DestacadosLibro PerfectoLiteraturaNo Ficción

‘El mundo a través de sus cárceles’, de Fernando Gómez: el libro perfecto para viajar entre historias

1

De ‘El mundo a través de sus cárceles’ me esperaba detalles de las prisiones más duras de nuestro planeta. Testimonios que hablaran del presente de los presos de todo el mundo y de las condiciones en las que se encuentran. No sé muy bien por qué, pero esperaba eso, un recorrido actual en el que se especificaran las diferentes características de las prisiones. Para mi sorpresa, a la larga positiva, encontré algo completamente diferente. Una vuelta al mundo, sí. Con paradas en diferentes cárceles, efectivamente. Pero en la que la mirada del escritor se dirige al pasado y a una serie de historias fundamentales para comprender la realidad de los países que va pisando.

Fernando Gómez se refugia aquí en el ser humano y en sus vivencias. Concretamente en las vivencias de quienes habitaron las prisiones que ahora han quedado reconvertidas en museos, monumentos o incluso edificios de utilidad completamente distinta. Lo más curioso es que el escritor prácticamente no dedica más que unas líneas a describir el aspecto de estas cárceles, recordándonos que todas comparten rasgos comunes. De manera inteligente, tira de historias reales, que nos permiten conectar de forma directa con la realidad de aquellos lugares. Y comprender de dónde surgieron esas prisiones y el camino que han tenido que recorrer los habitantes de los diferentes países, así como reflexionar acerca de las verdaderas funciones de estas instalaciones.

Ya se nos señala al comienzo de ‘El mundo a través de sus cárceles’. “Descubrí que lo importante no era la arquitectura, eran las personas; lo perdurable no eran las celdas sino el recuerdo de los seres que en ellas habían vivido”. Así lo declara Fernando Gómez en su parada en la prisión británica de Holloway, donde más tarde nos habla de las ejecuciones de una serie de mujeres. Esta premisa de la que parte aquí es la que marca en todo momento el carácter y el camino del libro. Un recorrido entre historias, entre horrores e injusticias, que nos lleva a encontrarnos con nombres ilustres, como Al Capone o Oscar Wilde. Y también con descubrimientos que suponen un torrente de esperanza, como es el caso de Pep.

Una lectura para…


El mundo a través de sus cárceles

‘El mundo a través de sus cárceles’ es una lectura amena y ligera, en parte por la narración sencilla por la que opta el autor. Y también por cómo está concebido el libro. Una pequeña parada en cada una de estas prisiones, acompañada por una o varias historias, narradas de manera concisa y clara. El hecho de que sus capítulos sean compactos genera un buen ritmo de lectura. Y hace de este libro el mejor acompañante para esos pequeños ratos libres, en los que resulta complicado sumergirse en una historia de desarrollo lento.

Diría que esta es una lectura para todo el mundo. Porque lo es. Está al alcance de cualquier lector y las historias que encontramos en ella no hacen otra cosa que enriquecernos. En primer lugar, porque el saber siempre debe tener un espacio en nosotros. Y, en segundo lugar, porque habla de un tema que deberíamos tocar, analizar y masticar mucho más de lo que lo hacemos.

Las prisiones son, para la gran mayoría, lugares indeseables de los que no hay mucho que saber. Hogares del castigo merecido para aquellos que delinquen. Se han convertido en una especie de tema tabú o simplemente en un tema que no interesa tocar. No nos interesa saber el por qué de la delincuencia o el cómo acabar con ella. Y este no es, tal y como nos muestra Fernando Gómez, un problema solo actual. Es algo que ha marcado nuestra historia y que corregimos en pocos casos y a un ritmo demasiado lento.

Esa es la principal reflexión que me llevo de una lectura en la que he aprendido mucho. Y en la que he rescatado realidades que había olvidado o había decidido, inconscientemente, ignorar. Como lo cerca que queda la pena de muerte en nuestra historia o la cantidad de seres inocentes que fueron asesinados y continúan siendo asesinados por sus valores. ‘El mundo a través de sus cárceles’ es el libro perfecto para las mentes curiosas que quieran seguir aprendiendo y conociendo. Con historias tan variopintas como puedas imaginar. Y con paradas escogidas con inteligencia.

Me hubiera gustado un mayor espacio para países de Oriente Medio, por ejemplo. Pero, en definitiva, es una lectura enriquecedora, sencilla e interesante que ha terminado sorprendiéndome para bien. Y con la que, tal y como prometía su título, he logrado conocer una parte importante del planeta y de su historia a través de lo ocurrido en sus prisiones.

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Así es ‘Todos mienten’, la nueva serie original de Movistar+

Previous article

Siddhartha presenta ’80 días’ junto a Carlos Sadness

Next article

1 Comment

  1. Yo me lo acabo de leer para reseñarlo en una revista y coincido contigo. Me espera quizá algo más de “arquitectónico”, y luego me ha sorprendido la humanidad y su sencillez en el proceso. Algunas de las historias me han resultado muy curiosas y amenas. En especial la del perro Pep.
    También he sufrido. Quieras o no, no es un libro para personas sensibles. Sin embargo, a la vez, paradójicamente, me ha recordado lo afortunado que soy.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up