El Personaje (Series)Series

Clay vs Samu, ¿Quién es peor protagonista?

0

(Contiene spoilers).

Los dos son los protagonistas de sus series (‘Por trece razones’ y ‘Élite’). Los dos han perdido a la chica de la que están enamorados y harán lo posible y lo imposible para que se haga justicia. Los dos son expertos en tomar malas decisiones que hacen que queramos tirarnos de los pelos. Y, seamos sinceros, los dos son los personajes más aburridos de sus series. Pero, en este duelo de exasperación y ausencia de grises, ¿Quién consigue sacarnos más de quicio?

Héroes en busca de justicia

Básicamente es la razón de la forma de ser y de actuar de ambos personajes.  Clay (Dylan Minnette) perdió a Hannah Baker (Katherine Lagford) después de que esta se suicidara. Samu ( vivió el asesinato de Marina (e incluso tuvo que soportar que en un principio se creyera que había sido su hermano). Ambas son razones de peso para que los dos personajes se martiricen y tengan que aprender a vivir con ello. El problema es que parece que nunca llegan a hacer esto último del todo y acaban consiguiendo arrastrar al resto de personajes con ellos.

elle.com

Quizás, en este punto hay que disculpar un poco a Clay. Al fin y al cabo, salió en las cintas de Hannah y aunque ella lo hiciera solo para explicarle lo que sentía por él y contarle que había ocurrido, es normal que se acabe culpando por su muerte. Clay muchas veces fue consciente de algunos de los comportamientos que empujaron a Hannah al suicidio y no hizo nada por remediarlo. Por ello, se empeña en conseguir que todos paguen por lo ocurrido.

Aun así, no, Clay, por mucho que te empeñes, que le hubieras confesado a Hannah tus sentimientos no habría hecho que ella se sintiera mejor de repente y no se hubiera suicidado. Hannah Baker estaba inmersa en una depresión y necesitaba ayuda psicológica, no un príncipe que la rescatara. De hecho, de todas las cosas que le pasaron a Hannah, lo ocurrido con Clay era el menor de sus problemas.

En el caso de Samuel, parece que se empeña en culparse por la muerte de Marina cuando realmente el tampoco fue uno de los factores indispensables para que se diera. Tiene más sentido que esta culpa la sienta su hermano Nano, por todo lo ocurrido con el robo del reloj en el que se vio envuelta Marina. Además, a diferencia que con Hannah y Clay, Marina y Samu no habrían acabado juntos si ella viviera. Marina y Nano iban a escaparse y empezar una nueva vida.

Así que es entendible las ansias de justicia de Samu para limpiar el nombre de su hermano y que pueda volver a España y, sobre todo, tener al asesino de Marina entre rejas. Pero su obsesión llega a rayar la exageración y muchas actitudes y decisiones que toma a raíz de ella son incomprensibles.

Un clavo no saca a otro clavo

Este asalto a peor personaje se lo lleva Clay sin duda. Ya en la primera temporada, llega a tener un lío con el personaje de Sheri (Ajiona Alexus), aun sabiendo que seguía enamorado de Hannah Baker. La propia Sheri le pregunta si estaba pensando en Hannah y aunque él se lo niega está claro que si lo hacía. La cosa se complica aún más en la segunda temporada, en la que tiene una relación con Skye (Sosie Bacon). Clay sigue viendo a Hannah en su cabeza e incluso habla con ella. No hay prueba más clara de que no la ha superado (y de qué Hannah no era la única de esta serie con serios problemas de salud mental).

elpaís.com

La relación de Samu con Carla como con Rebaca son algo tóxicas, ya que en ambas se acerca a ellas para utilizarlas. Pero en ningún momento da señales de que esté intentando superar a Marina mediante otra relación.

Entonces, ¿Clay o Samu?

Pero algo que tiene Clay y, Samu no, es que sigue siendo el protagonista de la serie y continua teniendo un peso en ella. Por mucho que pueda sacarte de quicio, por mucho que no entiendas muy bien por qué actúa como actúa. No llega a convertirse en un personaje ‘irrelevante’.

Pero Samuel pierde todo su brillo después de la primera temporada y acaba casi convirtiéndose en un secundario. Si, es cierto que se trata devolver el foco a él con el drama de su hermano, pero ni si quiera eso hace que tenga un papel destacado. En esta tercera temporada parece que es hasta un “daño colateral” del resto de personajes que si toman esa importancia que al principio se le dio a él.

Porque Clay puede querer hacernos gritarle a la pantalla…Pero al menos, no nos es indiferente.

Paula Robaina
No puedo ser piloto así que intento ser periodista de motor. También escribo sobre cine, series, libros y cómics cuando me apetece escaparme de los circuitos. Lights out and hoist the colours

Cris y Amira, una amistad tan sana como necesaria

Previous article

‘Rocketman’ y el amor no correspondido

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up