Alba Reche lo ha vuelto a hacer y ahora es el turno del videoclip de “Quimera”. La ilicitana se ha convertido en una de las artistas revelación del panorama musical nacional. Su carisma y universo ha logrado traspasar fronteras. La cantante nos propone un viaje sensorial de los que no se recuerda y nos muestra su dolor y visión.



La cantante consigue transmitir esa veracidad que solo se logra viviéndola y sintiéndola como tal. Con un sonido contundente y melódico, Alba Reche consigue no dejar indiferente, logrando que la gente se emocione con sus letras y comprenda la importancia de la música en su vida. Lo hace con una sensibilidad que permite que sus canciones se conviertan en una banda sonora de aquellas que están presentes en todo momento en tu vida.

Un videoclip perfecto

Hace tan solo unas horas se estrenaba el nuevo videoclip de Alba Reche. En este caso ha sido el de “Quimera”, que se ha convertido en una auténtica obra de arte audiovisual. La cantante tenía claro lo que quería expresar en todo momento y buena muestra de ello es la realización de este videoclip.

Los tres sets que emplean representan a la perfección su universo interno. Sus intereses y preocupaciones están plasmados en el videoclip. Alba Reche siente lo que transmite y no es impostado, todo tiene una lógica interna. Los elementos que aparecen en el videoclip no están por poner, al contrario, tienen su significado, es un escenario simbólico.

La mitología griega es fundamental para comprender este videoclip. En “Quimera” nos presentan tres estados esenciales de la misma. Es el tránsito de la pureza a lo terrenal, pasando por el limbo que es ese instante en el que se pasa de grabar de un interior a un exterior. En ese instante Alba Reche se encuentra en un instante desconectada de la realidad que la rodea.



Alba Reche da las claves

En un directo realizado en Instagram Alba Reche compartía lo que ha significado para ella grabar este videoclip y el intramundo de “Quimera”. Según la cantante querían representar los estadios que envuelven la mitología griega y por ello escogieron el cielo, el  limbo y lo terrenal, que sirven para expresar a la perfección la transición que tiene la canción.



La escenografía es importante en el videoclip y así lo indica Alba Reche:El cielo es el primer set, por eso es tan blanco y está relacionado con la pureza y coincide con el inicio de la canción que es cuando se habla de lo que echas de menos a esa persona”.  La cantante no se ha olvidado de toda esa gente que la acompaña y es que las bailarinas que aparecen en el videoclip ocultan un mensaje: “Quería que esas cuatro personas representasen a todas esas personas que me han ayudado durante todo este tiempo, los que me han sabido redirigir el camino después de ese limbo y los que me han cuidado para decirme ‘estás bien’. Por eso al principio aparecen atrás, porque no se ven, parece que no se le da importancia y ellos están detrás de la cortina al principio y solo se me ve a mi como endiosada”.

Los mundos de “Quimera”

En “Quimera” se pasan por todos los estadios del desamor y eso está presente en el segundo set, el exterior, que gracias a una puesta en escena donde la naturaleza copa toda la atención, consigue transmitir esa veracidad que se vive en el desamor: “El limbo es ese sitio en el que no sabes que haces ahí y te planteas muchas cosas. En el videoclip se presenta buscando una orientación e inquieta”.



La verdad se logra en el tercer set, en el cual “es donde realmente encuentro la paz en el videoclip y me despierto un poco aturdida, por eso hay manos levantándome. los angelitos bajan y me dicen ‘ no pasa nada, está todo bien, puedes tener el rencor que hablas en la canción’”.

 Una carrera de éxito

Hablar de Alba Reche es hablar de la perfección hecha cantante. La ilicitana tiene claro lo que quiere transmitir y eso es evidente en cada canción y videoclip que lanza. Su mundo interior es inmenso y poco a poco lo va mostrando en pequeñas píldoras. Unos fragmentos en los que transmite una veracidad que no es impostada y que logra que la gente que le rodea siente como suya.

Esa es la clave de su éxito. Alba Reche con “Quimera” ha logrado que sea la mejor carta de presentación. La cantante está viendo su esfuerzo recompensado en cada concierto que realiza con sold out. El cariño que ha puesto en cada canción que ha compuesto se ve reflejado en una legión de fans incondicionales que la siguen a cualquier sitio que vaya. Alba Reche tiene esa capacidad innata de  trasladar a esas personas que la escuchan a un mundo que está por descubrir.

Jadel lanza su nuevo single ‘Libertad’, un tema inspirado en la situación actual

Previous article

Reseña de ‘El cielo de tus días’, de Greta Alonso

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad