DestacadosEl Personaje (Series)Series

¿Quién es Óscar León?

0

Qué complejo es el personaje de Óscar León (Álvaro Morte) y qué complejo hablar de todo lo que he visto en él. Como sucede con casi todos los elementos que componen la bella ‘El Embarcadero’, me surgen a priori muchas más preguntas que respuestas, y me da por pensar que todos los personajes de esta ficción pueden ser definidos a través de las primeras sin necesidad de recurrir a las segundas.

¿Quién es Óscar León? ¿Son dos personas en un único cuerpo? ¿Tiene dos almas? ¿Es siempre él mismo pero mostrando diferentes caras? ¿Es alguna vez él mismo? ¿Cuándo es más él mismo? ¿Cómo puede llevar esa doble vida? ¿Cuántas vidas tenía? ¿Es sangre fría o cobardía? ¿Es un amor inmenso que arrasa con todo? ¿Es amor lo que siente sin descanso o un hambre incurable por tenerlo todo? ¿Es insatisfacción o inconformismo? ¿Cuánto está dando de sí mismo? ¿Ha dado tanto que se ha quedado sin nada para él?

Óscar León lleva una vida tranquila en Valencia, hasta que después de una reunión decide darse un baño desnudo en el mar que cubre la Albufera y se topa con Verónica (Irene Arcos). Óscar está felizmente casado con Alejandra (Verónica Sánchez), pero lo que siente por esa mujer inesperada es tan fuerte que toma la decisión de comenzar una doble vida, con todo lo que eso conlleva.

Álvaro Morte es Óscar León en 'El Embarcadero'
Foto: María Heras / Movistar+

En primer lugar: ¿toma la decisión de comenzar una doble vida o se deja arrastrar por las emociones más instintivas e incontrolables? Da la sensación de que, en realidad, Óscar ha sido incapaz de tomar una decisión en sus últimos años de vida. Se ha dejado llevar por emociones, sentimientos, intuiciones; da la sensación de que se ha dejado llevar siempre por las personas que han ido dejando huella en él. Es difícil detenerse a pensar en esto cuando te plantan a un hombre adúltero que miente a diestro y siniestro, pero no debemos olvidarlo porque también forma parte de quien es. Óscar no decide: Óscar se deja llevar. Un día tras otro, un día tras otro, un día tras otro. ¿Es en esos momentos de libertad absoluta, que no deja de ser una libertad irresponsable, cuando somos más nosotros mismos, cuando no pensamos en lo que está bien y en lo que está mal y nos dedicamos únicamente a vivir siguiendo nuestros deseos más egoístas pero también más puros? ¿No es así como viviríamos todos si no tuviéramos cadenas?

Álvaro Morte e Irene Arcos en 'El Embarcadero'
Foto: María Heras / Movistar+

¿Cuánto de culpable es una persona que no puede respirar entre los límites impuestos por la sociedad? ¿Es la sociedad quien nos impone límites, somos nosotros mismos? ¿Por qué lo hacemos? Óscar es un personaje complejo porque reúne muchas características contradictorias; se intuye un amor inmenso en él al que se entrega por completo, en dos direcciones, pero no deja de hacer daño a quienes quiere de forma egoísta; lo sentimos libre por cómo se mueve y ama, pero se construye con mentiras su propia prisión. Incluso la mentira, en sus manos, cobra un significado ligeramente diferente. No me entendáis mal: una mentira es una mentira, pero al mismo tiempo parece sentirla como la herramienta más leal con aquellos que ama. No quiere hacer daño, así que opta por callar. No hay en él un sentimiento de superioridad o satisfacción por vivir con dos mujeres; hay culpa y confusión, y amor. Así que lo podemos comprender, pero no nos gusta.

La contradicción puede verse en la imagen conjunta. Junto a Alejandra, en Valencia, es un hombre responsable, serio, cosmopolita, que viste trajes elegantes y sale a cenar con su mujer a los mejores restaurantes de la ciudad. Junto a Verónica, en la Albufera, es un hombre despreocupado, relajado, irresponsable, que se pasea desnudo por los alrededores de la casa y hace el amor en montones de arroz. ¿Cuándo es él mismo? ¿Cuándo no lo es? ¿Lo es siempre? ¿No lo es nunca? ¿Lo ha sido alguna vez?

También vemos características comunes en ambos escenarios, lo que me lleva a pensar que Óscar es siempre él mismo solo que adaptándose a cada uno de ellos. Es decir, dejándose llevar. Porque en Valencia y en la Albufera, Óscar es divertido y enérgico, inteligente y creativo, educado y sociable; es responsable o irresponsable según el momento, serio o desenfadado según el momento, de ciudad o de campo según el momento.

Verónica Sánchez y Álvaro Morte en 'El Embarcadero'
Foto: María Heras / Movistar+

Así que la pregunta que al final se encalla en la mente de los espectadores, ¿quién de los dos es Óscar?, no encuentra una respuesta tan sencilla cuando nos paramos a analizarlo. Porque Óscar siempre es Óscar, pero nunca termina de quedar claro que esté siendo quien realmente es. Nunca termina de quedar claro que hayamos visto todo de el. Ah, la magia de los personajes de un brillante color gris.

La segunda temporada de ‘El Embarcadero’ se estrena el viernes 17 de enero en Movistar+.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘La gran ofensa’ llega en enero al Teatro Lara

Previous article

WESTWORLD vuelve con su tercera temporada

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up