una buena historia, repleta de giros de guion y de intervenciones de personajes que Bardugo mencionó con la suficiente fuerza doscientas páginas atrás como para recordarlos, pero no haciendo un hincapié exagerado como para darlos importancia. Así que cuando regresan te sorprendes, pero los recuerdas y sonríes. Los vas viendo pasar, tener un efecto en la acción, y alucinas a medida que descubres el entramado tan grande que ha construido aquí. Es un libro lleno de sorpresas, y es también un círculo perfecto en un sentido: empieza y acaba prácticamente igual. Pero hemos conocido a los personajes, comprendido sus motivaciones, sus relaciones y resuelto muchos misterios. Claro que nos quedan muchos por resolver.


« Eso hacía la magia. Revelaba el corazón que habías tenido antes de que la vida te arrebatara tu ilusión por las posibilidades. Te devolvía el mundo que todos los niños solitarios anhelaban »

La idea de tomar una universidad importante, llenarla de sociedades secretas que practican rituales porque son poseedores de magia real y además incluir un órgano de control para todas ellas puede parecer una buena idea, pero una idea limitada. Bardugo, como siempre, la convierte en una idea sin límites. Juega con todas sus posibilidades, explora la magia e inventa vocablos, toma tradiciones de la cultura popular y las concede una nueva vida, nos lleva de paseo por una ciudad mágica y de visita a los orígenes de todo aquello. Es una gran historia que se asienta en conceptos en torno a los que todos seguramente hayamos pensado alguna vez, pero que cobran una nueva existencia en la pluma de esta fantástica escritora. El punto fuerte de ‘La novena casa’ es, creo, que es una historia que va creciendo hasta convertirse en algo inmenso que no acaba en un solo libro.

Sobre los personajes

Bardugo es también reconocida por ser capaz de crear grandes personajes. A mí me gusta mucho la capacidad que tiene de tomar un estereotipo y llenarlo de detalles que lo enriquecen tanto que, entonces, no hay estereotipo que valga. Son sus personajes, y nada más. Sucede con Alex Stern.

Ya he comentado antes que últimamente no suelo sentirme cercana a este tipo de personajes: jóvenes que han tenido un pasado complicado y que, por tanto, se sienten desconectados del mundo que tienen que vivir, pero buscan recuperarse. Esto es Alex Stern, pero también es mucho más. Es otra en Yale, es un presente, aunque nunca deje de ser un pasado. Y está muy bien pensada, construida, desarrollada. Hay muchos misterios en torno a ella, y Bardugo los va dejando caer poco a poco, de tal manera que nunca dejes de interesarte por los interrogantes que lleva consigo. Te enganchas a ella, y te sientes cercana a ella.

Dawes, Turner o North han sido personajes secundarios estrella, de ese tipo de personajes que aparecen poco pero que, sientes, siempre están. Forman parte de esta historia tanto como Alex, y llevan consigo detalles, guiños, características tan particulares, tan atractivas, que terminas por apreciarlos verdaderamente. Darlington es la cumbre de todo esto. Todos están en su justa medida, enriqueciendo esa historia, aportando mucho, como si estuvieran vivos. Creo que es lo mejor que puede decirse de unos personajes literarios: que sientes que están vivos.

Sobre la ambientación

El lugar en el que está ambientado esta historia es New Haven, la ciudad que acoge la Universidad de Yale. Bardugo la concede un carácter mágico que se siente, sobre todo, a medida que avanzas. Terminas viendo esa ciudad como la escritora quiere que la veas: como una ciudad mágica, repleta de magia, casi viva, como los personajes. Como si la misma ciudad tomara decisiones y fuera la responsable de algunos de los sucesos que tienen lugar. Está muy logrado, y hay un pasaje concreto (que tiene que ver con Darlington) que resume de manera perfecta lo que uno puede terminar sintiendo. Tratándose de un libro ambientado en nuestro mundo, tiene mucho mérito lograr esa sensación mágica tan grande. Es otra de las virtudes de este libro: la ambientación es fantástica. Y no necesita para ello grandes descripciones: solo explotar su gran idea.


« Nunca conseguía desprenderse del todo de la sensación de que solamente estaba viendo un mundo, cuando podían existir muchos; que había lugares perdidos (tal vez incluso personas perdidas) que podían cobrar vida ante sus ojos si los entornaba lo suficiente o si encontraba las palabras mágicas adecuadas. Los libros, con sus promesas de puertas encantadas y lugares secretos, no hacían sino empeorarlo todo »

¿A quién puede gustarle ‘La novena casa’?

A todo aquel que quiera leer una historia de fantasía inscrita en nuestro mundo. ‘La novena casa’ puede gustarle a cualquier lector que se deje llevar por este ambiente mágico. También es perfecto para aquellos que consideren que el campus de una Universidad puede ser un lugar genial para resolver un misterio, con sus bibliotecas y sus encuentros entre estudiantes. Porque ‘La novena casa’ es magia, pero también es misterio. Quizá, sobre todo, es misterio, lo que sucede es que ese misterio tiene su base en la magia, y también sus soluciones. Así como las respuestas que llegan, y las preguntas que nos hacemos de cara al futuro.

‘La novena casa’ es, al final, un libro muy completo. Una gran obra. Una de las mejores novelas de fantasía ambientadas en nuestro mundo que he leído. Y eso que a mí, en principio, el tema de los fantasmas… Sin más. Pero Leigh Bardugo lo hace grande, como todo lo que imagina. Muy recomendado.

Gracias a Editorial Hidra por el ejemplar.

Sobre 5...

5

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Crítica de ‘Small Axe: Lovers Rock’: el placer de mirar

Previous article

Blas Cantó y Nia unen sus voces en ‘Cúrame’, un tema desgarrador

Next article

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up