DestacadosLiteraturaSeries

Así nace el tándem perfecto: Javier Olivares desarrolla ‘Antihéroes’, de Iria y Selene

0

Fue el pasado año cuando se supo, para alegría de la comunidad de lectores de nuestro país, que Globomedia había adquirido los derechos de ‘Antihéroes‘ para desarrollar una serie de televisión. ‘Antihéroes’ es uno de los últimos títulos escritos y publicados por un tándem que ya es perfecto, pero que de manera inevitable sentimos como un solo ser: Iria G. Parente y Selene M. Pascual.

Hablar de ellas es hablar de calidad, de talento y de compromiso, con la literatura y con los principios que deben sostenernos a todos. Y también es hablar de una producción que en los últimos años no se ha detenido y nos ha dejado grandes títulos, un viaje por Marabilia inolvidable y muchas ganas de leer todo lo que lleve sus firmas.

¿Cómo nace este tándem perfecto del que os hablamos? Con un inocente tweet, que da lugar a otros muchos, a una alegría justificada en las redes sociales y a la promesa de que ‘Antihéroes’ puede ser exactamente lo que necesitamos en televisión. Javier Olivares, creador junto a su hermano Pablo de ‘El Ministerio del Tiempo’, es el encargado de desarrollar esta serie de televisión. Así lo explicaba el mismo, así lo confirmaban las escritoras y así comprendíamos todos lo cerca que estamos de ver en televisión una parte importante de nuestro mundo literario favorito en manos de uno de los guionistas en quienes más confiamos.

Vamos por partes, para terminar de comprender por qué esto puede ser muy grande.

Lo que es ‘Antihéroes’

Me llamo Yeray Ayala y tengo un secreto. Este libro que tienes entre las manos contiene mi historia, la de otros inadaptados y la clave que nos une a todos: tenemos poderes. Sí, lo sé, vas a pensarte que esto es ficción. Todo el mundo hace lo mismo, porque sois unos aburridos que habéis dejado de creer en la magia. En cuanto descubrí que podía desaparecer y reaparecer donde quisiera, yo también me dije que era imposible. Después, que era especial. Eso hizo que me aprovechase, claro, y usase mi poder para cosas que no son muy legales… Pero no hablemos de eso. Lo importante es que cuando una organización que se dedica a atrapar a la gente como yo me capturó, descubrí que estaba muy lejos de ser un caso aislado. CIRCE es una organización. ¿Su objetivo? Reacondicionar a todos los que usamos nuestros poderes de mala manera. Convertirnos en héroes. Pero ¿quién quiere ser un héroe pudiendo ser un antihéroe?

Esto es ‘Antihéroes‘. Un grupo de jóvenes, poderes descontrolados y una premisa que nos sitúa en un universo donde la magia existe… Y donde importa, pero sobre todo sirve como escenario para hablar de mucho más. De lo que nos importa. De lo que nos importa a los jóvenes, de lo que debería importar a todos. ‘Antihéroes’ habla de diversidad, de aceptación, de representación. Y lo hace a través de unos personajes tremendamente reales y tremendamente bien construidos; tan bien que parece que en cualquier momento van a abandonar las páginas y tomar forma corpórea para aparecer ante nosotros, como si de ‘Corazón de tinta’ se tratase.

Cuando encuentras una historia que se preocupa tanto por cuidar esta construcción humana, cuando encuentras unas autoras que lo hacen, sólo puedes quedarte a su lado para siempre. Y ‘Antihéroes’ es uno de los títulos más populares de Iria y Selene porque llegó en un momento en que necesitábamos algo así, y nos lo dieron con el talento que ellas tienen y la frescura que caracteriza a todos sus libros. Aventuras, ciencia ficción, misterio y humor, todo junto haciendo avanzar unos principios muy claros y haciéndonos llegar mensajes muy importantes. En su día, pensé que ‘Antihéroes’ era casi un milagro, por lo que podía significar para muchos jóvenes (¡y adultos!) que lo leyeran. Si este libro tuviera una forma corpórea, querría abrazarnos a todos y decirnos que todo estará bien. Y también nos daría algo de guerra, sí.

Antihéroes - Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Lo que significa Javier Olivares

Javier Olivares es sinónimo de calidad. Y es sinónimo de amor por la ficción televisiva. Un amor que se aprecia en todos y cada uno de sus proyectos. Como también ocurre con sus ganas de marcar la diferencia. No hay nada de malo en el entretenimiento por el entretenimiento. Es algo que todos, incluso los que huyen de ello por considerarlo poco sofisticado, necesitamos. Pero también necesitamos series que busquen aportar algo más, que busquen visibilizar, contar historias que de verdad importan y empujarnos a reflexionar y a crecer. Que nos miren frente a frente y que busquen encontrarse con un espectador igualmente entregado, que no vea, sino que observe y se empape de lo que tiene delante. 

El ejemplo más reciente que tenemos de todo esto es ‘El Ministerio del Tiempo’. Una ficción que cualquier que haya visto sabe que habla por sí sola. En ella se aprecia también la visión del creador, capaz de conectar con el público a través de todo lo que nos preocupa. Pese a llevar años disfrutando de su ingenio y de su capacidad para reflejar todo lo que absorbe en su escucha activa de la sociedad, seguimos sorprendiéndonos con cada capítulo que vemos. Seguimos emocionándonos al comprobar que tenemos en él un altavoz que recoge todo lo que necesitamos ver en la pantalla. Y seguimos aplaudiendo y agradeciendo el hecho de que todos tengamos un hueco en sus ficciones. Algo que, por otro lado, debería ser básico y que, sin embargo, es muy poco común. 

Con estos párrafos ya ha quedado más que evidenciado que Javier Olivares comparte mucho con Iria y Selene. Sobre todo, comparte lo fundamental. La pasión por las historias y por las personas. El abrazo a todas las realidades, la calidad por bandera y una sensibilidad que logra que conectemos de manera inmediata con sus relatos. De este tándem podemos esperar, para empezar, un producto que nos marque y del que disfrutar al máximo. Pero también una frescura que en estos momentos de sobre producción se necesita más que nunca. Podemos y debemos esperar una adaptación más que acertada, en la que el respeto será el eje en torno al que se construya todo y de esas de las que es imposible cansarse. Estamos contando ya los días para poder sumergirnos en ‘Antihéroes’.

‘Strangers’, de Brian Cross y Agoney, y los veranos y los amores eternos

Previous article

‘Wonderwall’, de Oasis: el gran clásico

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up