Críticas (Series)DestacadosSeries

‘La materia oscura’ 1×04: consolidación

0

‘La materia oscura’ es esa clase de ficción fácil de ver y compleja de seguir. El mundo desarrollado por Philip Pullman que HBO se ha atrevido a adaptar es muy grande; imaginemos algo así como un edificio de varios pisos, cada uno con sus pasillos propios, sus viviendas y sus salidas de emergencia que dan lugar a otras escaleras al margen de la principal. Con la añadidura de lo complicado que es adaptar esta clase de ficción literaria a la pantalla sin ofender o cabrear a los fans de los libros, y consiguiendo al mismo tiempo el beneplácito de quien no se entera de nada en los primeros compases pero que le apetece seguir viendo. ‘La materia oscura’ es un poco todo esto, y con este cuarto episodio podemos confirmar que es algo más que un buen principio.

El primer capítulo gustó mucho, porque estaba muy bien hecho y porque tampoco presentaba demasiadas complicaciones, pero creo que todos los implicados de verdad en este asunto teníamos claro que con ese primer capítulo no bastaba. Lo complicado no era lograr una buena presentación, porque ‘La materia oscura’ es una historia que se presta a la espectacularidad y HBO es una cadena experta en ello; lo verdaderamente complicado era avanzar manteniendo las buenas sensaciones y logrando dar coherencia a sus acontecimientos, alma a sus personajes, voz a sus daimonion, continuidad a sus tramas, valor a sus luchas.

La materia oscura 1x04 - Lyra

Creo que este cuarto episodio sirve como consolidación, porque sigue ampliando el mundo, confirma que vamos absorbiendo bien la información incluso aunque sigamos sin poder retener todos los nombres importantes, y mantiene el interés porque aunque siguen pasando cosas no asfixian ni abruman. Quizá porque es tan fácil de ver que te entregas a ella pensando “ya me enteraré del todo”; algo parecido a lo que sucedía con ‘Juego de Tronos’ en sus primeros compases. Y no me refiero a cuando el mundo entero, espectadores o no, conocía a los Lannister y los Stark, me refiero a cuando los que nos enganchamos a ella en la primera temporada no teníamos ni idea de lo que nos estaba contando y aun así la seguíamos viendo. Algo parecido, aunque en menor medida, puede suceder con ‘La materia oscura’. En menor medida porque no hay tantos nombres, ni hay tanto detrás, pero es un mundo igualmente grande que hay que descubrir poco a poco, y del que al principio nos perderemos cosas que entenderemos más tarde.

En este cuarto episodio nos han hablado, por ejemplo, de cosas grandes como privar a alguien de su libertad. Se han referido a ello directamente como esclavitud, y su protagonista ha sido un oso. No un oso cualquiera: estamos hablando de Iorek Byrnison, un oso acorazado que se une a Lyra en su búsqueda de los niños perdidos. Empezamos a comprender que el secuestro de estos niños obedece a un motivo real e importante para muchos, que el Magisterio es el órgano dominante y que tiene tantos secretos y ansías de poder como los órganos dominantes de este nuestro mundo, y que Lyra (Dafne Keen) es una niña de verdad especial. Que pesa una profecía sobre ella, que la figura de Asriel (James McAvoy) es tan importante como para mencionarle en cada episodio sin necesidad de que aparezca y que esa cosa llamada aletiómetro también desempeñará una función fundamental.

La materia oscura 1x04 - Iorek Byrnison

También nos han presentado al aeronauta Lee Scorsby (¡qué carisma Lin-Manuel Miranda!), nos han dejado descubrir la existencia de las brujas y algunas de sus particularidades y nos están presentando al equipo de batalla, que tendrán que luchar por recuperar a esos niños y también a Asriel, secuestrado por Marisa Coulter (Ruth Wilson) con la ayuda de los osos acorazados de los que Iorek Byrnison, y la propia Marisa, fue desterrado y privado de la corona de rey. ¿Mucha información? Quizá, pero bien llevada y desarrollada. Y bien presentada. Da gusto ver ‘La materia oscura’, porque es bonita y porque sientes que solo estás ante el principio de algo que puede ser muy grande.

Ya se dijo en su día, cuando los planes empezaban a surgir y las primeras imágenes llegaban: ‘La materia oscura’ podía ser la nueva ‘Juego de Tronos’. Esto se ha dicho muchas veces, tantas que he dudado si recurrir a ello o no porque ni busco una nueva ‘Juego de Tronos’ ni creo que la vaya a haber, pero sí creo que estamos cerca de un fenómeno parecido en muchos sentidos, aunque supongo que más infantil (lo cual no es malo, ni mucho menos). Estamos cerca porque tendrá que completarse la temporada para que se confirme esto, pero de momento ‘La materia oscura’ se ha consolidado como lo que ya es: una buena serie, fácil de ver, con un universo riquísimo que uno quiere descubrir casi de manera febril. Si me hubieran dado todos los episodios de golpe ya los habría visto, os lo puedo asegurar.

La materia oscura

7.5

Lo mejor
  • ¿Todo?
  • ¡Qué bien hecha está, qué bonita es!
  • Siguen pasando cosas, y no importa en absoluto no comprender todos los hechos ni retener todos los nombres en un principio, porque eres consciente de que la propia serie facilitará la retención de toda la información de manera natural
Lo peor
  • Nada, pero que aparezca pronto otra vez James McAvoy con su Asriel para que esta serie sea perfecta
Judith Torquemada

Galería: Premios Vanity Fair 2019

Previous article

Bryan Adams viene dispuesto a contagiar el espíritu navideño

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up