Críticas (Series)

‘Carnival Row’, digna fantasía para una oscura realidad

0

Qué buen momento para que ‘Carnival Row‘ aterrice en nuestras pantallas (las de los usuarios de Amazon, al menos). La ficción protagonizada por Orlando Bloom y Cara Delevingne, que consta de ocho capítulos en su primera temporada, bebe de una realidad que nos sacude a todos para presentarnos una entretenida historia de fantasía oscura. Creada por René Echevarria (‘Star Trek: la nueva generación’) y Travis Beacham (‘Pacific Rim’), hace unos días se confirmó que tendría una necesaria segunda temporada.

‘Carnival Row’ nos presenta un nuevo mundo habitado por seres humanos y diferentes criaturas que siempre han poblado nuestro imaginario, desde hadas hasta faunos. Un mundo completo que no queda descolgado en ningún punto de estos primeros ocho episodios, y que al margen del bestiario no cuenta con elementos sorprendentes. Rescata elementos de diferentes épocas de nuestra realidad, los mezcla y los añade criaturas, y así queda una especie de Edad Media avanzada bien presentada, con una ambientación muy cuidada.

En este universo, dos personajes principales. Rycroft Philostrate (Orlando Bloom), a quien todos conocen como Philo, un inspector de policía de grandes capacidades y mente abierta que se esfuerza por mantener el orden en Burgo, la gran capital. No es fácil, pues los incidentes entre humanos y criaturas se suceden día tras día, sobre todo en Carnival Row, el barrio donde conviven unos con otros.

Mientras Philo lidia con la vida en la capital, Vignette Stonemoss (Cara Delevingne) vive su propia lucha. El hada lleva siete años ayudando a sus compatriotas de Tirtanoc a escapar de sus tierras, pues una nación conocida como El Pacto se ha hecho con el control de un territorio que pertenece a las criaturas. Estas criaturas son, desde que perdieron la guerra, perseguidas, encarceladas y asesinadas. La república de Burgo las abandonó cuando comprendió que nada podía hacer contra El Pacto, y desde entonces sus habitantes tienen que vagar por las tierras donde han crecido y vivido conscientes de que cualquier paso dado puede ser el último.

Os suena, ¿verdad? Claro, es un poco la realidad que vemos cada día. ‘Carnival Row’ es una fantasía, cuyo proyecto comenzó hace mucho tiempo, que bebe directamente de la xenofobia todavía existente y de la crisis de los refugiados, que no deja de agravarse. Cada capítulo, más que una reflexión (que también) sobre estos asuntos, es una demostración de lo que ocurre y del daño causado. Nos están enseñando en pantalla, de forma ficticia, lo que está pasando. El racismo, los prejuicios absurdos, la marginalidad de colectivos “diferentes” (¿diferentes a qué? ¿qué es lo normal?), las comunidades desprotegidas ante quienes sustentan el poder, la lucha de clases… De esto va ‘Carnival Row’, sobre todo.

A esta premisa, porque se siente como una premisa y no como un elemento más que viene bien añadir, se le suman otros arcos narrativos. Hay historias de amor, hay enredos familiares, hay asesinatos y hay mucha fantasía. Los episodios están bien planteados, la acción se va sucediendo de manera fluida y el ritmo narrativo es fantástico, pues en cada escena sucede algo sin que por ello llegue a abrumar al espectador; aunque al principio pueda sentirse que están planteando demasiados focos de atención, se resuelve en seguida.

El misterio principal, que también se va descubriendo a medida que avanza la trama, puede sorprender o no, puede resultar clásico o no, pero está bien construido. No hay que olvidar que ‘Carnival Row’ está destinada al gran público, y quizá por ello no está libre de clichés que, sin embargo, no molestan. Creo que esta ficción no pretende ser mucho más de lo que es, y también creo que tiene potencial para que en la segunda temporada se supere.

Para quien se entregue fácil a las historias de fantasía, como es mi caso, ‘Carnival Row’ será un entretenimiento perfecto que no necesita de grandes sorpresas para resultar atractiva. Tal vez no esté hecha para aquellos que no se dejan llevar tan fácilmente, pero incluso en ese caso no estaría de más darle una oportunidad. Es un proyecto que se puede ver, muy digno en su planteamiento y con posibilidades de futuro. El reparto, por cierto, incluye grandes nombres como Jared Harris o Indira Varma e interesantes apuestas como Caroline Ford o Tamzin Merchand. Tanto Orlando como Cara, si acaso os lo estuvierais preguntando, están bien, correctos.

Antes del estreno de esta primera temporada, Amazon ya había confirmado una segunda, lo que genera más buenas sensaciones, sumadas a estas que ya comento. Hacía meses que no veía una temporada completa de una serie en sus primeras horas de vida. Y sí, me entrego fácil, pero también soy capaz de pasarme minutos enteros pensando cómo estaba siendo posible que las hadas, con sus alas, llevasen abrigos (mi duda fue resuelta, añadiré). Me entrego fácil, pero también cuestiono y reprocho cositas cuando no me gustan. No me salen demasiados reproches en este caso. ‘Carnival Row’ me ha gustado.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

¿Por qué ‘Cristal Oscuro: La era de la resistencia’ va a ser el próximo fenómeno de Netflix?

Previous article

10 comedias románticas que merecen la pena, II parte

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.