DestacadosLiteraturaReseñas

Reseña de ‘Playa de lluvia triste’, de Ana Draghia

0

· FICHA ·
Título: ‘Playa de lluvia triste’
Autora: Ana Draghia
Editorial: Ediciones Kiwi
Fecha de publicación: marzo de 2020
Sinopsis: Abril, 1998. Port Townsend, condado de Jefferson. Una joven sale de su casa y no regresa nunca. Veinte años después, en el pasillo de un supermercado de la misma ciudad, Ophelia se pregunta dónde se encuentra su padre. Ha llegado desde Londres para buscarlo y reclamarle la novela que le robó y firmó con su nombre, pero parece que el escritor más destacado del momento, Emanuel Fitzpatrick, ha desaparecido de la faz de la tierra. Una serie de secretos oscuros empiezan a destaparse cuando encuentra una caja de fotos de Primrose Rogers, la joven que desapareció en la primavera de 1998, en el despacho de su padre.

En este libro encontrarás: una historia que parece completarse sola, como si hubiera existido realmente y tuviera un destino esperándola, unos personajes que terminarán ganándote, una narración sensible, cuidada, repleta de frases que conservar hasta el fin de la memoria.


Empiezo ‘Playa de lluvia triste‘ pensando que de alguna manera siempre reconozco la voz de mis autoras predilectas en las miles de voces que tienen. Quizá es porque ya he leído su nombre en la portada, pero abro el libro, paso las primeras páginas y ya lo siento tan mío como he sentido todos los anteriores de Ana Draghia que es, claro, una de mis autoras predilectas. Escribe el tipo de literatura que siempre me gusta leer, que siempre me apetece. Esas historias que hablan de perseguir lo que amamos, que hablan de familias y de crecimiento.

Como podéis imaginar, como os sucederá a vosotros también, me gusta reencontrarme con las autoras que me hacen feliz. Creo que soy demasiado insistente con todas las que he tenido oportunidad de hablar, y también con mis palabras sin más, pero lo digo sinceramente. Necesito que Ana Draghia y que todas las demás no dejen nunca de escribir. Necesito que sigan construyendo casitas en las que refugiarme, en las que vivir unos días y en las que seguir viviendo para siempre después. Casitas de colores diferentes, de olores diferentes, de formas diferentes, pero siempre casa. Esta casa luce así:



‘Playa de lluvia triste’, la última novela de Ana Draghia, tiene un total de 26 capítulos, además de un epílogo. Casi 300 páginas. Su protagonista es Ophelia, y con ella recorremos los límites del tiempo, de la memoria y de las emociones. Ophelia decide cruzar medio mundo para llegar a Port Townsend, la actual residencia de su padre, un escritor que lleva tiempo sin saber estar al lado de su hija. La joven quiere a su padre, pero se siente profundamente dolida y traicionada por él, pues le robó algo más que una novela. Le robó un texto personal, un relato propio, una historia que es suya y que escribió en un momento de gran dolor. Su padre, Emanuel Fitzpatrick, robó su novela, la publicó con su nombre y nunca volvieron a hablar del tema. Ophelia calló, pero ya no callará más.

En Port Townsend quiere encontrar una voz que no está segura de poseer, pero que está dispuesta a buscar. Lo que no imagina es que se topará con una sombra también perdida en el tiempo y en la memoria: la de Primrose Rogers, una joven que desapareció en 1998. No tarda en descubrir que en ese lugar todo el mundo tiene algo que decir, y sin embargo todo el mundo calla. Tampoco tarda en descubrir a los dos hombres que condicionarán su estancia en la ciudad: Milo, el hermano de Primrose Rogers, y Adam, un escritor amigo de su padre. Tarda un poco más en saber que su propio padre guarda alguna relación con esta desaparición ocurrida veinte años antes. Y nunca, nunca, nunca puede deshacerse de la voz de Noah, el amor de su vida, que le recuerda esa novela robada y todo el dolor padecido.


« Decía que la O es un círculo eterno. Nunca empieza y acaba en el mismo lugar. En realidad, no tiene un inicio ni un final. Decía que era como yo para él »

‘Playa de lluvia triste’ es una historia repleta de personajes y de pequeñas historias. Pequeñas historias que no guardan relación aparente pero que, como parece suceder en el universo al completo, se alimentan y se explican unas a otras. Si bien es cierto que me costó conectar con el tono del libro, porque había demasiada oscuridad en su protagonista y a mí la oscuridad me cuesta, pronto entendí el dolor de Ophelia, su búsqueda y esa nueva voz de Ana Draghia. ‘Playa de lluvia triste’ es una historia llena de preguntas y de misterios. Una de esas historias que se leen con mucha facilidad, para la que vas buscando respuestas mientras vas leyendo, de manera inevitable. Teorizas. Relacionas unas cosas con otras. Recuerdas ese pequeño detalle de capítulos anteriores. Asientes. Y siempre quieres saber más.

Además, está escrito como esperaba que estuviera escrito, porque Ana Draghia es una de esas autoras que posee un excelente don de la sensibilidad y del buen gusto. Siempre consigue de forma increíble tomar las emociones y convertirlas en palabras bellas, de esas que lo transmiten todo y que además gusta leer. Cuando habla de cicatrices y nos dice que ya no duele, y matiza que “ya no duele la piel”, pienso en el dominio tan grande que tiene del sentido literario. Y esa manía que tiene la protagonista, “la de hablar a la gente sin hacerlo”, nos acompaña durante todo el libro de una manera tan natural que cuesta incluso comprender que es otro recurso literario, y que la autora lo ha vuelto a hacer. Nos vuelve a atrapar de esta manera.


« Te prometí que te seguiría al fin del tiempo, lo que nunca pensé fue que tú vendrías a buscarme a mí al fin de la memoria »

Ese extracto del libro que dejo sobre estas líneas puede justificar por sí solo la existencia de esta novela. No es que sea una preciosidad, es que además, de alguna manera, puede resumirlo todo y resumirlo bien. Porque ‘Playa de lluvia triste’ habla de búsquedas, de tiempos, de memorias, de rescatar cosas perdidas, personas perdidas. Con personajes con personalidades definidas, que chocan entre sí precisamente por esto, y precisamente por esto gusta tanto leer como dejan de chocar para entenderse. Ophelia es una protagonista maravillosa que nos lleva de viaje por la oscuridad hasta la luz. Milo es un punto de luz, un punto de cariño, un guiño de paciencia y amabilidad entre las olas revueltas del mar. Noah es una voz incansable que aprendemos a querer cuando solo es eso, una voz. Adam es mi favorito. Lo imagino con una claridad absoluta, porque así está escrito.

Y es fantástico, es admirable, cómo al final sentimos que esta historia tiene un sentido final y completo. Que todo estaba ahí colocado por una razón que entendemos después.


« Porque si te sientes solo en el mundo y hay alguien a miles de kilómetros de ti que sueña que estás triste, creo que sería una locura no volver al único lugar donde me siento como en casa »

Así que, sí: Ana Draghia lo ha vuelto a conseguir. Ha vuelto a escribir una buena historia. Una historia que parte de un misterio, que se bifurca en muchos otros, que encuentra a sus protagonistas ideales para resolver cada uno de ellos. Con una protagonista ideal que nos acompaña en un viaje repleto de emociones, de sentimientos, de recuerdos y de promesas. ‘Playa de lluvia triste’ ha sido una gran lectura, que concluí con lágrimas en los ojos y con la satisfacción de encontrar un sentido para todo.

Sobre 5...

4.5

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘Invisible’, la novela de Eloy Moreno, será también una película

Previous article

‘Thor: Love and Thunder’: todo lo que sabemos de la película de Taika Waititi

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up