Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica de ‘Los asesinatos del Valhalla’: a medio gas

0

Siempre es un placer disfrutar de los productos audiovisuales que llegan desde el norte de Europa. Por su calidad, por el cuidado de todos los detalles y por esa estética maravillosa de la que no gozamos en nuestras ficciones nacionales -por razones obvias-. Productos que suelen estar marcados por una paleta fría que traspasa a los colores y que entra de lleno en las historias, mucho más oscuras que sus primas del sur y con una complejidad que en ocasiones las aleja un poco del espectador amateur. Esto es lo que esperaba encontrarme en ‘Los asesinatos del Valhalla’, serie islandesa que aterrizó en Netflix hace poco más de una semana y cuya trama principal gira en torno a la investigación de unos atroces crímenes relacionados con un antiguo orfanato. 

Las expectativas nunca son buenas, sobre todo sin son muy altas, y en este caso me jugaron una mala pasada. Imagino que esperaba encontrarme un producto diferente, aunque manteniendo la esencia de las ficciones nórdicas. Y, pese a que esto último permanece intacto, la trama principal se queda a medio gas. Ya la premisa de la que parte nos suena, nos resulta conocida, y todo lo que vamos encontrando a partir de su planteamiento también. Estamos ante un thriller policiaco típico, en el que si bien hay varios giros de guión, ninguno termina de sorprender al espectador entrenado, que será capaz de adelantarse incluso a los propios investigadores. 

Pero ‘Los asesinatos del Valhalla’ no es una mala serie, simplemente es una serie predecible que se ha acogido a un esquema ya conocido y que continúa funcionando. De hecho, la ficción se encuentra entre las más vistas de la plataforma en esta última semana. Y no es de extrañar. Se trata de un producto que atrapa con facilidad y que además desprende una calidad visual que funciona como una especie de imán. Incluso en los primeros capítulos, en los que una parte de mí me pedía abandonar, no pude evitar seguir mirando a la pantalla y disfrutando de ese espectáculo para los sentidos que siempre es la ficción nórdica. Hasta que, como no podía ser de otra manera, terminé totalmente metida en una investigación que hice mía. 

Lo que la salva

Partiendo de la base de que no ha sido mi serie favorita del año, ni será la que más recomiende, hay un conjunto de aspectos que, más allá de ese componente adictivo que siempre tiene el thriller, salvan a ‘Los asesinatos del Valhalla’. El primero es la ya mencionada -hasta la saciedad- estética y el estilo narrativo y visual que presenta y que se corresponde al de la tan admirada ficción nórdica. Junto a ella, el segundo gran punto fuerte de la serie lo encuentro en Arnar, el policía que llega desde Noruega para ayudar en la investigación. 

Curiosamente, este personaje es uno de esos elementos típicos del thriller que comentaba anteriormente, pero funciona. Aunque en un principio, precisamente porque ya ‘le conocemos’, pueda generarnos algo de rechazo, según vamos sabiendo y viendo más de él, el rechazo desaparece y da paso a una enorme empatía y casi a un embelesamiento de esos que a veces surgen con una pantalla de por medio. Arnar es, como adivinamos en nuestro primer contacto, un personaje atormentado, con un mundo interior complejo y con muchos fantasmas. Pero un hombre bueno, comprometido con su trabajo y que sólo necesita amor, aunque ya ni siquiera lo busca. 

De su mano, llega el tercer elemento que, desde mi punto de vista, salva a la serie. Pese a que sabemos en todo momento que Arnar tiene un pasado duro y un presente no menos oscuro, no nos dan esta información masticada. No hay flashbacks explicativos y tan solo aparecen pinceladas de aquello que le acosa por las noches y en soledad. Es el espectador el que tiene que ir componiendo el puzzle, a la vez que resuelve un crimen que, ahí sí, cae en lo típico. Es esta construcción del pasado y del interior de Arnar lo que más me ha atrapado de la ficción y lo que ha hecho que el personaje termine siendo irresistible para mí. Tanto que, ahora que la he terminado, no me importaría tener una nueva oportunidad de conocerle más a fondo. 

'Los asesinatos del Valhalla'

6

Lo Mejor
  • Estética nórdica
  • Arnar
  • No todo está masticado
Lo Peor
  • Predecible
  • No se atreve a romper con lo ya conocido
  • Inicio algo lento, en el que cuesta entrar
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Valerio (‘Élite’), el personaje que nos ganó a todos

Previous article

‘El Hoyo’: un thriller ingenioso e inteligente

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up