ActualidadDestacadosLibro PerfectoLiteratura

‘Mensaje en una botella’, el libro perfecto para los románticos de siempre

0

Quizá su nombre os suene, o quizá no terminéis de ubicarlo, pero Nicholas Sparks ha sido una de las figuras más influyentes de las últimas décadas en la literatura estadounidense, y esa influencia ha trascendido a otras artes. Sólo diré una cosa para ilustrar esta afirmación: ‘El diario de Noah‘. Sí, en efecto: Nicholas Sparks es el autor del libro en el que basó la (fantástica) película dirigida por Nick Cassavetes y protagonizada por Rachel McAdams y Ryan Gosling. A su publicación, en 1996, le siguieron otros títulos que seguramente también conozcáis: ‘Un paseo para recordar‘ (1999), ‘Querido John‘, (2006) o ‘Cuando te encuentre‘ (2008). O el libro que nos ocupa en este caso: Mensaje en una botella‘ (1998).

Mensaje en una botella - Nicholas Sparks

Aunque menos inspirado que ‘El diario de Noah‘, Mensaje en una botella‘ es igualmente un libro perfecto para los románticos de siempre. Sigue la historia de Theresa Osborne, una periodista divorciada que divide su tiempo entre su hijo y la publicación de su popular columna en el periódico de Boston. En unas pequeñas vacaciones que se toma junto a su amiga Deanna y su marido Brian, encuentra, enterrada en la arena de la playa, una botella que encierra un mensaje. Lo firma un tal Garrett, y está dirigido a una tal Catherine. El mensaje la conmueve profundamente, e impulsada por su amiga Deanna decide publicarlo en su columna. Así es como, poco a poco, empieza a saber más de Garrett, descubre que no es el único mensaje que ha llegado a las playas de Estados Unidos y se plantea si no es Garrett, con sus profundos sentimientos y su honestidad, el tipo de hombre que quiere en su vida. Así que, por qué no, se marcha a Carolina del Norte sin más pretensiones que conocerlo.

Mensaje en una botella‘ está escrito con un lenguaje sencillo, y vamos conociendo a los personajes sobre todo a través de sus monólogos interiores, no muy extensos, bastante concretos y contundentes. Quizá no estén perfectamente perfilados, pero sí es fácil conectar con ellos; al menos, es fácil comprenderlos y sentir que los conoces. Aún más para los que crean desde el principio en una historia de amor construida y dedicada a los románticos de siempre. Las conversaciones y los pasos que se van produciendo entre ellos nos recuerdan a las historias de antes, a las que se cuecen a fuego lento y tal vez sin demasiada chispa, siguiendo los protocolos habituales, pero siempre real.

« Aquel hombre existía, y una de las primeras cosas que había aprendido en la vida era que, si descubres algo que te emociona, más vale intentar averiguar de qué se trata. Si uno se limita a ignorar esa sensación, nunca sabrá qué hubiera podido pasar, y en muchos casos eso es peor que descubrir que te estabas equivocando desde el principio »

En cualquier caso, ‘Mensaje en una botella’ puede gustar, sobre todo, porque aborda temas, situaciones y conflictos universales, y todos ellos a su vez contienen muchas emociones. Por ejemplo, la dificultad de mantener una relación a distancia, con todas las dudas y las incertidumbres que eso conlleva. El error de construir una relación con base en una mentira, o en una media verdad; la necesidad de ser sincero y de ser valiente. Y, quizá lo que más me ha interesado de todo, la dificultad de olvidar a quien quisimos y nos fue arrebatado, el miedo de estar traicionando a esa persona si decidimos avanzar y sanar heridas, la sensación de que demostramos la autenticidad de nuestro amor si seguimos sufriendo, el error que cometemos al cargarnos con esta clase de pesar. ‘Mensaje en una botella’ se mueve en torno a estos y otros temas, y además sorprende con un final que nos plantea otros muchos.

Tiene, por cierto, su propia adaptación cinematográfica: del mismo nombre, dirigida por Luis Mandoki y protagonizada por Robin Wright y Kevin Costner. Aunque las imágenes de la novela son bastante visuales, esta película puede servirnos para darle un rostro interesante a los protagonistas de una historia de amor que, insisto, es perfecta para los románticos de siempre. En nuestro país, la encontráis en el catálogo de Roca Editorial.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘Me Vale’, el positivo y optimista nuevo tema de Miki Nuñez

Previous article

‘Yo Nunca’ y las series (adolescentes) que importan

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up