DestacadosEn Profundidad (Series)Series

‘Carta al rey’: lo positivo y lo negativo de la nueva serie de fantasía de Netflix

0

Carta al rey‘, la última ficción de fantasía de Netflix, prometía. Por las imágenes mostradas en sus primeros adelantos, por el éxito de libro en que se basaba -escrito por Tonke Dragt hace más de medio siglo- y por la tendencia hacia los mundos fantásticos que sigue perdurando entre los espectadores, parecía ser la serie perfecta para reunirnos de nuevo a todos. Por eso es una decepción que haya sido una decepción. Se puede explicar fácilmente: no aporta nada nuevo al género, ni siquiera emociona o entusiasma dentro de la comodidad de atenerse a los clichés de siempre. Lo explico mejor en esta crítica sin spoilers; en las siguientes líneas hablaré sin cuidarme de ellos.

Hay mucha polémica con respecto a la adaptación en sí porque, a pesar de estar basada en la novela homónima, se ha construido para la ficción una historia completamente diferente. No entraré a debatir sobre la libertad de los creadores de adaptar historias que transforman por completo, porque Taika Waititi es uno de mis directores predilectos (si no el que más) y sus películas tienen mucho que ver con esto. Claro que sus películas son buenas, y ‘Carta al rey’ es más bien regulera. En cualquier caso: me abstengo de protestar, pero sí creo que han cometido un error prescindiendo de la inocencia que empapa todas las páginas del libro de Dragt, porque es precisamente esa inocencia lo que hace grande esta historia.

‘Carta al rey’ (libro) es una historia de aventuras, caballeros, amistad y crecimiento que no necesita más que recorrer un sendero casi recto en el que el protagonista, Tiuri, se va encontrando con otros personajes bien perfilados y metiéndose en diferentes problemas, siempre muy sencillos, para enganchar al lector. Tiene tanta alma que es perfecto para los niños que se inician en la lectura en general y en el género en particular; y tiene tanta alma que es perfecto para un adulto que quiere revivir esos primeros años de lectura febril. ‘Carta al rey’ (serie) se olvida de esta inocencia y esta sencillez; en cambio, apuesta por construir una historia con varios escenarios, con varias tramas y con varios personajes que quiere convertir en protagonistas. No es enrevesada como tal, porque no es en absoluto compleja, pero quiere estar tan llena de tantos elementos, ¡cuando el libro ha demostrado que no se necesitan!, que termina siendo un fracaso. Supongo que han apostado por ello porque tenían miedo de aburrir al espectador, o porque a lo mejor consideraban que ya no nos van las historias sencillas (tomando como precedente ‘Juego de Tronos’ o ‘The Witcher’). En cualquier caso, creo que ha sido un error, porque -además- ninguno de estos muchos elementos por los que apuestan tienen fuerza suficiente, porque no se les dedica el tiempo necesario ni la mayoría terminan de tener un peso real en la trama. Quizá si ‘Carta al rey’ hubiera tenido un buen puñado de episodios estaría contando otra historia, pero eso de apostar por una temporada o una serie larga tampoco se lleva.

Alianor en 'Carta al rey'
Por ejemplo, todo lo que tiene que ver con Alianor o Iridian. Son dos personajes guays, y estéticos, pero no tienen importancia alguna

Detalles menores que duelen a los amantes de la obra literaria. Nos falta el Ermitaño, nos falta el verdadero Piak (aunque es bastante adorable, también esto puedo reconocerlo) y nos falta el verdadero rey de Unawen. Y además creo que puedo explicarme la ausencia de todos ellos. Una figura como la de Ermitaño (viviendo solo en las montañas, con una sabiduría inmensa, conocido y respetado por todos, pero misterioso) no encaja en esta historia de pomposidades (de nuevo por la falta de sencillez). Tampoco encaja Piak, el fiel escudero de Tiuri en los libros, que ahora se ve rodeado de un grupo de amigos que cumplen con esa exaltación de la amistad. No sé si también ésta se pierde un poco, pero de nuevo creo que es producto de querer introducir más, siempre más. En lugar de un amigo para el héroe, mejor darle seis. Con respecto al rey de Unawen… ‘Carta al rey’ (libro) es una historia en la que lo malvado y lo oscuro está presente, pero siempre asentada sobre la confianza y la bondad de las personas. ‘Carta al rey’ (serie) es un poco lo contrario. Es un mundo complicado en el que es preferible no fiarse de unos monjes que nos acogen en mitad de la noche, así que mejor le damos unos toques de esa oscuridad también al rey que debe salvarlo todo, al que tampoco nos podemos tomar muy en serio por su primera presentación. Otros dos personajes por los que quiero protestar, simplemente porque su papel en el libro es mejor: Jaro y Ristridin.

Y quizá el principal error de ‘Carta al rey’ es lo que han querido hacer con su villano. Gijs Blom, que es el encargado de dar vida al Príncipe Viridian, es muy guapo, pero además de sacar partido a su belleza en una estética oscura y súper malvada… no hace mucho más. Conocemos sus planes de conquista y maldad, pero no los entendemos. Seguimos sus movimientos, pero no nos asustan porque no son más que palabrería. Y todo esto es muy importante desarrollarlo bien, primero para seguir sus escenas con interés y no con el desánimo de saber que solo es eso, estética y palabrería, y segundo para que el final tenga un sentido y sea un final de verdad. Lo de ‘Carta al rey’ no es un final de verdad, porque no ha habido una ascensión de tensión o emoción hasta el clímax, que es también bastante chapucero.

Viridian en 'Carta al rey'
El gran error

Lo que más he apreciado de esta reinvención de la historia es la denuncia que hay detrás. Sin servirse de un discurso excesivamente elaborado, se intuye que lo que sucede entre los tres reinos mencionados tiene mucho que ver con el racismo y los prejuicios. Tiuri es rechazado por ser de Eviellan, una procedencia que en su alrededor conocen porque es negro. Sir Tiuri el Valiente (David Wenham) se enamoró de su madre y acogió a Tiuri como si fuera su propio hijo, dándole su nombre. En una escena (muy cortita), Tiuri padre se enfrenta a tres hombres a quienes deja bien claro el drama que vivimos cada día en nuestro mundo: los refugiados, los esclavos, el racismo. Defiende a su familia, por encima de su hombría y de su posición de caballero. Todo esto me ha gustado, y me lleva directamente a ‘Carnival Row‘ (2019), que es una de las ficciones que más me ha gustado en los últimos tiempos y que también bebe mucho de todo esto, y mejor.

Sir Tiuri el Valiente en 'Carta al rey'
El bueno de Faramir

Ese giro hacia el final, en el que se descubre que Tiuri (Amir Wilson) no posee ninguna habilidad mágica y es Lavinia (Ruby Ashbourne Serkis) la elegida, la que debe luchar contra la oscuridad, está bastante bien. En serio. Personalmente, no lo esperaba, y parte de un convencimiento de que no necesitamos de poderes sobrenaturales para destacar, ni siquiera en historias en las que la magia está presente. Tiuri es valiente, honrado y luchador, y con eso es suficiente para que sea el protagonista de nuestra historia. La evolución no es muy notable, pero tampoco se puede hacer mucho más en seis episodios. Una pena.

Judith Torquemada

Javier Gutiérrez (‘Hogar’): “hay una reflexión que hacer respecto a nuestro papel como individuos en la sociedad”

Previous article

Lo que está pasando con el final de ‘The Walking Dead’

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up