0
5.5

El asesino de los caprichos

Lo Mejor
  • La idea de la que parte la película
  • Las actuaciones de Maribel Verdú y Aura Garrido
  • El peso de los personajes femeninos
Lo Peor
  • Demasiado previsible
  • Pretenciosa
  • Giros sin sentido
  • Final anticlímax

Recientemente tuve la oportunidad de ver ‘El asesino de los caprichos’, la película dirigida por Gerardo Herrero que tiene como protagonistas a Maribel Verdú y a Aura Garrido, dos flamantes actrices que brillan por sí solas en dicho film. Escrita por la guionista Ángela Armero, este thriller policíaco puede presumir de tener una idea base muy buena. O al menos a mí me lo parece, ya que las historias en las que hay un asesino que se nutre o se inspira en artistas es algo que me atrae con facilidad. Tal y como me ocurrió con la ficción televisiva ‘The Following’ y ese líder obsesionado con Edgar Allan Poe.

Respecto a la trama de la película, se basa en la investigación conjunta de dos policías que se enfrentan a un asesino en serie que tan solo acaba con la vida de personas adineradas para después replicar con sus cuerpos los Caprichos de Goya. De esta manera, podría decir que, junto a las actuaciones de Verdú y Garrido, lo que más destaca de ‘El asesino de los caprichos’ es dicho planteamiento.

Y es que hay ciertos aspectos que consiguen alejar al espectador de la película, y uno de ellos es la cantidad de estereotipos que es posible ver durante la trama. Sin ir muy lejos, la construcción de los personajes de Maribel Verdú y Aura Ruiz no me resulta muy elaborada a pesar de la lucidez de sus actuaciones. Policía mala y policía buena que no se soportan en un principio pero que al final aprenden a llevarse bien entre ellas, es decir, algo bastante predecible como prácticamente todo el film a excepción de su final.

Algo que sí he apreciado en ‘El asesino de los caprichos’ es el hecho de que las dos protagonistas principales sean mujeres que hayan adaptado los roles típicos de poli malo y poli bueno que estamos acostumbrados a ver en personajes masculinos. Además, el personaje encarnado por Maribel Verdú tiene unos comportamientos muy liberadores y una personalidad fuerte que se mezclan con una vulnerabilidad que consigue que el público empatice con ella y sus sentimientos y contradicciones.

A pesar de esto, el desarrollo de la película es bastante pretencioso y en mi opinión mal ejecutado ya que como he mencionado antes nos encontramos con una idea excepcional que podría haberse convertido en un thriller policíaco de muy buena calidad. Y el final, totalmente anticlímax, no satisface al espectador tal y como gustaría ya que la trama se resuelve de una forma muy atropellada. En definitiva, ‘El asesino de los caprichos’ es entretenida y tiene picos de intriga y angustia aunque teniendo en cuenta el potencial de la idea es una pena el resultado.

Capítulo 30 de ‘Estoy Vivo’: No hay peor ciego que el que no quiere ver

Previous article

5 series imprescindibles que puedes ver en Movistar

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Cine