DestacadosEn Profundidad (Series)Series

Viendo ‘The Witcher’ (parte I): momento de presentaciones

0

No había escuchado hablar de ‘The Witcher’ hasta que Netflix confirmó que produciría una serie dedicada a esta saga literaria y protagonizada por Henry Cavill. Así que a la hora de verla, parto de un punto de desconocimiento que, imagino, tendré en común con numerosos espectadores. No sabría decir si esto es una ventaja o una desventaja. Supongo que si termina siendo una mala adaptación, mis iguales y yo saldremos ganando, y en el caso contrario los amantes de la saga disfrutarán el doble. Pero para llegar a esa conclusión tengo que ver los ocho capítulos que componen su primera temporada y leer críticas de otros compañeros y del resto del público, algo que por ahora me queda un poco lejos. Y como creo que esta es una serie que hay que ver poco a poco y digerir bien, para comprender lo que nos cuenta y construir en un nuestra mente un mapa mental de ese nuevo universo, voy dando pasos pequeños que quiero compartir a modo de diario. 

Por ahora sólo he visto dos episodios, pero son intensos, eso nadie lo puede negar. En estos dos primeros capítulos ya he conocido una pequeñísima parte del Continente, al igual que ha ocurrido con personajes como el propio Geralt de Rivia, Yennefer o la princesa Cirila. Entiendo, por lo que he podido ver en los tráilers y por lo que leí antes del estreno de la serie, que estos tres personajes son los que componen el triángulo protagonista. En estos dos primeros capítulos, cada uno hace su camino, pero ya queda claro que se van a encontrar en algún punto, especialmente Ciri y el Brujo, cuyos destinos parecen estar totalmente ligados. 

Esto del destino es algo que también he comprendido que va a ser importante. He perdido la cuenta de las veces que ha sido mencionado en las dos horas que he visto. Un concepto que todos utilizan y que, aventurándome un poco, podría marcar todo el devenir de la primera temporada. Si lo que dicen algunos personajes es cierto, lo que va a ocurrir a partir de ahora está escrito, e imagino que sólo unos pocos privilegiados -hablo dentro de la serie- lo conocen. ¿Significa esto que hay quien ya sabe lo que ocurrirá cuando Ciri y Geralt se encuentren? Y si es así, ¿cuál es el papel de Yennefer?

Este último personaje es el que más ha captado mi atención en estos dos primeros episodios. El misterio de Geralt me sorprende cuando está en pantalla, pero no me resulta difícil de descifrar. Y el sufrimiento de Ciri es algo que ya he visto en muchas ocasiones. Pero con Yennefer… No soy capaz de averiguar cuál es el camino que va a tomar, no sé si su motivación va a ser sentirse querida y valorada o simplemente ser la mujer que nunca se permitió y nunca le permitieron ser. Estos dos capítulos me han hecho pensar que este personaje va a ser el que más me haga pensar y reflexionar y también el que más me asombre. Quizá en el próximo artículo ya me haya aburrido, pero por ahora sus ojos violetas me parecen magnéticos. 

The Witcher

Una vez hechas las presentaciones… 

Más allá de mis percepciones, la presentación de los personajes y de las tramas es buena. Porque tampoco nos lo dan todo masticado, hay que prestar atención y ver la serie de forma activa si queremos enterarnos bien de lo que tenemos entre manos. Hay que fijarse en los pequeños detalles y en todos los personajes que aparecen, incluso en aquellos que creemos insignificantes, porque pueden dar la sorpresa. Esto me gusta, ver que la historia va a ser compleja, que es una historia elaborada y con muchas subtramas que no están ahí por estar, sino que aparecen porque tienen relación con el resto y porque aportan valor, porque tienen sentido. 

Creo que ‘The Witcher’ parte de manera positiva y firme, dejando claro que estos primeros capítulos sirven de base para construir un universo amplio y del que tenemos mucho por conocer. El ritmo, que desde fuera puede parecer lento, me convence, porque no es demasiado acelerado pero tampoco se hace pesado en ningún momento. Está al servicio de la historia, a la que acompaña perfectamente. Y al servicio de los espectadores, que deben viajar hasta un lugar desconocido y acercarse a unos personajes y unas criaturas que nunca antes habían visto -o que no habían visto de esa manera-. 

'The Witcher'

Una buena historia -por ahora-, bien planteada, bien construida y con unos personajes variados y que tienen mucho que contar. Hasta aquí todo bien. Como también es bien la elección de los escenarios que, acompañada de una fotografía majestuosa, nos invita a realizar un auténtico viaje. Sabemos que lo que vemos allí es, en parte, el paisaje natural de nuestras Islas Canarias, pero muchos de nosotros no nos habíamos parado a pensar que esos paisajes parecen sacados de un universo paralelo, en el que el ser humano no ha destruido en su proceso de supuesta construcción. 

En definitiva, lo que he visto de ‘The Witcher’ me gusta. Es cierto que no siento esa ansiedad por ver otro episodio que sí me han provocado otras series, pero por el momento lo achaco a que lo que he visto ha sido tan solo una gran presentación. No se me ocurren demasiadas pegas y tampoco siento la necesidad de buscarlas. Sólo sé que quiero un poco más del divertido Geralt y mucho más de Yennefer. 

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘Camino a la Navidad’: películas que tienes que ver estas fiestas

Previous article

Bette Porter, la fortaleza dolorosa

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up