40 Music Awards

La música está en nuestra naturaleza. Ese es el late motiv en torno al que giraban en esta ocasión los 40 Music Awards, una de las citas imprescindibles para los amantes de este arte, que volvieron a reunirse este viernes 8 de noviembre en el WiZink Center de Madrid. Almas venidas de todos los rincones de España, unidas para celebrar el éxito de artistas y grupos nacionales, así como el de estrellas internacionales que no quisieron perderse la cita. Y, por supuesto, con Tony Aguilar como maestro de ceremonias, acompañado por El Gallo y por Cristina Boscá. Tres de las voces más populares de la radio musical de nuestro país, que condujeron una gala en la que lo importante fue precisamente la música. 

En dicha gala no importaron los fallos técnicos, como el que amenazó con acabar con la actuación de Sofía Reyes y Anitta, ni siquiera importó quién se quizo finalmente con los premios. Podría apostarme cualquier cosa a que muchos de los que asistieron a la ceremonia no recuerdan quién se llevó el galardón a Mejor Álbum Nacional o el de Mejor Videoclip Internacional. Pero esto no es algo negativo, al menos desde mi perspectiva. Es la muestra de que el espectáculo y la propia música fueron más que suficientes y el verdadero motivo por el que miles de personas acudieron al WiZink Center en esa fría tarde-noche de noviembre. 

Con un inmejorable pistoletazo de salida, en forma de gran actuación de los Jonas Brothers, los temazos y los éxitos mundiales se fueron sucediendo sobre el escenario, uniendo así géneros musicales que están arrasando en todo el planeta y que juntos suponen todo un sueño para los amantes de este arte. Desde Amaral con su ‘Mares igual que tú’ hasta Don Patricio ‘Contando lunares’, pasando por Mabel con ‘Don’t Call Me Up’ y Nicky Jam con algunos de sus últimos grandes hits. Un espectáculo completo, del que disfrutaron pequeños y mayores. 

Jonas Brothers
Foto: Ana Márkez

Desde la grada, las actuaciones que más se disfrutaron fueron las de Don Patricio, Becky G, Lola Indigo, Aitana, Nicky Jam y Jonas Brothers, sin restar ni mucho menos importancia a otras que sorprendieron por su significado, como las de Rayden y Sara Socas, por su potencia, como la de Rosalía, o por su emoción, como la de Vanesa Martín. En las cuatro horas que duró la gala, no hubo ni un solo hueco para el aburrimiento o el cansancio, todo fue felicidad y disfrute. 

Por eso los premios fueron lo de menos. Lo que importó fueron las grandes actuaciones de todos esos artistas que pisaron el escenario y entregaron su talento y su energía al público. La fiesta que se organizó en el centro de Madrid, de la que también disfrutaron otros cantantes como Blas Cantó, Agoney o Alba Reche, actor y actrices, como Álvaro Rico o Ester Expósito, y deportistas, modelos y demás personalidades. Incluso Boris Izaguirre y Tamara Falcó bailaron al ritmo de ‘Lola Bunny’. ¿Cómo no hacerlo?

Alba Reche
Foto: Ana Márkez

Con el cierre de la gala, a cargo de la siempre poderosa Rosalía, comienza una nueva cuenta atrás. Un nuevo año de preparaciones para llegar a los 40 Music Awards 2020 con actuaciones únicas, sorpresas -¡socorro! casi me olvido de mencionar la increíble actuación de Pablo Alborán y Ava Max- y un espectáculo que es todo un regalo para los amantes de la música. Ya estoy deseando que llegue. 

Fotos alfombra roja 40 Music Awards

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Lo que no se ve detrás de la locura de ‘Ventajas de viajar en tren’

Previous article

Crítica de ‘Dublin Murders’: mucho más de lo que imaginas

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *