CineDestacadosEn Profundidad (Cine)Recomendación Del Día

‘Detroit’, una película perfecta para entender el movimiento ‘Black Lives Matter’

0

El movimiento ‘Black Lives Matter’ no es nuevo, ni mucho menos. Forma parte de la historia moderna del mundo, con diferentes eslóganes y características, pero con la misma base: luchar contra el racismo. Ahora ha sido el homicidio de George Floyd el que ha desatado la ola de protestas, pero antes fueron otros muchos nombres propios los que protagonizaron una de tantas tragedias. ‘Detroit’, película de Kathryn Bigelow estrenada en 2017, nos traslada a una de ellas, que tuvo lugar en los últimos compases del mes de julio en 1967

La cinta conserva la mirada humana de la directora, ganadora del Oscar a Mejor Dirección y Mejor Película con ‘En tierra hostil’. Pero ahora el espectador no encontrará ese orgullo americano que sí se respiraba en su película más galardonada. Aquí es sustituido por la incredulidad, por el desasosiego y por el pavor. Es sustituido por la denuncia de una situación que perteneció al pasado, pero que también pertenece a nuestro presente. Y que se encuentra en las antípodas de la realidad de la parte privilegiada de la sociedad, en muchos casos empeñada en criminalizar a las víctimas. 

La película nos traslada a esos disturbios ocurridos en Detroit, pero se centra en los acontecimientos que se dieron en el Motel Algiers. Allí, lejos de las protestas, un grupo de jóvenes disfrutaba de una noche de fiesta casi como cualquier otra. El ambiente era diferente, contagiado por el malestar de la comunidad afroamericana, perseguida una vez más por la policía. Pero entre esas cuatro paredes, los jóvenes se divertían y se sentían seguros. Hasta que una broma desembocó en una intervención policial completamente fuera de la legalidad. Es a través de la historias de cada uno de esos jóvenes, de su pánico y, obviamente, de las acciones de los policías que intervinieron en la operación del motel cómo Bigelow nos acerca a esa realidad que tan lejos nos queda. Ocurrió en 1967, pero lo que se siente verdaderamente terrorífico es la certeza de que podría volver a darse ahora mismo. Me atrevo a decir, sin atisbo de dudas, que lo está haciendo. 

This is America

Detroit

La mayor virtud que encuentro en ‘Detroit’ es que no se queda en la tragedia. Habría sido bastante cómodo presentarnos medianamente a un par de personajes, mostrarnos lo que ocurrió en el motel y dejarnos con nuestro horror. Pero este tipo de tragedias no ocurren y terminan para dejar paso a la vida tal corriente. Tienen unas consecuencias. Y Bigelow quiso compartirlas con quienes, por ser afortunados, nunca nos hemos tenido que encontrar de frente con el miedo, el odio, el rechazo y la muerte. 

Lo vemos a través del personaje de Larry, incapaz de continuar viviendo tras los acontecimientos del motel. Incapaz de seguir sonriendo como lo hacía. Ni mucho menos de perseguir un sueño que se antoja ahora casi como una pesadilla. Teme a los blancos, pero también les odia y les desprecia por el horror provocado sin sentido. Y porque se ha topado con ese enorme escudo que se construye entre los afortunados y los poderosos. En ‘Detroit’ también vemos lo poco que vale una vida negra en comparación de una blanca. No hay justicia para los asesinos. No hay cárcel, ni siquiera hay un juicio por parte de la sociedad. La tragedia se olvida y las víctimas son silenciadas. Fin. 

Ese es el horror al que se enfrenta la comunidad negra desde hace siglos. Se enfrentan a una sociedad que les rechaza por el absurdo hecho de tener la piel de otro color. Se enfrentan a un odio que está extendido hasta el punto de que, por mucho tiempo, lo hemos sentido como algo ‘normal’. Se enfrentan a miles de obstáculos que buscan privarles del futuro que cualquiera merecemos. Y se enfrentan a la muerte, prácticamente cada vez que salen de sus casas. 

El de George Floyd ha sido el último caso, pero hay tantos que han sido silenciados y olvidados a lo largo de los años… Y aquí seguimos, indignándonos desde nuestro sofá y haciendo la vista gorda ante las atrocidades que se dan en la gran potencia, en el Estados Unidos de las oportunidades (para unos pocos privilegiados). Quizá ‘Detroit’, en este contexto, abra más ojos y nos despierte definitivamente del letargo. 

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘The Last Original Gangster’, su tercera temporada llega a TNT

Previous article

‘El viejo boxeador’ lo último de Marwan

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up