Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica de ‘Dublin Murders’: mucho más de lo que imaginas

0

Starz Play ha aterrizado en España con propuestas variadas y atractivas, de esas que no deberían pasar desapercibidas. Después de beberme ‘Pennyworth’, ha llegado el turno de probar suerte con una ‘Dublin Murders’ de la que, honestamente, no esperaba tanto como me ha dado. Tratándose de un thriller policiaco, que parte del crimen de una niña que aparece en un bosque irlandés, creo que imaginaba más de lo mismo. Siento devoción por ‘True Detective’, especialmente por su primera y su tercera temporada, y eso generalmente me hace desconfiar de las series que se presentan con una trama similar, con puntos en común. Un error que, en ocasiones, me conduce a llevarme sorpresas muy positivas, como me ha ocurrido con la serie protagonizada por Killian Scott y Sarah Greene. 

‘Dublin Murders’ presenta los elementos clásicos de un thriller policiaco, por supuesto. Un crimen, con toques algo satánicos, en el que aparecen diferentes sospechosos y líneas de investigación. Dos investigadores cuyo pasado influye, en una importante medida, en esta investigación. Un entorno en parte hostil, sombrío y misterioso, que aporta un extra de tensión a la narración. Y esa angustiosa sensación que siempre envuelve a la muerte. Todo esto ya lo conocemos, no nos es ajeno, y a veces es suficiente para atrapar a los espectadores, porque se trata de una combinación de elementos que por lo general funciona bien. Pero la serie de Starz Play aporta más que una fórmula de éxito ya conocida

Con un marco inmejorable, como es esa Irlanda que no ha sido aún demasiado explotada ni explorada, el asesinato y la consecuente investigación ejercen de hilo conductor del que van surgiendo otras muchas historias que nos llevan a pasados oscuros, interiores completamente resquebrajados y un estudio del ser humano que para mí siempre es lo máximo a lo que se puede aspirar cuando se construyen personajes y vidas. Todo ello con la tensión y el misterio que acompañan siempre a un género que, además, pega especialmente con este otoño frío en el que ya estamos metidos de lleno. 

Buena historia

La historia en sí, la trama principal, es interesante. El misterio en torno al asesinato de la joven bailarina, en el que entran en juego elementos ya explotados por series como la mencionada ‘True Detective’, es suficiente para invitar a los espectadores a seguir viendo ‘Dublin Murders’ después de su primer episodio. Un misterio que crece cuando entra en escena un segundo asesinato que, aparentemente, no tiene nada que ver con el primero. Ya sabemos lo que se dice de las apariencias…

Además, el pasado de los investigadores y el caso de dos niños desaparecidos en los 80 en el mismo pueblo, aportan aún más intriga a una trama que se mantiene y en la que la tensión va creciendo según avanzan los episodios. No es fácil generar ese misterio y esa incertidumbre en el espectador a estas alturas, en un momento en el que el público ha visto ya mucho y cada vez es más exigente. Pero la serie de Starz Play, basada en los libros de Tana French, lo ha conseguido. 

'Dublin Murders'

Mejores personajes

Como he señalado, la historia es atractiva, de esas que enganchan con facilidad, especialmente a aquellos a los que les guste moverse en el género del thriller policiaco. Pero el punto fuerte de ‘Dublin Murders’, lo que la diferencia del resto y le aporta un valor propio, que nos haga apostar por ella en lugar de por otro de los muchos títulos de este corte que están a nuestro alcance, son su personajes principales. Pese a que por momentos, sobre todo en el primer episodio, puede parecernos que la relación entre los dos detectives es algo que ya hemos visto, lo que se nos presenta es muy distinto a lo que podíamos haber imaginado. 

Sí, el pasado tormentoso de los investigadores también es un ingrediente hasta cierto punto típico. Pero en la nueva serie de Starz Play veo una diferencia bastante importante a la hora de abordarlo, así como en el propio contenido de los traumas que vamos descubriendo. La deconstrucción de los protagonistas que vamos presenciando capítulo a capítulo es todo un regalo para los espectadores, sobre todo para aquellos que, como me ha ocurrido a mí, lleguen a la serie esperando otra cosa. Terminarán descubriendo, entre crímenes y misterios, que han asistido y tomado parte en un profundo estudio de la condición humana

'Dublin Murders'

Ambiente exquisito

Junto a estos dos importantes elementos, que son los que mantienen la serie y los que la convierten en un producto interesante y para muchos adictivo, encontramos un ambiente perfectamente recreado. Esa Irlanda misteriosa y poco conocida por los que no conocen el país o sólo lo han visitado como turistas, aporta un halo misterioso que siempre suma. El entorno, muy cercano y cerrado, al tratarse de una pequeña población, aumenta ese misterio del que hablo, como ya ocurriera en casos como el de ‘Broadchurch’. ¿Acaso la serie habría funcionado igual si la acción se hubiera desarrollado en Manhattan? Lo dudo mucho. 

La sobriedad y la oscuridad dominan una fotografía que, desde mi punto de vista, es otro de los puntos fuertes de la serie, por momentos casi hipnótica. Su belleza contrasta con la dureza de lo que vemos y lo que intuimos, y genera una combinación ideal, fría, que nos hace pensar en un chocolate caliente y una manta suave. Parece que sí, es perfecta para otoño. 

'Dublin Murders'

Veredicto final

Ya lo digo en el titular. ‘Dublin Murders’ es mucho más de lo que imaginamos en un principio. Un thriller policiaco que cuenta con los ingredientes clásicos, pero que también apuesta por dar un importante peso a sus dos protagonistas, rotos y complejos. Quizá falla en ir demasiado rápido, lo que no permite que se ahonde lo suficiente en algunos aspectos o subtramas que lo merecen. Por lo demás, una buena serie, ideal para un maratón de otoño, con o sin compañía. 

'Dublin Murders'

7

Lo Mejor
  • La deconstrucción de los personajes protagonistas
  • Fotografía y, en general, ambiente de misterio
  • La trama
Lo Peor
  • Demasiado rápida en ocasiones, falta profundización
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

40 Music Awards 2019, la música por encima de los premios

Previous article

‘Para toda la humanidad’: una serie clásica que funciona muy bien

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up