Strangers

Hay sonidos que nos llevan de golpe al verano. Sonidos que huelen a mar y que saben a helado. O a esas noches que no parecen tener final, en las que bailamos y saltamos como si realmente no hubiera mañana. Sólo hace falta escuchar los primeros compases de ‘Strangers’, nuevo single de Brian Cross y Agoney, para que la canción nos transporte a todo eso. A los veranos en la playa, en el pueblo o en la ciudad. Con familia o con amigos. Y, sobre todo, con esos amores pasajeros que en realidad son eternos. 



Precisamente ‘Strangers’ gira en torno a estos últimos. Con ritmos alegres y bailables de fondo, Agoney nos canta acerca de una de esas relaciones tormentosas de las que no queremos desprendernos. Uno de esos amores que tienen fecha de caducidad, pero con los que no queremos terminar. Y que, en realidad, nunca terminan. Una historia universal que podemos encontrar todos en nuestros recuerdos y que también sabe a verano. ¿Quién no ha protagonizado uno de esos fugaces romances que marcan para siempre? ¿Quién no ha sufrido al ver cómo septiembre se acercaba y con él lo hacía el frío?

Los temas que unen la nostalgia e incluso pinceladas de tristeza con ritmos alegres siempre han tenido algo especial. Esas canciones que te invitan a bailar y a sonreír con amplitud, pero que en el fondo arañan un poquito, porque nos trasladan a nuestras propias historias. Escucharlas es como tener una banda sonora propia, que de verdad conecta, que de verdad significa algo para nosotros, y que nos provoca respuestas totalmente opuestas. Porque así somos los seres humanos, complejos. Y así es la música, poderosa

La combinación perfecta


Emoción y nostalgia. Presente y pasado. Sol y sombra. Día y noche. Escuchando este ‘Strangers’, no he podido evitar pensar en todas esas combinaciones que, aunque aparentemente unen dos realidades que pueden resultar distantes, funcionan a la perfección. La canción en sí, como señalaba en los párrafos anteriores, es una de estas combinaciones. Y también lo es la unión de Brian Cross y Agoney. Tenemos la electrónica del primero, los ritmos alegres, pegadizos y bailables y la frescura de quien está más que acostumbrado a traer hits, también de verano. Y tenemos la personalidad y la fuerza de Agoney, en su voz, en sus giros y en la emoción que aporta a todo lo que canta. 

Estas dos realidades, polos, caras de una misma moneda o como prefiramos llamarlo funcionan juntas. Se complementan a la perfección. Y aparecen en su justa medida, posibilitando la creación de un tema que nos hace saltar y sonreír, pero que también toca y emociona. Y hace viajar, al pasado o al futuro. También nos hace pensar, repasar nuestras propias historias y reflexionar sobre lo que hemos idealizado, lo que hemos enterrado y lo que creíamos que habíamos olvidado. 

Empieza a hacer calor. Empiezan también los esperados paseos, al atardecer o al amanecer. Empieza a oler a sal, a helado y a libertad. Este año más que nunca. Y no me gusta hablar de canciones del verano, mucho menos ahora, que tenemos la oportunidad de escuchar tanto. Pero sí creo que ‘Strangers’ lo tiene todo para ser una de nuestras inseparables compañeras este año. 

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘Luz’, la nueva balada del exitoso grupo Camila

Previous article

Así nace el tándem perfecto: Javier Olivares desarrolla ‘Antihéroes’, de Iria y Selene

Next article

You may also like

1 Comment

  1. Que grato leer una reseña musical, se esas en las que huno investigación, escucha atenta y hasta conexión con el tema 😀

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad